El concejal Mario Bracciale reclama políticas de salud a mediado y largo plazo

Para el edil ese sistema sería producto de la sumatoria “del Hospital Santamarina, más el Hospital de Niños, más el Centro de Salud Mental, más todo lo que tiene que ver con atención primaria, más las instituciones privadas (sanatorios, clínicas y entidades profesionales) más las asociaciones civiles que de alguna manera están trabajando en salud”.
Bracciale tuvo especiales palabras para lo que definió como “capital social que se ve en la lucha de las madres por la terapia intensiva o en el Foro de las Mujeres”.
El ex secretario de Salud afirmó que “hay que coordinarlo” y planteó que “cuando se habla de una política de Estado no es que la provincia tiene que venir y poner plata, y decir que el Estado se tiene que comprometer. Tiene que ser una política de estado municipal en la que el Municipio abra una mesa de integración de los distintos sectores para empezar a programar políticas de mediano y largo plazo”.
Cuestionó que actualmente “no hay una mesa para pensar en el Tandil que queremos respecto a salud para dentro de cinco años, con desarrollo y articulación”.

Incomunicación
 
El médico se refirió a la existencia de “un teléfono descompuesto” en la estructura de Salud de la comuna e hizo referencia a lo ocurrido con el reciente reclamo de la Asociación de Profesionales del Hospital Municipal Ramón Santamarina. “No eran cosas tan graves: simplemente pedían el alta, ante una baja, de un dermatólogo, y el nombramientos de médicos que hace mucho tiempo estaban por contrato”.
Acotó que esa “falta de comunicación se dio con las mamás de terapia intensiva, con idas y venidas con el ministerio, cuando era cuestión simplemente de levantar un teléfono y comunicarse con la región sanitaria”.
Por otra parte, el concejal afirmó que “celebraba” la capacitación prevista para hoy en relación a la lucha por la terapia intensiva pediátrica.
Durante el programa “Tandil Despierta” (104,1 FM Tandil y Eco TV), Bracciale cerró su análisis del sistema sanitario planteando que “a veces el Intendente se enoja con sectores que le traen críticas, pero creo que debe tomarlo bien y que tenemos que sentarnos a dialogar. Más cuando es gente de buena voluntad que está poniendo el esfuerzo. Una de las cosas que pensaría es una mesa amplia para fijar políticas”.

Analizan dos propuestas sobre violencia de género
 
Durante el programa televisivo, el concejal Mario Bracciale se refirió a dos proyectos que presentó al Concejo Deliberante vinculados al tratamiento de víctimas de violencia de género.
El edil propuso instrumentar “una casa refugio para mujeres víctimas de violencia familiar y el denominado registro Dama, que es dispositivo de alerta para la mujer agredida que ya está en marcha en algunos municipios”.
Explicó que recientemente estuvo en una reunión sobre seguridad con el intendente de Tigre, Sergio Mazza, quien remarcó el “excelente resultado el botón de pánico que instrumentaron en marzo de este año. Hasta agosto tuvieron 1500 llamadas”.
Para Bracciale “el botón antipánico sería para aquellas mujeres que tienen una causa judicial con alguna medida cautelar de restricción de la persona que la agrede o con exclusión de la pareja del hogar”.
Explicó que “ante la posibilidad de agresión, al ser accionado el botón antipánico georreferenciado, el llamado pasa a un centro de monitoreo y se activa el 101, por lo que concurrirá personal policial para tratar de prevenir la posible agresión física. Por otro lado, tiene un canal de audio que cuando se activa se escucha permanentemente lo que pasa hasta que llega el móvil”.
 
Respuesta concreta
 
Para el concejal, la necesidad de una casa de refugio de tránsito para mujeres víctimas de violencia familiar “tiene que ver con cosas concretas que nos pasan todos los días a quienes hemos trabajado en centros de salud, hospital o la problemática de la mujer, así como la Policía de la Mujer y el Foro de Promoción y Protección Integral de los derechos de la mujer”.
Acotó que “no se sabe qué hacer con mujeres que tienen agresiones físicas y se tienen que ir de sus casas y quedan sus hijos allí, o muchas veces se tienen que ir con sus hijos y no son recibidas por familiares.  La idea es que a través del Municipio tengan una casa en la que se brinde contención y protección. Luego actuará un equipo interdisciplinario para que haga la denuncia hacia el agresor y poner a trabajar los resortes judiciales”.
Admitió que actualmente “el Municipio da algún tipo de solución en pensiones, pero lo que se propone es una casa en algún lugar que se mantenga en reserva y que trabaje un equipo interdisciplinario. Hay que tratar a la madre por el impacto psicológico, porque cuando se llega a una agresión física hay también una agresión psíquica, económica y hasta simbólica con la descalificación de lo que es la mujer en la casa”.
Para el facultativo “hay víctima y victimario que se han ido moldeando juntos y también resultan víctimas sus hijos”.
Recordó que “siendo médico en una sala de salud, hace algunos años tuve una paciente que fue acuchillada por su cónyuge. Ella fue internada en el Hospital, pero salió más pronto él de la cárcel que la recuperación de la mujer”.
Acotó que en aquel momento “con el equipo del Centro de Salud conseguimos un lugar en la Casa de la Madre Soltera y luego tratamos de ubicar a su familia biológica, para que la mujer se reencontrara, además de conseguirle pasajes porque vivían fuera de la provincia. Todo eso implica un trabajo de un equipo interdisciplinario en donde no puede estar ausente el Estado y se tiene que comprometer”, ejemplificó.
 
Cuestión de pesos
 
Mario Bracciale indicó que los proyectos están en la Comisión de Derechos Humanos del Concejo Deliberante e invitó “a las instituciones y al Ejecutivo a mejorarlo en todo lo que considere necesario”.
Sostuvo además que “tanto la casa refugio como el dispositivo Dama no pueden tener un obstáculo en el presupuesto de un municipio que tendrá unos 400 millones de pesos el año próximo”.
Planteó que si bien el secretario de Hacienda dijo que 2013 será un año austero “cuando son años austeros, son años de prioridades. Creo establecer que esto es una prioridad, no es un costo sino una inversión. Es prevenir que una persona no se nos muera como consecuencia de violencia doméstica”.
Agregó: “No sé si la Provincia podrá apoyar, pero el Municipio tiene que empezar a hacerse cargo, independientemente del hermoseo de las plazas y de otras prioridades que vemos y disfrutamos. No creo que esto desequilibre el presupuesto de Tandil o la prive de alguna obra importante”.
 
En todos los estratos
 
Mario Bracciale indicó que la violencia familiar “es una patología en cuyo marco muchas veces la mujer no sabe los derechos que tiene. A veces hasta culturalmente se toma que puede ser una normalidad. Hay mujeres que muchas veces vienen como producto de una violencia física, psíquica, sexual, económica o simbólica, como sucede cuando la sociedad la pone en un plano de desvalorización con respecto al hombre”.
Finalmente recalcó que la violencia doméstica “atraviesa a todo el mundo. Algunas víctimas tienen mayores posibilidades hasta económicas de definir si se va de su casa o toma otro camino”.

El dato
 
“Durante 2011 hubo 282 femicidios en nuestro país, casi una mujer muerta por día. Parece un número frío y que Tandil está exenta, pero no es así”, sentenció Mario Bracciale.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario