El Ejecutivo eleva el pedido para homologar el SUMO

En respuesta a una resolución del Gobierno nacional, que establece la implementación del Sistema Unico de Boleto Electrónico (SUBE) en todo el país, el Ejecutivo ultima detalles de la presentación que realizará ante el Ministerio del Interior y Transporte por medio de la cual solicitará la homologación del esquema del boleto electrónico puesto en marcha hace cerca de un mes en el marco del Sistema Unico de Movilidad Ordenada (SUMO).

Lo cierto es que la decisión obligó a las autoridades locales a establecer contacto con el área para conocer más detalles que permitan establecer el modo de equiparar ambos sistemas, puesto que el cumplimiento de lo dispuesto será condición necesaria para acceder y mantener el derecho al beneficio del precio diferencial del gasoil y a la percepción de los bienes fideicomitidos del Sistema Integrado del Transporte Automotor (que sirve de base para la asignación de los subsidios al sector).

En ese marco, la Secretaría de Legal y Técnica, en conjunto con personal de Dirección de Gobierno Electrónico, elaboró una propuesta atendiendo los requerimientos emanados a nivel nacional en torno a los detalles del funcionamiento del servicio de transporte urbano de pasajeros de la ciudad.

Se avanzó sin grandes inconvenientes y el pedido se formalizará en algunos días. Luego deberá ser estudiado para certificar el cumplimiento de los requisitos y convalidado por la Secretaría de Transporte y por la CNRT (Comisión Nacional de Regulación de Transporte).

En caso de recibir una respuesta contraria se evaluarán las alternativas para “readaptar” el sistema. No obstante, se apunta mantener la inversión y el esquema instalado. “El SUMO es un sistema más avanzado y completo; sería echar por tierra mucho trabajo previo, de campo”, advirtió el secretario Andrés Curcio, que se mostró optimista frente a los resultados: “Tenemos grandes expectativas de que va a ser homologado”, estimó.

Mientras tanto, se suspenderán los plazos estipulados en la resolución en cuanto a la puesta en marcha del sistema nacional y a la distribución de los subsidios. Por su parte, el boleto electrónico continuará funcionando como hasta el momento, a la espera de que se conozcan las novedades.

 

Por los datos de funcionamiento

 

El titular de Legal y Técnica brindó a El Eco de Tandil detalles de la presentación y contextualizó que en un primer acercamiento con Transporte se trazó un escenario en el que resultaba fundamental conocer los datos precisos respecto del servicio en la ciudad.

En respuesta, desde el Ejecutivo indicaron que todo el esquema, que incluye el estacionamiento medido y, en el corto plazo, las bicicletas, es administrado por el Municipio, por lo que “contamos con esa información” suministrada por los equipamientos instalados.

También destacaron que el SUMO resulta “más avanzado” puesto que contempla el GPS en las unidades, el GPRS y una aplicación que permite un seguimiento preciso.

Concretamente, los dispositivos reportan los kilómetros realizados por interno, día, mes e intervalo horario, la cantidad de pasajeros transportados clasificados según la tarifa, con las correspondientes discriminaciones temporales, detalle de la recaudación obtenida, todo discriminado por línea.

El punto era entonces poder hacerse de ese contenido para que, en base a ello, el Estado nacional logre los cálculos que deriven en la designación de subsidios.

Con ese escenario planteado, a comienzos de septiembre las autoridades comunales mantuvieron una audiencia con el director general de Gestión Económica, Eladio Sánchez, donde se acordó desarrollar una propuesta que justifique homologar el sistema local de boleto electrónico con el SUBE.

A más datos se elevará un pedido formal con las “bondades” del sistema junto con la información específica sobre el servicio. En la propuesta se prevé el modo en que se hará efectiva la entrega del informe, mediante el remito, en forma mensual, del archivo en un CD a la dependencia que dirige Florencio Randazzo.

 

Un sistema “compatible”

 

Desde su perspectiva, Curcio consideró que resulta factible avanzar en esa línea y lograr una respuesta favorable, y marcó que el proceso se encuentra “bastante avanzado”.

Para reforzar la postura citó que durante la última reunión en Capital Federal de la que participó una comitiva encabezada por el actual jefe de Gabinete, Marcos Nicolini, de la que el joven funcionario también formó parte, se planteó el caso de Tandil y que las autoridades “de alguna manera nos dieron el visto bueno” y que, en base a la descripción aportada, “el sistema es compatible”.

En ese sentido consideró oportuno indicar, en defensa del boleto electrónico tandilense, que “en la primera reunión que tuvimos se dijo que hay una disponibilidad de 3 mil validadoras” y que la prioridad en la distribución frente al esquema de obligatoriedad del SUBE “la tienen las ciudades más grandes”, con lo cual “no van a alcanzar”.

Entonces, aquellas localidades que queden excluidas de ese primer reparto recibirían una suma -unos 30 mil pesos- para abonar los dispositivos, pero la cifra resulta insuficiente.

Por lo cual defendió que “ahorramos este paso de las validadoras” y ahora resta “homologar” el sistema local, que durante la licitación “ya se solicitó que sea compatible con la SUBE”.

Además aseguró que los requisitos son “muy simples de cumplir”, por lo que en principio “no habría elementos a objetar”.

 

La carga de otros beneficios

 

Ahora bien, en caso de aprobarse el sistema de boleto electrónico local, se plantó el interrogante sobre la implementación de otros beneficios que trae aparejada la tarjeta SUBE, como descuentos en la compra de bienes y servicios. Al respecto Curcio simplificó el proceso y dijo que sólo “hay que añadirlos” al SUMO.

“Lo que se debe hacer es programar nuestro sistema para que reconozca los beneficios que tiene la SUBE”, una alternativa que se consultó previamente y cuya implementación sería factible, según confirmó Eycon.

Una vez que se tenga homologado el sistema, se podrá avanzar en esta línea, admitió.

 

Un planteo que no tiene lugar

El planteo por inconstitucionalidad del boleto electrónico esbozado por el defensor oficial Diego Araujo generó el rechazo del oficialismo, que recibió un respaldo a su postura ante la decisión del Gobierno nacional de eliminar el pago con monedas los viajes realizados en colectivos y otros medios de transporte que circulan por la ciudad de Buenos Aires y el Conurbano.

El secretario de Legal y Técnica rechazó el planteo al remarcar que “estamos seguros que no es así”, y citó la Resolución 2391/2015 firmada por Florencio Randazzo y publicada en el Boletín Oficial días atrás que fija un plazo de 30 días “para que se deje de usar el pago en efectivo para usar la tarjeta”. Independientemente que opere en forma diferente “el usuario terminará abonando con la tarjeta”.

“Me parece alocado e inoportuno”, consideró el abogado respecto de la presentación de su colega y justificó que el plástico “se carga con dinero para poder viajar” e incluso a nivel local permite dos viajes en negativo si no tiene saldo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario