El Gobierno reconoció una “desastrosa” liquidación de salarios y prometió no modificar sueldos de Prefectura y Gendarmería

 

Abal Medina confirmó que habrá "por única vez un pago compensatorio" a los prefectos a los que se les descontaron haberes, y dijo que los salarios de Gendarmería se pagarán sin modificaciones este mes.
El funcionario advirtió que en la Prefectura "se está usando a los de más abajo" de la fuerza como "carne de maniobra por aquellos que quieren mantener privilegios de cobrar 70, 80, 90 mil pesos todos los meses".
Acompañado por los ministros de Economía, Hernán Lorenzino, y de Seguridad, Nilda Garré, el jefe de Gabinete aseguró que hubo una "aplicación desastrosa" de un decreto presidencial que modificó los adicionales de los uniformados de fuerzas federales.
Mientras se hacían los anuncios en la sede gubernamental, la presidenta Cristina Kirchner permanecía en la residencia de Olivos, desde donde siguió las alternativas del encuentro en la Jefatura de Gabinete, del cual también participaron el secretario de Seguridad, Sergio Berni, y el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y el vocero presidencial se encargó de entregar el comunicado oficial a la prensa.
Explicó que de los 17.600 prefectos, "7.661 cobraron menos" que el mes anterior, y aseguró que en el decreto se preveía que eso no ocurriera, pero de todos modos se registró.
Tras confirmar un pago "adicional" para los prefectos perjudicados, señaló que los integrantes de Gendarmería cobrarán "exactamente el mismo sueldo que cobraron el mes pasado, sin ninguna modificación por 30 días".
Además, anunció que se le quitó a las fuerzas de seguridad federales la potestad de liquidar haberes y que eso ahora lo realizará el Ministerio de Seguridad.
Abal Medina remarcó por otra parte que el Gobierno "va a actuar con toda la fuerza de la ley para que los responsables materiales o intelectuales" de hechos que desborden "un justo reclamo salarial sean sancionados".  
Además, dijo que el Gobierno continuará con "la normativa que tenemos, adecuándola, y teniendo la garantía absoluta a partir del próximo mes que se van aplicar las cuestiones como corresponde, sin que nadie que tenga que cobrar reciba menos dinero de lo que corresponde, especialmente los que menos reciban, es decir no mezclando justos con pecadores".
En el contexto de la crisis salarial, el Jefe de Gabinete insistió  que "se va a investigar claramente por qué ocurrieron estos problemas", y dijo que  "se investigará uno por uno" los casos. 
Sobre el personal de Gendarmería, Abal Medina dijo que "no van a tener ningún tipo de problema, porque se suspende por un mes -la aplicación del decreto- y recién se aplicará cuando tengamos la certeza absoluta que no habrá ningún error en la aplicación".
Por otra parte, indicó que "más allá de los justos y correctos reclamos, que han sido administrativos o cuestiones que tienen que ver con el salario, los argentinos hemos visto imágenes que no queremos repetir".
Al respecto, sostuvo que "hemos visto fuertes de inseguridad", al remitirse a una imágen con la puerta cerrada en el Edificio de Prefectura, donde "se le impidió la salida" del lugar al ministro Lorenzino, quien llegó "para encontrar una salida al conflicto".
Abal Medina además dijo que a su salida Lorenzino "sufrió algún tipo de agresiones", tras lo cual advirtió que "los argentinos sabemos muy bien lo que fue nuestro pasado", y enfatizó que "esas épocas duras, es el momento que nunca más queremos repetir, no vamos a permitirlo".
Asimismo, el funcionario advirtió que "el gobierno actuará con toda la fuerza de la ley para que los responsables materiales e intelectuales de cualquier hecho que desborda un justo reclamo salarial sean sancionados".
El Jefe de Gabinete, por otra parte informó que el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Dominguez, le indicó que se reunieron con dirigentes de la oposición, quienes expresaron que "están muy preocupado por ver escenas que los argentinos no queremos volver a ver".

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario