Desde Trabajo anticipan inspecciones ?constantes, esporádicas y sorpresivas?

Según indicó, todos estos datos han sido cargados en una base de datos, de modo tal que “vamos a tener un padrón actualizado, y la verdad es que la realidad de lo que era antes de suscitarse este tema y a partir del 1 de agosto es sustancialmente distinta”, dijo.
Es que aseguró que “por primera vez hay que tener en cuenta que no había un solo trabajador de la actividad registrado y ahora no me atrevería a decir porcentaje, pero sí que la mayoría están registrados”.
En el caso de los taxis, en tanto, explicó que “el plazo les vence el 15 de agosto, de modo que a partir de allí deberán tener regularizada a la gente y haremos distintos operativos de inspección para poder controlar todo esto”.

Las multas
Tras agradecer a los medios de comunicación “por la difusión que han dado a todo este tema porque han ayudado a encauzar esta situación que empezó como un conflicto y que ahora está finalizando con la conciencia de todos empleadores de que deben cumplir con la ley”, Schuster se refirió a las multas que deberán pagar aquellos empleadores que se rehúsen a blanquear a sus choferes.
En tal sentido, les advirtió que “el riesgo es realmente muy grande, están llegando las multas de las primeras inspecciones que hicimos y algunas equivalen al valor de un vehículo”.
En consecuencia, consideró que “lo que se está arriesgando es demasiado para eludir la regularización de un trabajador, si bien en la ecuación económica del negocio es un número importante, no es imposible de pagarlo y por otra parte las multas son realmente muy importantes”.
Respecto a lo que había denunciado Luis Larsen en El Eco Multimedios en torno al blanqueo de sólo media jornada de algunos trabajadores, el funcionario nacional aclaró que “el registro corresponde por el tiempo real de prestación, después quedará en manos -sobre todo del Ministerio de Trabajo de Provincia que es el que tiene esa competencia respecto de la jornada- chequear que la registración efectuada sea la real”.
Las inspecciones
Fuera de ello, Schuster consideró relevante “el primer paso que se ha dado que es la registración, lo otro ya es sintonía fina. De modo que lo más importante es que se haya creado la conciencia de que estén registrados”.
Anticipó que “nosotros vamos a hacer inspecciones pero no es que van a ser megaoperativos porque todos sabemos que cuando se hace una inspección inmediatamente todos saben y se comunican sabiendo que están los inspectores fiscalizando, entonces esto se diluye”.
Por ello, anticipó que “vamos a hacer inspecciones en forma constante, esporádicas y sorpresivas, es decir, saldremos un ratito a inspeccionar, iremos en distintas horas, de modo tal de poder realmente hacer un operativo de fiscalización que nos sirva”.
“El éxito del
cometido”
Por último, el titular de la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo de la Nación manifestó su satisfacción por “el éxito del cometido”, y anticipó que “así como pasó esto con la actividad de taxis y remises, también vamos a encarar las distintas actividades. No salimos a recaudar ni salimos a aplicar multas, sino a convencer de las bondades de estar dentro del marco legal, y creo que nos dio más resultado que cualquier otro método”.
Y aclaró que “Tandil no ha sido una isla, la realidad que se vivía en Tandil desde hace 25 años se está viviendo en otras ciudades de la provincia de Buenos Aires, y nosotros –en la regional a mi cargo que involucra casi toda la provincia de Buenos Aires y La Pampa- ya todos los delegados tienen nuestra instrucción en avanzar en este sentido” u
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario