El blooper de la noche

Corría el segundo tiempo del juego entre Independiente y Ciudad y se suscitó una situación curiosa en el rectángulo.
Fabio Alaniz, uno de los jueces, trastabilló y perdió la vertical, cayendo junto a la mesa de control. A escasos centímetros, Carlos Zulberti observaba compenetradamente las acciones en el aro que da a calle Richieri.
Al retroceder dos pasos, el entrenador rojinegro no se percató de la presencia de Alaniz, y también cayó sobre el flotante del Duggan Martignoni.
Fue la apostilla saliente en la noche del viernes.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario