Docentes universitarios finalizaron el paro de 72 horas con un alto acatamiento en la ciudad

Los docentes universitarios de Tandil nucleados en Adunce finalizaron ayer el paro de 72 horas convocado a nivel nacional por la Conadu Histórica en el marco del plan de lucha que mantienen con el Gobierno nacional por una recomposición salarial. La medida de fuerza, que fue acompañada con distintas actividades, obtuvo un alto acatamiento en la ciudad.

La continuidad de la protesta se definirá hoy en el Plenario de Secretarios Generales que se llevará adelante para analizar la evolución de la discusión paritaria y los pasos a seguir.

Hasta el momento, se desarrollaron cuatro reuniones con autoridades del Ministerio de Educación de la Nación. En la última, el Gobierno cambió su propuesta original de incrementos salariales mensuales en función del índice inflacionario del Indec por una oferta del 18 por ciento distribuido en cuatro cuotas de 4,5 cada una. Las mismas se cobrarían el 1 de abril, 1 de julio, 1 de octubre y la última el 1 de enero de 2018.

La Nación mantuvo además el incremento del 2 por ciento a cobrar en diciembre, correspondiente al programa de jerarquización del Convenio Colectivo de Trabajo.

La Conadu Histórica y el conjunto de los gremios presentes rechazaron unánimemente la propuesta por insuficiente porque fundamentaron que “se continúa sin reconocer la pérdida salarial del año 2016 y por el incumplimiento del acta suscrita el 19 de mayo de 2016, incluyendo la deuda por garantía salarial desde septiembre de 2016”.

Las actividades
en Tandil

En el plano local, en el marco del último día de paro, el secretario gremial de Adunce, Pablo Molina, resaltó el importante acatamiento que obtuvo el paro en la ciudad y detalló las principales razones del conflicto.

En diálogo con El Eco de Tandil, el dirigente gremial contó que vivieron una semana intensa con distintas actividades que incluyeron la distribución de folletos en pos de visibilizar el reclamo del sector y reuniones entre los compañeros de algunas facultades.

Explicó que “la idea era cerrar hoy (por ayer jueves) con una carpa armada acá, en Pinto y Chacabuco, con algunas clases públicas, al mediodía tendremos una olla popular y a las 14 cerraremos con una asamblea”.

Los puntos
del reclamo

En cuanto al reclamo que llevan adelante, señaló que “si bien la cara visible siempre termina siendo la cuestión salarial, en realidad hay otros puntos que tienen que ver con los cursos de capacitación docente y la mejora del presupuesto universitario. Si bien el reclamo salarial es legítimo, son varios los aspectos que se tienen en cuenta en la paritaria”.

Confirmó que están pidiendo un 35 por ciento de incremento salarial y ratificó que ya mantuvieron cuatro mesas de negociación con autoridades del Ministerio de Educación de la Nación, con quienes aún no se ha logrado un acuerdo.

Hasta el momento, detalló que “el ofrecimiento que han hecho es del 18 por ciento, repartido en cuatro cuotas de 4,5 por ciento, a tener en cuenta que la última que ofrecían era en enero de 2018, lo que fue ampliamente rechazado por todas las federaciones”.

Las próximas
acciones

Frente a la falta de acuerdo, confirmó entonces que continuarán con el plan de lucha y hoy definirán de qué manera hacerlo, en el marco del Plenario de Secretarios Generales que se llevará adelante.

Por lo pronto, resaltó que fue alto el acatamiento en Tandil a la medida de fuerza que finalizó ayer, aunque aclaró que “algunas facultades, por ejemplo la de Arte, creo que estaba atravesando una semana de finales o que justamente están en la previa al inicio de clases”.

Sin embargo, precisó que ayer los maternales estuvieron de paro y, tanto en la sede de Olavarría como en la de Azul, también hubo una alta adhesión e iban a desarrollar distintas actividades”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario