El Gobierno reconoce que las fronteras son “un colador” para el narcotráfico pero descarta que haya cárteles en el país

“Todavía es un colador, pero de ninguna manera tenemos la situación de México cuyo territorio está inundado de peligrosísimos cárteles”, dijo Fernández en declaraciones televisivas respecto a las fronteras que el país tiene con Chile, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Brasil.
En ese sentido, sostuvo que el país tiene 9370 kilómetros de frontera con sus países vecinos y no puede poner un gendarme “cada veinte metros” para controlar que no ingresen estupefacientes, pero destacó que “el secreto pasa por las tareas de inteligencia para atacar al movimiento desde el principio”.
Fernández también remarcó que el hecho de que hoy haya dos mexicanos detenidos acusados de narcotráfico en el país, como lo son Jesús Martínez Espinoza y Rodrigo Pozas Iturbe, no significa que la Argentina esté dominada por cérteles mexicanos. Enfatizó en que el Gobierno se abocó a la lucha contra el flagelo de las drogas antes de que ocurriera el triple crimen de General Rodríguez en el que fueron asesinados Leopoldo Bina, Sebastián Forza y Damián Ferrón.
Según Fernández, la efedrina tenía una forma de ingresar a la Argentina “bastante simploide” debido a que las legislaciones existentes permitían que los importadores no rindan cuentas ante el Estado, “pero eso cambió en los últimos meses”.
“En 2004 ingresaban 2.5 toneladas de efedrina al país y en 2007 fueron 19 las toneladas. En ese tiempo hubo un incremento del 250 por ciento en la producción de medicamentos con ese precursor lo que significa la utilización de 7.5 toneladas. Ahora tenemos que establecer a donde fueron las otras 11.5 toneladas”, dijo.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario