Distinguieron a Liliana Cagnoli como Mujer Empresaria Argentina

Ayer por la tarde, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) premió a la tandilense Liliana Cagnoli como Mujer Empresaria del año 2016.

“Es un orgullo anunciar que Liliana Cagnoli de la firma Cagnoli, y ganadora de la terna responsabilidad social corporativa del premio Mujer Empresaria Bonaerense 2016 de FEBA, fue ganadora del reconocimiento de Mujer Empresaria organizado por CAME, en el marco de la conmemoración del Día de la Mujer”, anunciaron desde las redes sociales.

El camino comenzó en noviembre del año pasado cuando la Cámara Empresaria de Tandil propuso a sus candidatas en distintas categorías en el marco del Premio Empresaria Bonaerense 2016 de la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires.

En ese caso Cagnoli fue elegida en el rubro responsabilidad social corporativa, que premia a empresarias que en el último año se dedicaron a mejorar el medioambiente laboral, capacitando personal o bien generando acciones para la mejora del espacio de trabajo.

Días después se concretó la entrega del premio Mujer Empresaria Bonaerense en la Casa de la Mujer de la Provincia de Buenos Aires. Tandil llegó con tres finalistas y nuevamente la representante local se impuso en la categoría citada.

Ayer, en las instalaciones del CAME cerró una etapa al recibir el premio en el marco de la conmemoración por el Día Internacional de la Mujer.

“Algo debe valer
el trabajo hecho”

En diálogo con el ciclo televisivo Eco Noticias (EcoTV) Cagnoli expresó su alegría por el reconocimiento, el que compartió con toda su familia y la comunidad de Tandil. “Estoy muy orgullosa de mi ciudad y considero que este premio tiene que ver con todas las personas con las que me vinculo y trabajo en equipo”, valoró.

Recordó que el proceso comenzó el año cuando la Cámara Empresaria la premió en el área de responsabilidad social empresaria y luego la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA) armó una terna para competir en la instancia nacional. “Y ahí salí y gané”, dijo con especial alegría sobre una situación que aún le resulta difícil entender. “Evidentemente algo debe valer el trabajo que vengo haciendo, pero me cuesta caer”, confesó.

El reconocimiento la encuentra en una etapa de crecimiento profesional muy importante, luego de un 2016 de “muchísimo trabajo, muy intenso”. Y lo recibió “con gran felicidad” y en honor a su abuela que falleció el año pasado.

“Es un momento en el que tengo muchísimas ganas de disfrutar porque muchas veces uno hace y hace y no se permite el espacio para saborear esto”, enfatizó. Por eso “tengo muchas ganas de disfrutarlo y de seguir haciendo, pero sin pasarme de vuelta”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario