El Municipio solicitará a la Nación homologar el SUMO con la SUBE

Mientras corren los plazos para la implementación del SUBE en todo el país, establecido por resolución por el Gobierno nacional, el Ejecutivo presentará ante el Ministerio del Interior y Transporte una solicitud para homologar el boleto electrónico del Sistema Unico de Movilidad Ordenada (SUMO), tras una audiencia que autoridades locales mantuvieron con el director general de Gestión Económica, Eladio Sánchez.

El acercamiento se concretó finalmente luego del pedido que realizó el Municipio al conocerse la Resolución 1169 de la repartición que dirige Florencio Randazzo para que la SUBE “tenga un alcance a nivel nacional y, por consiguiente, pueda ser utilizado por todos los usuarios del transporte público automotor del país”.

La decisión obligó a las autoridades locales a establecer contacto con el área para conocer más detalles que permitan establecer el modo de equiparar ambos sistemas, puesto que el cumplimiento de lo dispuesto será condición necesaria para acceder y mantener el derecho al beneficio del precio diferencial del gasoil y a la percepción de los bienes fideicomitidos del Sistema Integrado del Transporte Automotor (que sirve de base para la asignación de los subsidios al sector).

 

Certezas

 

El encuentro se desarrolló ayer por la tarde en la sede de la Secretaría de Transporte en Capital Federal y desde Tandil viajó una comitiva encabezada por el jefe de Gabinete, Marcos Nicolini. Además estuvieron presentes el titular de la dirección de SUMO, Gabriel Bayerque, el director de Asuntos Legales, Andrés Curcio, el encargado de Gobierno Electrónico, Luis Elissondo.

En ese marco se plantearon aspectos vinculados a la implementación del sistema y se avanzará en su oficialización para equipararlo al nacional.

La Secretaría de Legal y Técnica evaluará los aspectos de la presentación e incluirá las características del sistema local. Y una vez resuelto será elevado al área correspondiente para su análisis.

De todos modos, se informó que desde la presentación se interrumpen los plazos “y no se corre riesgo en cuanto a la pérdida de los subsidios”, aclaró Nicolini.

Valoró que la reunión permitió aclarar ciertos puntos y contar con la certeza al menos que la inversión realizada para la implementación del SUMO “se puede seguir manteniendo” una vez que se logre homologar.

 

La propuesta

 

En diálogo telefónico con El Eco de Tandil el jefe de Gabinete, Marcos Nicolini, brindó detalles del encuentro, que calificó de positivo puesto que les permitió comenzar a delinear claramente los aspectos de la presentación luego de la incertidumbre que se generó al conocerse la resolución ministerial.

En ese marco, la comitiva local planteó la posibilidad de homologar el sistema con la SUBE, por lo que Sánchez pidió que la propuesta quede plasmada por escrito. Así, de cumplir con los requisitos, “no habrá ningún tipo de inconveniente y se podrían mantener los subsidios que hoy tiene el transporte”, anticipó.

A más detalles, el jefe de Gabinete puntualizó que deberán confeccionar un documento que contemple el detalle de una serie de características sobre el funcionamiento del SUMO.

En principio, los requerimientos que el Ministerio de Transporte exige para asignar los subsidios el sistema local “los cumple”, puesto que hacen referencia a datos sobre la cantidad de pasajeros, de kilómetros recorridos, entre otros.

En definitiva “una serie de datos que solicitan para hacer la auditoría y que se esté cumpliendo lo que exigen para otorgar los subsidios”, aclaró.

 

El punto central

 

Si bien aún no está establecido el modo, en caso de avanzar en esa línea, la información requerida podía ser enviada en forma digital o cargada en un soporte web.

“El sistema de Tandil tiene todos esos números que si se pueden ver correctamente no hay problema en la homologación”, enfatizó Nicolini sobre el punto central para lograr equiparar ambos sistemas.

Entonces, si el sistema es apto para brindar la información que se reclama, se avanzaría en ese sentido y así se evitaría poner en riesgo la asignación del subsidio.

De lo contrario, sería “un problema muy serio” que la ciudad pierda el aporte que recibe el transporte de pasajeros de parte del Estado nacional para su funcionamiento.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario