El concejal Ferrer pide un organismo jerarquizado para las políticas de medio ambiente en la ciudad

Señaló el edil que las problemáticas que afectan el ambiente de la ciudad hoy son considerables: la construcción sobre el faldeo serrano; contaminación del agua por el vertido en arroyos y predios, contaminación de suelos por agroquímicos, contaminación visual y sonora  y el tratamiento de los residuos entre otras cosas.

Avanzar sobre estas problemáticas requiere implementar una política ambiental seria que tenga como prioridades: diseñar procesos de evaluación de daños ambientales; difundir medidas preventivas y adoptar enfoques compartidos entre el municipio, el sector privado y la comunidad.

Tandil necesita crear un organismo más amplio, que sea independiente que le permita tener mayor autonomía en la toma de decisiones para agilizar su funcionamiento. La misma deberá ejecutar los controles correspondientes sobre las distintas actividades económicas de la ciudad, para lograr metas ambientales que nos permitan a todos mejorar nuestra calidad de vida.

 

Programas

 

También establecer contactos con programas provinciales y  nacionales como el de municipios sustentables con el fin de utilizar todas las herramientas y proyectos posibles vinculados al medio ambiente.

Se refirió como ejemplo al tratamiento de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU); Ferrer dijo en el recinto que:  “En el 2008 presentábamos un proyecto de ordenanza para la instalación de una planta de tratamiento de los residuos urbanos que fue rechazado ´por no ser el momento y por los costos que su instalación demandaba´”.

Añadió al respecto que “hoy seguimos insistiendo con el proyecto porque entendemos que el tratamiento de los residuos es fundamental para el ambiente, la salud pública y la producción sustentable. Los rellenos sanitarios tienen riesgos ambientales significativos”.

 

El relleno sanitario

 

“En efecto –continuó-, la basura se la describe como el factor relevante de contaminación, por los componentes de los desechos y residuos sólidos y sus lixiviados que se vuelcan hacia la naturaleza sin tratamiento adecuado generando: Proliferación de roedores, moscas e insectos que generan focos de infección de alta peligrosidad para el ser humano. Elementos contaminantes peligrosos como metales pesados, drogas y sustancias químicas peligrosas. Lixiviados generados por la descomposición de la materia orgánica depositada clandestinamente o no en espacio a cielo abierto y que con motivo de las lluvias percolan las distintas capas freáticas y napas de agua contaminándolas en su recorrido subterráneo. Accidentes e infecciones de todo tipo ocasionadas por el manipuleo inadecuado de la basura por parte de personas”.

El concejal insistió en que los rellenos sanitarios “no son garantía de calidad ambiental, como lo demuestra el caso de Escobar clausurado en 2008 por el OPDS”.

Asimismo se dijo preocupado por el “incumplimiento con la Constitución Nacional en su artículo 134; con la Ley General de Ambiente; con las resoluciones del Cofema; con el Pacto Federal Ambiental, pero principalmente con la Ley Provincial 13.592 del 2006 que disponía que  los municipios de la Provincia de Buenos Aires debían  adecuar progresivamente su sistema de disposición final de los residuos para lograr una mejora en  la gestión de los mismos”.

Ferrer dijo que “el sistema actual de relleno va a cumplir 18 años y el Ejecutivo municipal viene solicitando sucesivas prórrogas a este HCD del contrato vigente con la empresa operadora. Ahora acabamos de renovarlo porque el mismo vence al 31 de diciembre de 2013.  En realidad, no tenemos una información concreta en este concejo sobre las políticas previstas para esta problemática ambiental presentada y, para nosotros, las 100 toneladas diarias son una preocupación y no debemos olvidar que Tandil ha crecido demográficamente en un 20 por ciento durante la última década”.

Expresó textualmente que: “a pesar de algunas acciones realizadas por  la gestión actual a partir del 2011 tales como: el informe técnico para instalar la planta de tratamiento de residuos (Ordenanza 12461);  compra de terrenos para relleno sanitario y probable planta de tratamiento; anuncios en  sesiones de apertura del Concejo Deliberante y apariciones mediáticas, no se ha explicitado una política concreta de instalación, características, alcance de actividades propias y análisis económico-financiero de una planta de tratamientos de RSU. Queremos acciones concretas y estamos dispuestos a gestionar para que la planta de tratamiento no sean solo promesas”.

 

El  arroyo  Langueyú

 

Ya abordando la problemática del arroyo Langueyú, sostuvo que “nadie duda de la contaminación de este curso de agua; trabajos de investigación de la Universidad Nacional del Centro; e informes del OPDS confirman documentalmente esta afirmación. Persiste en la actualidad, contaminación atmosférica (olores nauseabundos) producto de efluentes cloacales y fabriles. Hay también presencia de basurales a cielo abierto, y la proliferación de roedores, agravándose en los períodos estivales.

Días pasados el OPDS realizóuna inspección integral en las distintas fábricas, verificando en su intervención: efluentes líquidos y gaseosos, gestión de residuos, aparatos sometidos a presión, monitoreo y estado del vuelco- esperamos los resultados-. Mientras tanto, nuestro bloque propone  que el municipio a través del organismo que corresponda, controle y haga los estudios adecuados a las empresas que tiran los desechos sin tratar al curso del arroyo Langueyú, ´recordemos que somos nosotros  los que habilitamos a estas firmas´”, subrayó.

A la vez, indicó que los 700.000 pesos que figuran en el presupuesto serán utilizados para la limpieza y dragado del curso del agua y “nos parece una decisión acertada, porque beneficiará no solo el saneamiento del arroyo, sino también los desbordes de la calle Movediza al 400”.

“Esperamos que se cumpla con el ambicioso proyecto de saneamiento y parquización  para el arroyo Langueyú, que sobre finales de 2010  anunciaba el intendente”, acotó. 

Así, el concejal afirmó que en materia ambiental, en los últimos  el Ejecutivo  ha estado  ausente pudiéndose observar un manejo inadecuado de los residuos sólidos y líquidos urbanos. Manejo inapropiado de los recursos naturales. Subutilización de las áreas Protegidas y Cuerpos de Aguas. Falta de responsabilidad socio-ambiental de la actividad pública y privada, para cumplir con las ordenanzas municipales, leyes y normas que rigen la protección del medio ambiente”.

En este punto, añadió que “resulta como mínimo extraño, que teniendo el privilegio de contar en la propia ciudad con la sede de una universidad pública, de enorme prestigio a nivel nacional e internacional, y más precisamente con la  licenciatura en Gestión Ambiental, que cuenta con especialistas que pueden aportar diversos enfoques que ayudarían a establecer estrategias en pos de mejorar la calidad de vida de los habitantes, el municipio no la convoque a trabajar asociadamente”.

Finalmente, consideró que “darle la espalda a una activa política ambiental sustentable es no mirar hacia delante, es mostrar una ingenuidad y falta de compromiso que pagaran caro las futuras generaciones”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario