Ediles engañaron a la ex CCC para desactivar una protesta y sesionaron

Una situación lamentable se vivió durante gran parte de la mañana de ayer en el primer piso de la Municipalidad, cuando militantes del Movimiento Primero de Octubre -ex CCC- y la Asamblea de Vecinos de Villa Cordobita impidieron por más de tres horas el funcionamiento del Concejo Deliberante. En medio de las presiones, los presidentes de todos los bloques acordaron pasar a un cuarto intermedio por tiempo indefinido, engañaron a los manifestantes y retomaron la sesión pocos minutos después.

Sobre el final de las deliberaciones, aprobaron por unanimidad dos proyectos vinculados a la regularización de los terrenos de Villa Cordobita. En principio, solicitaron al Registro de la Propiedad Inmueble de la Provincia completar el informe de dominio sobre la chacra 182. Además, acompañaron otro pedido al Departamento Ejecutivo municipal para que habilite el pago de las tasas municipales a unos cuarenta vecinos que fueron censados y ocupan parcelas de la ex Tandilia, según certificó el organismo provincial.

Con acuerdo para tratar esas dos ordenanzas, la irrupción en el recinto causó malhumor entre los concejales que fueron obligados a esperar unas dos horas por el inicio de la sesión por un reclamo sobre el cual están trabajando desde diciembre de 2014. Además, cuestionaron que la Asamblea de Villa Cordobita sentara su protesta en la adhesión a la Ley de Acceso Justo al Hábitat, cambiando el eje inicial del reclamo para la regularización de esas tierras.

 

La movida

 

Desde temprano, los bombos y cánticos sonaron en el primer piso de la Municipalidad. El objetivo era boicotear la sesión. Unas cincuenta personas, entre ellos varios niños, coparon los pasillos con pancartas que decían “Asamblea de Villa Cordobita” y “Adhesión a la Ley de Acceso al Hábitat”.

Los manifestantes repartieron panfletos con los argumentos de la protesta, donde se dijeron “cansados de que se nos oculte información, cansados de esperar, y ahora que nos digan que sólo una parte está contemplada en la ordenanza de expropiación”.

Por eso, desde la Asamblea de Vecinos de Villa Cordobita reclamaron que “creemos que ya no alcanza con esa ordenanza, queremos que el Concejo Deliberante adhiera a la Ley de Acceso Justo al Hábitat y éste sea el marco legal, no sólo para expropiar la totalidad de los lotes, sino además para garantizar todos los servicios como gas, agua y cloacas en nuestro barrio”.

Los presidentes de los bloques intentaron persuadir a la dirigente Griselda Altamirano y le explicaron que hay dos proyectos en comisión para estudiar los detalles de la Ley de Hábitat, pero no depuso su actitud ni intentó calmar a las personas movilizadas.

Ya sin diálogo y en medio de una situación trabada, los vecinos coparon la barra del recinto y desplegaron sus banderas. Mientras tanto, los concejales departían alternativas en la oficina del presidente Juan Pablo Frolik.

 

Intento frustrado

 

Cerca de las 10.35, los legisladores se sentaron en sus bancas y el presidente leyó el decreto de convocatoria. Tras avanzar con la correspondencia, los militantes comenzaron a batir sus brazos contra los bombos. En un momento, una mujer pidió que pararan y lanzó: “Nos van a dar una respuesta”. Entonces, Frolik aprovechó el silencio para retomar el orden del día, pero el ruido era cada vez más ensordecedor.

Escasos minutos después, las bancadas votaron un cuarto intermedio y anunciaron que a la hora 24 se caería la sesión. Mientras los manifestantes liberaban el recinto y bajaban las escalares de la Municipalidad celebrando que habían truncado la sesión, los integrantes de todos los bloques acompañaron a Juan Pablo Frolik en una apresurada conferencia de prensa donde dieron sus argumentos.

Afuera, los empleados del Concejo echaron llave la puerta de acceso a la barra y apagaron las luces, simulando que todo había terminado. Sin embargo, a las 11.15 la sesión se reanudó con un clima de satisfacción entre los concejales, que antes se habían sentido rehenes de un grupo exigente e intransigente que intentó imponer su voluntad.

Expeditivos, recorrieron rápidamente los temas que debían tratar durante la mañana y sólo sobre el final hubo algunos cruces que ameritaron un nuevo cuarto intermedio, pero esta vez fue una mera anécdota.

 

“No pidieron dialogar en ningún momento”

 

En la conferencia de prensa y acompañado por los presidentes de todos los bloques, Juan Pablo Frolik les atribuyó la ruidosa protesta a Griselda Altamirano y Jorge Lezica. “Forman otra agrupación política y vienen a imponer, a través de una prepoteada, la sanción de una ordenanza que ya distintos bloques vienen trabajando”, dijo y mencionó que Pablo Bossio está estudiando la Ley de Hábitat y Carlos Mansilla en abril presentó otra propuesta en ese sentido.

“Entendemos que en el marco de ese tratamiento en el Concejo Deliberante, que está en las comisiones, vamos a resolver ese tema y no porque nos vengan a prepotear, tocándonos el bombo y haciéndonos saber a través de los medios o por panfletos que van a venir a impedir la sesión”, manifestó y anunció que el cuarto intermedio se prolongaría hasta que estuvieran dadas las condiciones.

Aclaró que los manifestantes “no pidieron dialogar en ningún momento, vinieron tocando el bombo y tirando panfletos. En ningún momento pidieron hablar con los presidentes de los bloques ni con el presidente del Concejo Deliberante. No se puede dialogar con quien no pide dialogar”.

En cuanto al camino recorrido para regularizar las tierras de Villa Cordobita, el Legislativo solicitó al Registro de la Propiedad la titularidad de dominio de todos los inmuebles de la chacra 182 y les respondió solamente cuáles pertenecían a Tandilia, pero nada informó sobre los dueños de los restantes.

Por eso, ayer votaron una nueva resolución dirigida a la dependencia provincial para que complete la información y otra para que las personas que están ocupando las parcelas, que ya cumplieron ese trámite, puedan empezar a pagar las tasas. Entre esas cuarenta familias censadas y habilitadas figura Jorge Lezica, ex líder de la CCC.

“Acá hay dos personas que se arrogan el derecho a permitirle a estas cuarenta familias que no lleguen a la regularización”, lamentó Frolik en referencia a la actitud adoptada ayer por Griselda Altamirano y Jorge Lezica en torno a la sesión.

 

Se extralimitaron

 

Por su parte, Pablo Bossio reivindicó el derecho a peticionar pero marcó que la asamblea “ya lo ha ejercido y eso permitió desarrollar todo este trabajo. Hace más de seis meses, en el marco de este Concejo, todos los bloques hemos venido a trabajando en el desarrollo de un censo y de un esquema y una estrategia de regularización dominial frente a una demanda que consideramos que es legítima y que  tiene que ver con el acceso a la vivienda”.

Evaluó que la manifestación “no se condice con el trabajo que hemos venido desarrollando, ni con el ejercicio pleno” del derecho a peticionar porque “también hay ciudadanos que están reclamando que se aprueben otras cuestiones y tenemos que ponernos también en la piel y en los zapatos de quienes están esperando que como Concejo funcionemos y aprobemos ordenanzas y resoluciones que beneficien a nuestra ciudad”.

Con respecto a la Ley de Hábitat, adelantó que su bloque coincide en que no es necesaria una adhesión pero sí aplicarla, como ocurre con todas las normas provinciales. Por último, expresó que le compete al Ejecutivo municipal gestionar la puesta en marcha de algunos capítulos de esa ley.

 

Un homenaje a Piero Montaruli

 

A pedido de Beatriz Fernández (FR), el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad un nuevo nombre para el espacio público ubicado en Rodríguez y San Martín, que se llamará Plazoleta del Sol Piero Montaruli.

El artista tandilense, que falleció el último sábado de manera repentina, solía pasar buenos momentos en esa plaza seca delimitada por los juzgados civiles y comerciales y el local de Telefónica. Por ese motivo, Pascual Pina solicitó un reconocimiento que permita inmortalizar al querido Piero Montaruli y rápidamente encontró eco en los ediles.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario