Delincuentes burlan sistema de seguridad y perpetran un cuantioso robo

Un importante robo ocurrió en las últimas horas en el estudio contable ubicado en calle Pinto 837, donde desempeñan funciones los contadores Fasael Landaburu, Gloria Vannoni, Pedro Málaga y Juan Rodríguez Burgués.

Del hecho no hay una referencia exacta de cuándo podría haber ocurrido, dado que el sistema de alarma que el lugar posee, con monitoreo, jamás reportó durante todo el fin de semana que se haya registrado ingreso alguno. A esto hay que sumarle que los delincuentes transitaron por las distintas dependencias, en sectores donde están colocados y funcionando sensores de movimientos.

Ayer, al iniciar el personal de limpieza su tarea semanal, desactivaron la alarma en cuestión como hacen todos los días, y se encontraron con el desolador panorama del traslado de una caja fuerte de 1,50 metros, que pesa alrededor de 300 kilos, de una oficina, al interior de un baño.

Tras avisar a los profesionales que trabajan en el lugar, se anotició a la policía, haciéndose presentes en la mencionada dirección efectivos de la DDI local y de Policía Científica para levantar huellas que permitan descifrar quiénes cometieron este robo.

 

El hecho

 

Pasada las 10 de la mañana del sábado 12, según el informe de la empresa Nikro, se registró el último movimiento dentro del estudio contable. El nuevo registro, según figura en planilla oficial, se da en la jornada de ayer, a las 7.58, momento en que la persona encargada de la limpieza ingresó al lugar.

Entre el sábado y el lunes ocurrió el cuantioso robo. Los delincuentes llegaron al interior del domicilio de la calle Pinto al 800 por intermedio de una claraboya pequeña de un baño. Una vez dentro de la dependencia, con total libertad, se trasladaron hasta una oficina donde se encontraba la caja fuerte detallada en párrafos anteriores. La movieron hasta ingresarla al baño, donde con elementos que disponían la forzaron para perpetrar el robo.

Los delincuentes se alzaron con un cuantioso botín conformado por dinero y cheques de clientes, chequeras, dólares, euros y joyas que se guardaban en el interior. Los cheques fueron inmediatamente denunciados, pero al desconocerse en qué momento ocurrió el robo aún no hay confirmación si los delincuentes lo pudieron ingresar en alguna transacción que hayan realizado.

Impotencia e indignación

Pedro Málaga, uno de los contadores que trabaja en el lugar, narró a El Eco de Tandil con mucha impotencia lo acontecido. Dijo que “parece un robo sencillo pero no lo es. Los delincuentes ingresaron por una claraboya chica que hay en el baño, utilizaron una escalera, muy pesada, que estaba en el techo y la dejaron. Rompieron, bajaron y se fueron directamente hasta la oficina en donde estaba la caja de seguridad”.

Manifestó que “lo que más nos llama la atención es que la alarma no detectó ningún tipo de movimiento estando activada. En el reporte que nos dieron de Nikro figura el último que la activó cuando se fue el sábado y el ingreso del día lunes. En el momento que acá estaban robando no hubo ningún aviso a la central. Hay una franja de un día y medio sin saber que pasó, por lo que no podemos precisar en qué momento pudo haber ocurrido el hecho”.

Sobre el robo en sí expresó que “es cuantioso, había todo lo que puede haber en una caja fuerte: dinero de clientes, cheques, dólares y joyas personales de Olga Vannoni. Hicimos la denuncia en la comisaría Primera, estuvo la policía científica tomando huellas, pero fue poco lo encontrado porque limpiaron el lugar. Aparentemente no dejaron ningún registro, es más, apoyaron toallas y no había ni pisadas”.

La bronca con la empresa de alarmas por parte de los damnificados era total. “Se movieron abajo del sensor, sacaron la caja fuerte de una oficina, la llevaron al baño y ahí con una especie de taladro le hicieron saltar la cerradura. No dejaron ninguna herramienta, sólo la escalera en el techo. Escaparon por el mismo lugar por donde ingresaron, pero antes de irse trabaron la puerta del baño desde adentro”.

Los delincuentes no desordenaron nada del resto de las dependencias, y como si hubieran tenido un dato certero fueron directamente a la caja fuerte para apoderarse de todo lo que había en su interior.

 

Nikro

Ayer fue un día en el que desde el estudio mantuvieron distintos encuentros con la empresa de alarmas debido al robo ocurrido, que nunca se reportó. “Los de la alarma no hicieron la prueba técnica porque estaba trabajando la Policía Científica y no se podía tocar nada. Pero se puede comprobar que funcionaba porque cuando uno hace un movimiento el sensor te capta y además se marca en el tablero” manifestó Málaga.

También expresó que “hablamos con el jefe técnico, nos dijo que ellos se iban a encargar mañana (por hoy) de venir para hacer las pruebas. Evidentemente el sistema que tenemos en la actualidad fue vulnerado, aunque no saben de qué manera. Los delincuentes pudieron entrar sin que el sistema de alarma los detecte, eso está claro, y además línea telefónica seguimos teniendo”.

Aseveró que “nos sentimos indignados porque acá con las medidas de seguridad que tenemos, los delincuentes trabajaron con un tranquilidad absoluta moviendo una caja fuerte que pesa más de 300 kilos”.

Por último dijo que “desde Nikro se comprometieron a cambiar el sistema, lo que no sé si nosotros vamos a seguir teniendo a esta empresa. Esto será evaluado con el abogado”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario