El letrado de Cerviño defendió la titularidad dominial de los lotes usurpados

En la toma masiva de terrenos en Villa Cordobita aún no se había escuchado la voz del principal damnificado, Mario Cerviño. Cinco días después del hecho que desató preocupación en la comunidad y duros cruces entre diversos sectores políticos, en la víspera su abogado confirmó que el mismo día de la toma -el 11 de septiembre pasado- presentó en la Fiscalía la denuncia penal por la usurpación de más de 80 lotes que pertenecen a su representado.

En diálogo con El Eco de Tandil, Eduardo Carbonetti -quien junto a Juan Pablo Bertucci y Georgina Saliani representan legalmente a Mario Cerviño- aclaró que radicaron la denuncia penal el mismo día de la toma y adelantó que, encuadrados como particular damnificado, le pidieron al fiscal Luis Piotti el desalojo.

Carbonetti aseveró que Mario Cerviño tiene “más de ochenta lotes” en Villa Cordobita y explicó que “tenemos fotos en forma anterior y posterior, están los testimonios de los vecinos y los rastros, el perímetro estaba todo alambrado, por dentro estaba todo parcelado con alambres. Esta gente lo que hizo fue romper los alambres e introducirse a los terrenos”. Por este motivo, argumentó que “no hay una ocupación, hay una usurpación”.

El doctor Carbonetti descartó que el loteo pretendiera convertirse en un barrio privado. “Lo que se hizo fue perimetrar todo lo que corresponde a los dueños de los terrenos y a Cerviño también, y luego se parceló, algunos terrenos se venden, en otros se hicieron casas, pero nadie habla de un barrio privado”, dijo.

En ese sentido, reiteró que “tenían alambrado y son propiedad privada. Por lo cual si alguien lo rompe y se introduce está cometiendo un delito” y describió que el barrio “tiene una entrada, una tranquera, un guardaganado, y eso con más razón da a entender que es zona privada”.

 

La compra y escrituración

 

“Nosotros pedimos un índice de titularidad que hemos presentado en la Justicia, y Cerviño es titular dominial de esas tierras. Las adquirió, se escrituraron y es el titular dominial”, afirmó en relación a los dichos de Griselda Altamirano, quien sostiene que se trata de lotes que hasta 2004 eran de Tandilia SRL.

En tanto, en el programa “La ciudad” de Eco TV, el doctor Juan Pablo Bertucci advirtió que Cerviño le compró esas tierras a un apoderado de la firma Tandilia, de apellido Moreno, y escrituró “como corresponde”.

En cuanto a las denuncias públicas sobre la intervención de un escribano de Mar del Plata en forma irregular, Carbonetti manifestó que “es un tema que tiene que dirimir la Justicia” y resaltó que si hubiese habido delito, habría prescripto porque el documento es de 2004. De todas formas, descartó cualquier tipo de irregularidad.

El abogado reiteró que Cerviño compró y pagó las tierras. “El Registro de la Propiedad Inmueble hace lugar a la titularidad de dominio por escritura pública”, dijo, y estimó que le pudo haber comprado a alguien de Tandilia “porque los tractos, o sea la diferencia escritural de dominio, son concatenados, para que le inscriban la propiedad en el Registro se la debe comprar al anterior dueño”.

Carbonetti desconocía la fecha exacta del trámite, porque “todas las escrituras de Cerviño no las tengo. Sí puedo hacer referencia al documento que ha presentado (Griselda) Altamirano, que es de 2004. Por lo tanto, si estamos hablando de 2004, hace muchos años que Cerviño es titular dominial de todos los terrenos ocupados”.

El letrado tampoco sabía con certeza si los propietarios de los terrenos de Cerro Granito le compraron a Cerviño. “Cada vecino tiene su propia escritura y ha presentado los informes que corresponden”, indicó.

 

Deslindó a la jueza

En cuanto a las acusaciones de Griselda Altamirano, quien aseguró que Cerviño sería testaferro de la jueza Mabel Berkunsky, expresó que “está hablando cualquier cosa. El señor Berkunsky tenía terrenos un poco más allá y son de hace muchos años de ellos. No sé porqué la quieren interponer a Mabel en esto. La doctora Berkunsky en esto no tiene nada que ver, quien hace el reclamo es Cerviño”.

Agregó que la dirigente de la agrupación 1 de Octubre “la está mezclando mal. Acá lo que estamos nosotros reclamando es el desalojo de los terrenos que son propiedad de Mario Cerviño, en el cual hemos presentado índices de titulares y hemos delimitado cuáles son los terrenos que a él le ocuparon”.

Confianza en la Justicia

 

El letrado sostuvo que “los vecinos de la asociación civil Cerro Granito son también damnificados porque a algunos les han tomado parte de sus terrenos y otros tienen vecinos que son ocupantes ilegales. Incluso hay algunos que, hemos corroborado, les están sacando luz, les están robando luz a la noche. Esto conlleva a una serie de problemas que hay que solucionarlos”.

En relación a las expectativas en torno al accionar de la Justicia, expresó que “acá hay dos cuestiones. Si el delito es de usurpación, una vez que el fiscal corrobore la comisión, que reúna los elementos necesarios para tener configurada la comisión de ese delito, lo que corresponde es el desalojo inmediato. Es lo que hemos pedido. Acá no estamos hablando de una acción civil de un desalojo público y pacífico”.

Y describió que “esta ocupación no fue pacífica, se rompieron alambrados perimetrales, alambrados internos, y se tomaron terrenos” y agregó que los tiempos de la Justicia penal son distintos, con resoluciones más rápidas.

Carbonetti confió en que la orden de desalojo saldrá “en los próximos días” y agregó que “Cerviño tiene todo el derecho, ejercía la posesión, ejercía la tenencia, había hecho todos los actos posesorios: demarcatorios, apertura de calles, colocación de luz, y esos terrenos fueron usurpados por esta gente que se dice del movimiento 1 de Octubre”.

 

LA OTRA CAUSA

Griselda Altamirano, en una “contradicción”

El abogado Eduardo Carbonetti también representará a Mario Cerviño en la causa que se inició días antes, a partir de la denuncia penal que realizó Griselda Altamira por falsificación de instrumento público y estafas.

“Son dos causas totalmente distintas”, manifestó y reparó en “la contradicción de Altamirano, que dice que ocupa de forma pública y pacífica terrenos acéfalos, y previamente a esa usurpación interpone una denuncia penal por falsedad de instrumento público sobre terrenos que ocupan. Entonces ellos sabían que estos terrenos tienen un titular dominial y aún así procedieron a la usurpación”.

Carbonetti cuestionó la decisión de usurpar a partir de una presunción, ya que “la Justicia deberá decidir si Cerviño es el titular dominial o no, pero hasta ahora Cerviño es el titular dominial y eso lo sabía y aun así acciona la denuncia, y posteriormente se introdujeron ilegalmente en los terrenos de Cerviño”.

En cuanto a su cliente, sostuvo que “se va a mantener calmo” frente a las acusaciones públicas en el marco del conflicto “porque para eso estamos los abogados. Pero por otro lugar está tranquilo porque sabe que el derecho está de su lado, y tiene razón”.

Por último, adelantó que junto a sus colegas Juan Pablo Bertucci y Georgina Saliani están estudiando si amplían la denuncia contra Griselda Altamirano y Jorge Lezica por asociación ilícita, a partir de declaraciones en las que expresaron que “esto fue previamente orquestado, con distintos roles de cada uno, a partir de su movimiento. En este caso no fue algo intempestivo, que usurparon terrenos familias individuales. Esto fue un movimiento de mucha gente con una planificación previa y son más de tres personas, eso podría encuadrar en lo que es una asociación ilícita a los efectos de cometer un delito”.

“No es un tema político”

 

Eduardo Carbonetti, quien acompañó los reclamos de parte de comerciantes minoristas y ha transitado por las oficinas de la Municipalidad, también brindó su punto de vista acerca de los cruces políticos que disparó la ocupación masiva de terrenos, sobre todo entre el intendente Miguel Lunghi y el concejal Pablo Bossio.

“Estuvimos reunidos con todos los concejales el sábado, después de la sesión extraordinaria. No hay vecinos que acusen a Pablo Bossio de esto que acusa el Intendente. Lo que se le pidió al arco político en general de Tandil es que solucione este problema porque esto que pasó se venía sabiendo que podría llegar a ocurrir y ocurrió, como también hay comentarios de que podría ocurrir en otras zonas de Tandil como el Uncas y el barrio Golf, etc.”, expresó.

También aclaró que “para nosotros no es un tema político. Acá el señor Cerviño lo que tiene es un problema: lo han expulsado ilegítimamente del dominio, de la potestad de sus inmuebles y le están provocando un grave perjuicio”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario