Del Potro, en una nueva etapa con Tony Godsick

Así lo publicó ayer Infobae, en un artículo que destaca el objetivo del tandilense de potenciar la faceta comercial de su carrera, algo en lo que el ex vicepresidente de la agencia IMG es experto: llevó al suizo a ganar 71 millones de dólares anuales sólo por la explotación de su imagen.

De acuerdo a la misma fuente, en septiembre último y luego de su temprana eliminación en segunda ronda del US Open, Del Potro cortó su vínculo de trece años con el italiano Hugo Colombini, quien supo trabajar con Paola Suárez y en la actualidad lo hace con Andy Murray.

Godsick, su nuevo representante, fue quien hizo de Federer un emblema mundial del deporte. Trabajó primero en la inserción del suizo en el mercado de Norteamérica y junto a quien fuera su ex entrenador, Paul Annacone, trabajó con el mejor tenista de la historia, quien estuvo 302 semanas como número uno del mundo.

Cuando Federer ganó su primer Grand Slam (Wimbledon 2003) tenía sólo dos patrocinadores: Nike y Wilson. Desde que comenzó a trabajar con Godsick sumó la marca de relojes Maurice Lacroix, luego reemplazada por Rolex, Gillette (fabricante de accesorios para afeitar), Jura (máquinas de café), Mercedes (automotriz), Lindt (chocolates suizos), Moët & Chandon (champagne francés) y Credit Suisse (compañía de servicios financieros). Su contrato con Nike fue en su momento el más suculento que cualquier tenista haya firmado, con ganancias por unos 10 millones de dólares al año.

Del Potro acordó su relación laboral con Godsick, quien diseñará ahora un plan para insertar al argentino en los potentes mercados de Asia, Europa y Estados Unidos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario