El Movimiento Evita trabaja en un proyecto para reparar el mobiliario de las escuelas

El principal referente del Movimiento Evita en la ciudad, Nicolás Carrillo, habló en el programa “No hay dos sin tres” (104.1 Tandil FM) sobre varias cuestiones que hacen al trabajo diario que desarrollan desde la organización social y también sobre proyectos que tiene en mente para ejecutar con el aval del Municipio.

Dentro de la cooperativa que han constituido, realizan distintas tareas como la limpieza del arroyo Langueyú o la confección de bolsas para reemplazar las de polietileno, sin embargo hay otros proyectos en carpeta para seguir sosteniendo el grupo y generar más empleo.

Carrillo dijo que “en un mes comenzaríamos con obras en tres sindicatos ya que firmamos contratos con gráficos, La Bancaria y una capilla en el barrio Las Tunitas para hacer refacciones, donde estarían incluidas 30 personas para hacer revoque, pintura, cambio de pisos y demás cosas”.

Añadió que “también estamos estudiando el tema de costos con contadores, para presentar el proyecto lo más serio posible para la reparación de lo que es el mobiliario escolar de toda la ciudad. Alrededor de un 40 por ciento del mobiliario hay que soldarlo, pintarlo o trabajar el tema de la carpintería, ya que algunas tablas están deterioradas. Las escuelas no tienen para repararlo y generalmente están arrumbados o lo terminan tirando. Sería un muy buen proyecto para generar trabajo, teniendo en cuenta que el Fondo Educativo tiene mucha plata que podría ser afectada a esta historia, porque en la actualidad no está llegando mobiliario nuevo”.

Contó que “lo consulté al intendente Lunghi y me dijo que le interesaba porque no tenía forma de ir llamando escuela por escuela para que hicieran una licitación para las reparaciones. Así que estamos entusiasmado con los padres de algunos merenderos para poder empezar con este proyecto”.

Aseguró que “la idea es presentarle al Ejecutivo, aunque no conocemos cómo se está trabajando el Fondo Educativo, pero entendemos que es el Ejecutivo el que finalmente determina dónde van esos fondos”.

Plenario

Días atrás el Movimiento Evita llevó a cabo un plenario donde se discutió la situación de los barrios. Al respecto, indicó que “desde el año pasado intensificamos mucho nuestra tarea social, abrimos cuatro merenderos en Villa Laza, La Movediza, Villa Aguirre y Las Tunitas por el creciente deterioro de las políticas económicas y el ajuste que está sufriendo la clase obrera”.

Informó que “asistimos a más de 200 familias, que es un granito de arena, porque el Municipio asiste a 7 mil personas que es un número que nos preocupa mucho ya que da cuenta de la situación social que estamos viviendo. El objetivo central es traducir estas ayudas sociales en puestos de trabajos, desarrollando pequeñas experiencias como la limpieza del arroyo Langueyú o recientemente una cooperativa textil que estamos conformando con diez trabajadoras que confeccionan bolsas para suplantar a las de polietileno para el Municipio”.

Consideró que “hay que profundizar mucho más esta línea de trabajo, de hecho el año pasado presentamos un proyecto de ordenanza para que el 1 por ciento del presupuesto municipal, alrededor de 14 millones de pesos, se destine a generar puestos de trabajos de interés social”.

Y evaluó que “desde Desarrollo Social, que tiene 100 millones de pesos de presupuesto, se podría trabajar más en esta línea, por lo que estamos en conversaciones. Porque creemos que el trabajo es el único ordenador social y además porque en los barrios hacen falta un montón de cosas, desde desforestar hasta veredas o capacitar gente para el cuidado de niños y ancianos. También la reparación de mobiliaria escolar, por ejemplo en la Escuela de Comercio donde hay en el patio muchas sillas y mesas rotas. Es necesario con la plata del Fondo Educativo generar un círculo virtuoso para que Tandil empiece a abordar el tema del trabajo con más seriedad”.

Estadísticas

Tras la reunión con el Intendente, se elaboró un informe donde se estableció que 7 mil personas son asistidas por extrema necesidad.

En cuanto a las estadísticas sobre el anterior período de gobierno, sostuvo que “los tandilenses debemos trabajar con más seriedad el tema de los indicadores y estadísticas porque no hemos accedido a ninguna. Lo que nosotros tenemos son las últimas de 2010 del Ministerio de Trabajo de la Provincia que hace todos los años con municipios mayores a 60 mil habitantes y que las conseguimos porque alguien la filtró porque si no nunca hubiéramos tenido esos números de tanta relevancia para pensar la política pública. Sabemos que hubo una encuesta sobre la industria de Tandil, otra que hace un tiempo atrás se hizo en Villa Aguirre donde el 50 por ciento de los trabajadores se desempeña en la informalidad. Pero la verdad es que no hay número de Tandil, y eso es muy preocupante”.

Agregó que “cuando digo 7 mil es porque lo dijo la gente de Desarrollo Social y que son las personas que asisten. Con respecto a lo político, lo hemos dicho, que faltó abordar el tercio de trabajadores que se desempeñó en la informalidad durante la etapa del kirchnerismo. Es nuestra crítica más fuerte al gobierno anterior, todas las variables que el gobierno del que fuimos parte dejó pendientes empeoraron todas entre los tarifazos, caída de las changas, de la actividad económica, el PBI disminuyó el año pasado y seguramente lo haga este año, la inflación y el techo a las paritarias”.

Emergencia
social

La Ley de Emergencia Social que finalmente se sancionó pero que aún no está vigente, indicó que sería de una gran ayuda para los más necesitados. Carrillo sostuvo que “eso también fue un déficit de la etapa anterior porque tiene que ver con que la tecnología va a suplantar el trabajo humano. A veces se ve como positivo, pero detrás de eso hay gente que se queda sin trabajo. Hay un sector de la población que no puede acceder al empleo y la ley tenía que ver con generar trabajo de interés social, por un lado, y la emergencia para, ante todas la variables económicas, poder dar una respuesta. El Gobierno apoyó la ley en un principio, el único voto en contra fue del diputado Olmedo y tuvo unanimidad en el Senado, pero el Gobierno todavía no le dio curso a la ley. Macri y Vidal dicen que dialogan, pero parece un diálogo de sordos porque no ejecutan las medidas a favor de las mayorías”. u

La cooperativa y el
manejo de sus recursos

Generó ciertas dudas el manejo de los recursos de la cooperativa que ha conformado la agrupación, con la adquisición de una camioneta y maquinaria que le permite realizar el desmalezamiento de la vera del arroyo Langueyú.

El líder del Movimiento Evita Nicolás Carrillo explicó que “es una responsabilidad enorme administrar los recursos de la Provincia ya que es la primera vez y lo hacemos con absoluta responsabilidad. Como cooperativa priorizamos la mano de obra intensiva de pico y pala, no contratando una gran máquina sino que están trabajando veinte personas. Los montos que se le asignan a la cooperativa para este tipo de obras siempre son mucho más bajos que a las empresas privadas”.

Agregó que “la Dirección de Hidráulica de la Provincia, que concurre todas las semanas, mensualmente nos firma el avance de obra, es decir que lo que está estipulado en el convenio se vaya cumpliendo, lo que permite que se hagan los pagos mensuales donde con el 80 por ciento se pagan salarios, se compra combustible, hemos equipado muy bien a la cooperativa con motoguadaña y motosierras. También con una camioneta porque hay un tramo de 5 mil metros para limpiar donde hay que ir y venir permanentemente”.

Detalló que “es una limpieza compleja porque cada vez que llueve el 70 por ciento del agua termina en el arroyo y la suciedad que arrastra en cada lluvia es como volver a empezar, entre botellas, bolsas y hasta encontramos un tronco enorme que no podíamos quitar y el último temporal lo arrastró y se llevó también la leña que habíamos juntado para los merenderos. Mensualmente además de lo que tenemos que presentar en la Provincia con nuestro informe, el acta de la cooperativa, el pago de los monotributos de los trabajadores que tienen obra social y aportes jubilatorio, tenemos un control y está bueno que así sea porque queremos continuar con este trabajo”.

Afirmó que “empezamos con 22 trabajadores y en la actualidad hay 19. Tenemos un convenio de dos años prorrogado en cuotas y es un programa pensado cuando se firmó en la época de Scioli. Después con la inflación y todas las variables económicas hicieron que esos montos no pudiesen alcanzar para dentro de tres meses que queremos aumentar los salarios, por lo que lamentablemente no pudimos seguir con esa cantidad de trabajadores. Esperemos que para la próxima se tenga en cuenta la variable de la inflación porque en cuotas anuales no es lo mismo lo que nos pagaron hace seis meses que lo que nos van a pagar dentro de un año y medio”.

La selección

Para aquellas personas que quieran sumarse a la cooperativa manifestó que “en Villa Aguirre estamos en Urquiza y Chapaleofú, donde tenemos un merendero. En La Movediza en calle Chubut; en Las Tunitas nos encuentran en la capilla que está en De los Granaderos y en Villa Laza estamos en la biblioteca ubicada en Formosa al 800. Cabe señalar que somos un movimiento social, no manejamos presupuesto como el Municipio ni podemos generar expectativa en la población. Lo único que le podemos prometer es que vamos a trabajar y pelear para generar más fuentes de empleo”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario