De los 36 millones que llegaron por el Fondo Educativo en 2015, se usaron solo 13

Iparraguirre fue consultado sobre la reunión mantenida junto a Mario Civalleri, Roberto Guadagna y algunos consejeros escolares donde se habló del uso del presupuesto destinado a educación. Cabe señalar que el encuentro se dio porque los consejeros escolares del Frente para la Victoria, en el mes de marzo, solicitaron una reunión y hace algunos días atrás los concejales del mismo espacio político elevaron al Ejecutivo un pedido de informes sobre la subejecución del Fondo de Financiamiento Educativo del ejercicio 2015.

El concejal indicó que “fue una reunión muy interesante y muy participativa. En la rendición de cuentas del año pasado aparecen 23 millones de subejecución del Fondo de Financiamiento Educativo. Estamos hablando de un fondo que el año pasado fue de 36 millones y que 23 millones no fueron utilizados”.

Señaló que “las explicaciones que nos dieron rondan en las dificultades que encuentra la gestión a la hora de hacer un uso, es decir los procesos licitatorios, el seguimiento de las obras que la Dirección Provincial de Infraestructura, dependiente de la Dirección General de Escuelas de la Provincia, porque tiene solo dos inspectores para Tandil y no dan abasto. Es cierto que hay una enorme ineficiencia y grandes dificultades para llevar a cabo cada proceso de contratación de obra”.

Agregó que “nosotros hablamos de la presentación de un proyecto de ordenanza para crear una unidad ejecutora, que el Municipio contrate dos arquitectos para que puedan hacer el seguimiento de las obras y que no haya atrasos”.

Plazo fijo

Al ser consultado sobre qué se hace con estos 23 millones que no se usaron, expresó que “luego de recibir la confirmación que no se había utilizado esa cantidad de dinero para otra cosa, nos enteramos que están en un plazo fijo rindiendo intereses, por lo cual con la tasa del 28 por ciento para fin de año vamos a estar en los 29 millones de pesos. Si lo sumamos a los casi 50 millones que va a recibir Tandil este año, que los está recibiendo y para agosto-septiembre se estaría superando esa cifra, estaríamos hablando de casi 80 millones de pesos”.

Remarcó que “si hay algo que está sobrando en Tandil, en este contexto que no sobra nada por ningún lado, son fondos para utilizar en las necesidades del fondo educativo. El problema es que venimos arrastrando subejecución, es decir hay una incapacidad de la gestión para utilizar esos fondos. No pudieron gastar ni siquiera la mitad de lo proveniente del año pasado”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario