Diputados debatirá la Ley Antitabaco y Tandil podría tener que adecuarse a la nueva normativa

Esta semana, legisladores que integran la Comisión de Salud y su par de Prevención de las Adicciones de Diputados bonaerenses, mantuvieron un encuentro con pares del Congreso Nacional, que también preparan un proyecto de ley antitabaco.
Hasta el momento, el proyecto de ley provincial cuenta con media sanción del Senado y habilita a establecer lugares para fumadores, cuestión que la Cámara baja mostró voluntad de rever en pos de generar espacios ciento por ciento libres de humo.
Los legisladores que trabajan en las modificaciones están encabezados por Juan De Jesús (FPV) y Sebastián Cinquerrui (Coalición Cívica). La intención sería fijar un criterio que homologue la normativa a nivel nacional.
En este sentido, el ex ministro de Salud de Santa Fe y titular de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados Nacional, Juan Silvestre Begnis, explicó que ?la ley nacional homogeneizaría para todos los argentinos el mismo derecho y así lo estamos planteando, para que no haya diferencias entre las provincias?. Por lo tanto, la iniciativa bonaerense, que aún está siendo estudiada en la Cámara baja, volvería con modificaciones al Senado, donde fue aprobada sobre tablas sin pasar por la Comisión de Salud para su análisis.
?El humo del tabaco afecta gravemente la salud, por lo que los estados deben actuar en consecuencia?, dijo De Jesús. Por eso, la ley incorporaría ?la cobertura por parte de las obras sociales de los tratamientos médicos para dejar de fumar?.
Según explicó el médico ?los tratamientos de desintoxicación consisten en calmar la ansiedad y depresión por el acostumbramiento al cigarrillo a través de medicamentos antidepresivos?.
Este tipo de leyes ya rigen en varias provincias argentinas como Mendoza, Santa Fe, Tucumán, Neuquén y Córdoba, además de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mar del Plata, Bahía Blanca y Tandil. Según Begnis, ?hoy 14 millones de argentinos tienen ley de control del hábito de fumar?.
El diputado nacional agregó que ?si la provincia de Buenos Aires hace la ley con lugares ciento por ciento libres de humo, con la prohibición de venta a adolescentes y de publicidad para que no haya nuevos fumadores, estaríamos hablando de 28 millones de personas que en el país tendrían Ley Antitabaco?.
Otro aspecto que consideró el legislador De Jesús fue que  ?sólo el 15 por ciento de la producción (de tabaco) se destina al consumo interno?. Y que ?mientras se recauda 4.500 millones de pesos por la exportación, el país gasta 7.000 millones por las consecuencias que genera el consumo de cigarrillos?.
El proyecto de ley actualmente está en la Comisión de Adicciones de la Cámara baja y pasará por las de Salud, Producción y Comercio, y Asuntos Constitucionales. 

Tandil sufriría
modificaciones

De avanzar la legislación en espacios ciento por ciento libres de humo, Tandil y otros distritos ?como Mar del Plata- deberían adaptarse a la norma provincial, ante la imposibilidad de realizar divisiones en bares y restaurantes.
No ocurre lo mismo en ciudades como Bahía Blanca o Berazategui, cuyas ordenanzas son similares a la ley provincial que se intenta impulsar, es decir, no permiten áreas para fumar.
Una vez más el doctor Juan Carlos Giménez, autor de la ordenanza antitabaco que rige desde marzo de 2007 en esta ciudad, afirmó que ?cuando existe una ordenanza y se sanciona una ley provincial que legisla en el mismo sentido pero es superadora en cuanto a los objetivos y resultados esperados, la ordenanza local debe modificarse y adecuarse a la norma superior?.
El ex concejal del Frente para la Victoria aseguró que estaba al tanto del proyecto debido a que hace poco tiempo viajó a Capital Federal para adherir e integrar la organización Aliar (Alianza Libre de Humo de Argentina), que tiene como función asesorar a todas las ciudades acerca de la implementación de este tipo de normativas para combatir el hábito de fumar.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario