El Hage-Sanzano y el humor local como clave del éxito con identidad tandilense

 

Reafirmando en cada espectáculo que son los integrantes de un dúo donde cada uno parece haber nacido para el otro, Elías El Hage y Pepo Sanzano cerrarán el ciclo en el Club de Teatro con una obra que tras cuatro funciones a sala llena confirmó la vigencia del humor local como clave de un éxito con identidad tandilense. Este sábado y domingo serán las dos últimas funciones de “Arriba los pasajeros, sale el tren El Tandilero” en el Club de Teatro y con entradas anticipadas y con descuento en venta desde el lunes en el Multimedios El Eco (Yrigoyen 560).
Pareciera que estuvieran en el estudio de radio donde pasaron más de seis años juntos, y con esa complicidad cada espectador del público se convierte en una suerte de oyente pero con imagen. De allí entonces que la potencia expresiva de “Arriba los pasajeros, sale el tren El Tandilero” se multiplica durante la hora y media en que a través de un relato vertebrado entre diálogos, textos y canciones, El Hage y Sanzano, en el cuerpo de su personaje Ángel Teté Molina, construyen un espectáculo apto para el disfrute de los vecinos nacidos y criados y de los venidos y quedados “con más de veinte años de antigüedad”, aclaran los intérpretes.
La obra es un fresco del Tandil actual, pero con abundantes reminiscencias del pasado, sobre todo cuando Sanzano se planta en su monólogo desopilante sobre un hecho cismático ocurrido en 1971 que funciona como una fotografía sociológica de aquel pueblito que mucho se parece al refrán “pueblo chico, infierno grande”. También hay lugar, como no podía ser de otra manera, para el sarcasmo for export, cuando ese tren imaginario conducido por el dúo llega a la Estación de las Celebridades Tandileras, y son nombrados los vecinos ultrafamosos pero en una versión satírica local que funciona como un momento bisagra del espectáculo. Otro dato que transita con continuidad en el escenario es la complicidad entre “Teté” y El Hage a través de unos diálogos siempre disparatados entre el presidente de la Peña El Atraso, que es la caricatura de un tandilero típico amante de los lugares comunes, con una ilustración sumamente precaria, y “el intelectual” del dúo, notable contraste que los intérpretes exageran y que resulta fundamental en el clima desmesurado del relato del viaje a través de las diez estaciones cerradas con un final sentimental que resulta una canción de amor a nuestra ciudad.
Este sábado 20 a partir de las 21 y el domingo 21 (a las 20), se despide del Club de Teatro “Arriba los pasajeros, sale el tren El Tandilero”. En virtud de la gran demanda de entradas, los organizadores del espectáculo recomiendan la compra de las entradas anticipadas y con descuento en el Multimedios El Eco (Yrigoyen 560).

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario