El Bloque Justicialista está preocupado por el aumento de los chicos en hogares convivenciales

El Bloque Justicialista presentó un pedido de informes al Departamento Ejecutivo para obtener datos sobre la situación de los hogares convivenciales, los programas y las medidas de abrigo que se disponen en Tandil. La preocupación nació de las inquietudes que le transmitieron referentes de instituciones que trabajan en el marco de la Ley de Promoción y Protección de los Derechos de Niños/as y Adolescentes.

El proyecto de comunicación tomó estado legislativo en la última sesión de agosto, se trató en la Comisión de Desarrollo Social y Salud y se derivó al Ejecutivo. Los concejales de la bancada opositora aguardan que en un plazo de 30 días -tal como lo establece una ordenanza- les remitan las respuestas.

El objetivo es contar con información certera para evaluar “si deben implementarse o profundizarse algunas políticas de gobierno”, indicó el edil Pablo Bossio y explicó que deberán responder la Secretaría de Desarrollo Social, la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia y demás organismos estatales que trabajan en el marco de la normativa provincial.

Los datos
solicitados

El pedido de informes contempla siete puntos sobre la aplicación de la Ley provincial 13.298. En principio, reclamaron conocer la cantidad de hogares convivenciales en funcionamiento en la ciudad de Tandil, vacantes de cada uno y niños/as, adolescentes y jóvenes alojados actualmente en ellos.

En segundo término, preguntaron si existen a la fecha niños/as a la espera de vacantes en estos hogares convivenciales para ser tomadas medidas de abrigo de protección; y si existen chicos de Tandil derivados a centros, institutos u hogares convivenciales de otros distritos, cuántos y los motivos de los traslados.

En cuarto lugar, los concejales consultaron la cantidad de becas del programa Envión, capacidad de atención y contención, matrícula actual, número de personas, días y horarios de funcionamiento.

En el punto cinco, la cantidad estimativa de medidas de abrigo que se toman mensualmente y si hubo un incremento en el transcurso de 2016, además de los datos estadísticos de los últimos 5 años.

El sexto requerimiento fueron las causas por las cuales se toman medidas de protección de derechos y si se mantuvieron durante los últimos años o se profundizó el grado de conflictividad social que determina esas medidas.
Por último, solicitaron datos sobre el presupuesto afectado por la Secretaría de Desarrollo Social a la atención y contención de las políticas de niñez y adolescencia, ya sean fondos municipales, provinciales o nacionales.

La iniciativa

En diálogo con El Eco de Tandil, el presidente del Bloque Justicialista Pablo Bossio explicó que la inquietud surgió “a partir de datos estadísticos que nos hacen llegar al bloque y de preocupaciones que vemos en instituciones que llevan adelante diferentes sistemas de contención en materia de niñez y adolescencia”,
El concejal indicó que de acuerdo a la información que manejan, hubo “un incremento notable de familias con hijos que acuden a estas instituciones para que se lleven adelante diferentes medidas de protección, ya sea en hogares convivenciales, comedores, centros de día. Por lo cual, estamos observando un incremento muy importante en la cantidad de niños y de familias que acuden con sus niños para que puedan ser contenidas en este tipo de instituciones”.

En cuanto a la fecha en que se comenzó a detectar un aumento de la demanda, manifestó que “durante todo este semestre fuimos recibiendo informaciones y mantuvimos conversaciones con distintos referentes de estas instituciones y nos manifestaron estas preocupaciones de modo verbal. Todos coinciden en un factor común que es el incremento de chicos que lamentablemente tienen que acudir a estas instituciones por diferentes problemáticas”.

Frente al crecimiento de los jóvenes en los distintos programas, Pablo Bossio explicó que “hay causales que tienen que ver directamente con jóvenes con hechos delictivos; luego, familias que no pueden sostener económicamente sus hogares y que acuden a estas instituciones a los efectos de tener un plato de comida o la posibilidad de que los integrantes de su familia puedan salir a trabajar; y luego, las normales y habituales que son conflictos intrafamiliares. A grandes rasgos son las tres causales motivo de las demandas a las instituciones”.

Quieren
precisiones

En relación al pedido de informes, el concejal expreso que “el espíritu” es obtener datos exactos. “Hay distintas instituciones y organismos del Estado que llevan adelante ese tipo de controles y entendiendo que de charlas informales hay una percepción de que hay un incremento de la demanda, entonces estamos tratando de establecer a ciencia cierta si efectivamente hay una gran cantidad o un importante incremento de chicos de nuestra ciudad que son derivados a estos centros o a hogares convivenciales o institutos”.

Agregó que “queremos tener un panorama más claro acerca de los programas que hay, de los que se están implementando, de la cantidad de chicos en situación de vulnerabilidad, de cuáles son las diferentes causales que dan origen a las medidas de abrigo que se adoptan “.

En paralelo, el aumento de las medidas de protección podría resentir la calidad de las respuestas de los programas que cuentan con cierta capacidad operativa. Pablo Bossio describió que “una problemática que nos están planteando algunas instituciones es la falta de respuesta, producto de no contar con espacio físico ni cantidad de profesionales que puedan intervenir”.

Por último, precisó que “esta circunstancia preocupa mucho, principalmente a los trabajadores sociales de estos centros e institutos que nos manifiestan que muchas veces hay una necesidad y el propio Estado es el que debe dictar medidas de abrigo que, en realidad, son contrarias al espíritu de la Ley de Promoción y Protección de los Derechos del Niño que tienen que ver con la separación de los chicos de su núcleo familiar, de su entorno barrial principalmente”

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario