El Gobierno trabaja sobre un nuevo proyecto de retenciones y desde el campo apuran las medidas

El flamante secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, elabora un nuevo esquema de retenciones, que mostraría una alícuota diferenciada entre pequeños y grandes productores, y que buscaría ser consensuada con la dirigencia agropecuaria en los próximos días, de acuerdo con lo trascendido hoy.
Sin embargo, desde el sector agropecuario le pusieron un ultimátum a la recién inaugurada gestión de Cheppi y amenazaron con un posible retorno a las asambleas en las rutas nacionales. “Si no recupera el manejo de la ONCCA (Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario) y si no interrumpe la interferencia de la Secretaria de Comercio, a pocas semanas va estar en problemas”, advirtió el presidente de Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi. En diálogo con FM Millenium, el ruralista agregó: “Vamos a dejarlo acomodar en la silla” (a Cheppi), y advirtió que “si se sigue con varios problemas que venían de antes y todavía no se solucionaron van a volver las asambleas y el malestar”.
Así las cosas, el gobierno estaría trabajando contrarreloj en un renovado proyecto de retenciones que giraría sobre tres ejes: aumentar la producción de trigo y maíz, diferenciar a los grandes productores de los pequeños y medianos y mantener el equilibrio fiscal. Tras la derrota que obtuvo la ratificación de la resolución 125 en el Parlamento, el Ejecutivo buscaría ahora negociar en forma individual con cada entidad agropecuaria y con propuestas particulares.
No obstante, la respuesta rural a esta estrategia no se hizo esperar: “Pensar que vamos a ir por separado justamente cuando se nos ha impulsado tanto a la unidad, es indudablemente una equivocación y espero que se den cuenta que las entidades están más unidas que nunca”, subrayó Luciano Miguens. Buzzi, por su parte, destacó que este año fue “la primera vez que hay un stand conjunto de las cuatro entidades” en la exposición de La Rural, que se desarrolla en estos días.
“Ojalá que en los próximos dos meses se modifiquen rumbos y se habilite un mayor diálogo. Que se empiecen a poner otras prioridades”, señaló.
En el nuevo esquema que presentará el gobierno habría una importante rebaja a los aranceles de trigo y maíz, para desalentar el cultivo de soja, que fue el principal motivo para aplicar el polémico carácter móvil, mediante la resolución 125.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario