El macrismo comenzó su armado en la provincia de Buenos Aires con allegados a Eduardo Duhalde

La fuerza política que lidera el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, comenzó su armado político en la provincia de Buenos Aires mediante una comisión de la que forma parte el duhaldismo.
Con la vista puesta en las elecciones legislativas de 2009, los principales operadores del macrismo ya buscan conformar un aparato político bonaerense que pueda salir a pelear los comicios.
Fuentes allegadas al mandatario porteño aseguraron a Noticias Argentinas que en la provincia de Buenos Aires ya se encuentran trabajando mancomunadamente el diputado Francisco de Narváez y el dirigente del PRO bonaerense Jorge Macri, primo del jefe de gobierno.
Junto a ellos, según consignaron las fuentes consultadas, trabajan en el armado político dirigentes comandados por el ex presidente y ex gobernador bonaerense Eduardo Duhalde.
“Hay gente de Duhalde, porque el objetivo es ganarse a los justicialistas que están descontentos con el kirchnerismo”, señaló un allegado al líder del PRO.
 Según detallaron en diálogo con NA, en el macrismo están confiados en que “este es el momento para salir a ganar terreno, porque hay mucha bronca con el conflicto del campo”.
Así se refirieron al ala del PJ provincial que comenzó a diferenciarse del ex presidente y titular del partido, Néstor Kirchner, por el manejo de la situación que envuelve al gobierno de su esposa, la presidenta Cristina Kirchner, y a las entidades rurales.
En el círculo macrista aseguran que la figura de De Narváez es más tentadora que la del primo del mandatario porteño para encabezar una elección en la provincia porque, según detallaron, “se quedaron contentos” con el resultado que logró en 2007.
A su vez, el macrismo busca también construir un espacio propio en el interior del país, donde podrá aprovechar mejor el conflicto entre el Gobierno y el campo para seducir a dirigentes disconformes con la administración nacional.
Esta alianza entre macrismo y duhaldismo encuentra su correlato en los acercamientos que el ex presidente Duhalde tiene con el líder de los gastronómicos, Luis Barrionuevo, reciente fundador de la CGT Azul y Blanca, la contracara de la CGT que conduce Hugo Moyano, más cercano al kirchnerismo.
El macrismo apuesta principalmente a que la vicejefa de gobierno porteño, Gabriela Michetti, pueda ser candidata a diputada por la ciudad, pues aseguran que se trata de la figura que goza de mejor imagen.
Aunque Michetti ha manifestado en público y en privado que no quiere postularse, los operadores del macrismo consideran que una candidatura de la vicejefa de gobierno es “clave” para impulsar una expansión a nivel nacional, y eso incluye la provincia. (NA)

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario