El campo de Tandil refuerza su unidad y no descarta reiniciar acciones ante la apatía oficial

Productores agropecuarios del partido de Tandil reforzaron en las últimas horas su compromiso de mantenerse unidos en una Mesa de Enlace distrital, al tiempo que ya mencionan la posibilidad de reiniciar acciones ante la falta de respuestas del Gobierno nacional.
El lunes, la Federación Agraria, la Sociedad Rural, la Cuenca Mar y Sierras y los autoconvocados participaron de una asamblea en la que fijaron políticas de acción comunes, en un clima que refiere al ?alto grado de insatisfacción? del sector por la línea que ha tomado la gestión de la Presidenta luego de la caída de la polémica resolución 125.
Asimismo, ya suena con insistencia la reunión de la Asamblea Ganadera Gremial Nacional, programada para el 23 de agosto, que los impulsores quieren convertir en el ?Grito de Olavarría?, una verdadera concentración de todos los sectores del agro en la vecina ciudad bonaerense.

 

 

La situación actual
En diálogo con este Diario, el productor Claudio Ersinger detalló que ?la Mesa de Enlace local ya quedó constituida, integrada por las entidades que tienen representatividad en Tandil y una enorme cantidad de productores autoconvocados, que no están dentro de ninguna asociación?.
-Después de la caída de la resolución 125 y de los pasos dados por el Gobierno, ¿cuál es el clima entre los productores?
-De manera unánime se manifestó un alto grado de insatisfacción por la situación actual. Desde que se derogó la 125, al clima eufórico porque se recuperó la República, porque funciona el Congreso, lo sucedió el silencio oficial.
-¿Hacia dónde apuntan hoy los reclamos? ¿Hacia la segmentación entre grandes, pequeños y medianos, hacia la carne y la leche?
-La realidad es que el sector agropecuario, al 10 de marzo, venía con una situación límite, con muchos reclamos, en lechería, ganadería de cría, etc. La 125 fue la gota que rebalsó el vaso, pero los reclamos de aquel momento todavía hoy no tienen respuesta. La gente lo manifestó en la asamblea, con mucha bronca, incluso, tomando contacto con asambleas y agrupaciones de otras localidades, encontramos la misma situación.
Hemos tenido reuniones con entidades de la Mesa de Enlace a nivel nacional, y la situación es general. Todo el mundo está a la expectativa, pero respuestas no hay.

 

 

Las señales
-¿Cómo evalúan el nombramiento de Carlos Cheppi como nuevo secretario de Agricultura? ¿Abre nuevas perspectivas de diálogo?
-Es lo único que hemos recibido como señal, pero viene con un mandato muy duro, muy fuerte, divisionista. Quiere recibir a las entidades por separado y no asistió, por instrucciones muy claras y precisas, a la exposición en la Sociedad Rural. No estuvieron invitados en su asunción los representantes del campo… Hay toda una serie de señales que realmente son muy malas. El Gobierno está avanzando con un plan lechero con las provincias de Córdoba y Santa Fe, en vez de reconocer que hay un ámbito nacional, como el Grupo Lácteo. Las señales que dan son negativas, y eso nos da la pauta que debemos irnos preparando para un nuevo período de conflicto y de lucha.
-¿Ya se está hablando de eso? ¿Hay evaluaciones sobre los métodos?
-Sí, estamos hablando de eso, porque ante esta nueva agresión que estamos recibiendo, consideramos volver a la lucha. Aunque por ahora no hemos avanzado en el tema porque no sabemos qué es lo que vamos a hacer, pero sí que las reuniones se van a multiplicar, para ver qué es lo que avanza cada subcomisión en los temas pendientes. Pero si se sigue en este estancamiento, lamentablemente entraremos en un nuevo escenario de conflicto.
-¿Cree que están dadas las condiciones? La sociedad, en su momento, acompañó masivamente, pero ¿volvería a estar presente ahora?
-Nadie quiere volver al conflicto, nadie. Pero es así, no nos dejan alternativas.
-Lo de las compensaciones a los pequeños productores fue una carta del Gobierno, a través del Congreso, que cayó. Incluso, en el plan de dividir a las entidades se acusó duramente a la Federación Agraria de ser funcional a los intereses de la Sociedad Rural. ¿Cómo toman hoy esa situación los chacareros más afectados?
-Nadie estaba de acuerdo con las compensaciones. Como lo repitió (Alfredo) De Angeli hasta el cansancio: ?No queremos que nos devuelvan, queremos que no nos saquen?. Es un mecanismo burocrático y muy complicado. Lo que se busca con eso es que en toda la pasada, en el camino, con algo se quedan. Eso ha generado un desgaste y una situación de conflicto permanente, pero estamos muy unidos. Eso sí, la crisis por la que atravesamos nos va a llevar mucho tiempo metabolizarla.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario