El director de Cinpal recorrió la planta con posibles compradores y anunció definiciones para el viernes

El director superintendente de Cinpal Wagner Retamaro desembarcó en la ciudad ayer para recorrer la fábrica con dos representantes de la firma Hübner, también de origen brasileño, interesados en comprarla. Aseguró que la intención es “venderla” y se comprometió a regularizar la deuda con los extrabajadores. Las definiciones se conocerían este viernes.

Lo cierto es que su presencia en la planta -todavía tomada por los metalúrgicos, que siguen sin cobrar sus salarios y aguinaldos- despertó la bronca de los trabajadores, quienes lo hicieron esperar unos veinte minutos para ingresar al predio, lo encararon y le exigieron respuestas a su situación.

Tras el primer y duro cruce, el representante de Cinpal Brasil se dispuso a recorrer las instalaciones con dos empresarios de la firma Hübner, que tendría tres líneas de producción, una de ellas dedicada al mecanizado de piezas.
Participó además de la recorrida el delegado del Ministerio de Trabajo provincial, Blas Pugliese, junto a representantes de los trabajadores.

Tras recorrer la planta, Retamaro salió y conversó mano a mano con el delegado ministerial, en un escenario realmente contrastante, ya que detrás suyo se veía la frase pintada en el muro “brasilero ladrón”, escrita por el plantel al inicio del conflicto.

A los pocos minutos se acercaron unos cinco trabajadores, quienes -sin preámbulos ni titubeos- le exigieron por favor que paguen y terminen con las promesas, porque realmente tienen necesidades y están pasando una difícil situación. Por su parte, el director superintendente de Cinpal se comprometió a regularizar la deuda.

“La intención
es venderla”

Previo a su partida -ya con el remis esperándolo para retornar a Capital Federal-, el representante de la empresa brasileña se dispuso a conversar con El Eco de Tandil.

“Es la primera visita de los candidatos para comprar la empresa. Y, si todo va bien, la idea es conseguir venderla para que alguien la siga. Esa es la intención”, afirmó.

Desde Cinpal Brasil, ratificó así que ya no están interesados en seguir produciendo en Tandil, debido a que -según detalló- tienen “otras cosas para hacer”.

La regularización
de la deuda

Sin embargo, Wagner Retamaro se comprometió a “hacer lo máximo posible para resolver la situación de los trabajadores. Yo soy simplemente un representante, que escucha, transmite la información e intenta encontrar la mejor salida. Esa es mi intención”.

Pase lo que pase, entonces, garantizó que la prioridad será regularizar la deuda con el plantel afectado. “Lo primero son los trabajadores, siempre”, expresó Remataro.

Las definiciones

Consultado por las definiciones, manifestó que intentará encontrar una solución lo más rápido posible.

“Ahora viajo a Buenos Aires y vamos a intentar encontrar alguna salida. Y quizás a fines de esta semana vamos a dar una respuesta”, anunció y aclaró que definirán “si es sí; si es no; o si precisamos de más tiempo. En caso de ser no, vamos a seguir intentando y veremos qué podemos hacer. La intención es venderla”, insistió.

“La UOM lo que quiere es
continuidad”, dijo Romano

Mientras caminaban y supervisaban el estado de situación del predio, el secretario general de la UOM, Carlos Romano, brindó detalles de lo que estaba ocurriendo.

En diálogo con este Diario, el dirigente del gremio de los metalúrgicos ratificó que habían llegado a Tandil empresarios brasileños con el gerente de Cinpal Brasil para recorrer, sacar fotos y supervisar las máquinas con miras a concretar la venta de la planta.

“Esperemos que sea algo positivo y, si se le puede dar continuidad, mucho mejor”, manifestó Romano. Confirmó que los extrabajadores de la planta en principio no lo dejaron pasar a Wagner Retamaro, pero luego desistieron de su actitud.

De cualquier manera, fundamentó que “esto es por tantas mentiras y promesas que no se cumplieron y la bronca es entendible. Más allá de eso, ahora se le permitió el ingreso. Ojalá –reiteró- eso sea algo positivo para la posible venta y que paguen las indemnizaciones como corresponde”.

Planteó que la planta vale muchísimo, por lo que recalcó que el dinero para pagar a los exempleados está. “Si después se le quiere dar continuidad, sería mucho mejor, de mano de obra muy calificada que hay y, los compañeros que quieran optar por otra opción, lo pueden hacer también”, aseguró.

Desde el gremio, resaltó que han tratado en todo momento de resolver el conflicto de los trabajadores afectados, pero no hubo voluntad del empresariado de hacerlo posible. “La UOM ha estado a la altura de las circunstancias”, remarcó Romano.

Agregó que, más allá de que se trate de empresarios de Brasil o de la Argentina, la UOM no tiene “ningún problema”, solo pretende que sean “serios”.

A cinco meses de iniciado el conflicto, deseó que “ojalá que esta gente la compre y, después, que se decida… Si hay continuidad mucho mejor. La UOM lo que quiere es continuidad y si no que les paguen lo que les corresponde y cada cual se irá para su casa, pero con su plata, como corresponde”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario