Delincuentes robaron armas de colección y otros bienes de una casa, en Alberdi al 1400

Una vivienda ubicada en calle Alberdi 1435 resultó blanco de la delincuencia entre el sábado y el jueves pasados, cuando sus moradores se encontraban de viaje. Tras forzar una ventana de la cocina, delincuentes lograron ingresar al interior y alzarse con seis armas de colección, de distinto calibre, y elementos electrónicos. Alejandro Cantero, el damnificado, criticó que la policía no difunda los robos que se registran en la ciudad.
En diálogo con El Eco de Tandil, relató que el hecho ocurrió mientras él y su señora se encontraba en Buenos Aires. “Nos fuimos el sábado y regresamos el jueves y fue ahí cuando nos enteramos por todo el bochinche que habían hecho”, se lamentó.
Contó que él es coleccionista y que los malvivientes se alzaron con seis armas de su propiedad, entre ellas, precisó que había “un pistolón con 24 cartuchos. Armas de uso civil, de calibre 22, y dos que eran herencia que las di en la policía. Había otras que no se llevaron porque son grandes. Se llevaron también periféricos de nuestra computadora. Tonterías en sí porque se ve que eran dos chicos”.
Remarcó que “actuaron con guantes de cirugía, no había huellas. Ya cuando vinieron los peritos les había dicho que para mí no habían dejado huellas porque el deslizamiento que había en la ventana de la cocina, se veía que era de un guante; y no de un dedo”.

El aporte de
los vecinos

Relató que sus vecinos le dijeron que “una moto estacionó acá y que estuvieron dos pibes que pasaron dos veces por la vereda. Como sabemos que los menores acá son inimputables, sabemos que muy probablemente hayan sido menores. Además, por las cosas que se llevaron. Se llevaron un control remoto para discapacitados”.
Describió que los delincuentes se movieron por la cocina y la habitación solamente, en donde se encontraban las armas de colección.

La publicidad
de los hechos

El damnificado radicó rápidamente la denuncia policial en la Seccional Segunda de la ciudad y si bien destacó que la respuesta fue “bastante rápida”, admitió que no ve que haya una solución ante la ola de inseguridad. “Dios quiera que sí, pero con esto de que los menores son inimputables, no sé”, lanzó.
Y por otro lado, también confesó que le duele mucho saber que hay robos en Tandil y que no se dan a publicidad. Manifestó que ello es un “manifiesto” de que se piensa en una ciudad “luz de Buenos Aires; y no es así”.

“Si no denunciamos,
esto no va a parar”

En ese sentido, Cantero subrayó que la realidad hoy cambió y ya no es la de antes. “En Tandil hay mucha gente que es amiga de lo ajeno y utiliza a menores para que roben porque marcan las casas, hacen sus tareas de reconocimiento, usan guantes y esto significa que no son improvisados, sino que alguien los manda”, sostuvo.
Por lo tanto, consideró que es muy importante que todos los damnificados salgan a denunciar lo que les pasó a través de los medios porque “en algún momento lo que está pasando se puede convertir en lo que era antes, un cowboy: `Entrás y te mato´, y no tiene que ser así”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario