El Museo de Bellas Artes brinda dos propuestas de excelencia para disfrutar este fin de semana

El Museo Municipal de Bellas Artes tendrá el honor de contar durante el próximo domingo, a las 18, con la presencia del maestro Ernesto Bertani. Algunas obras, así como material audiovisual darán el marco para realizar un camino de aproximación por su extensa trayectoria artística, que se pudo visualizar, en parte, durante el pasado mes de agosto en la ?Retrospectiva 20 años con la pintura?, que constó de treinta trabajos de diferentes períodos de su creación en las salas de dicha institución.
Se ha previsto también, en dicha ocasión, compartir una propuesta de performance a cargo de Lucía Mestre, animadora de los personajes lúdicos que realiza el Mumbat dentro del programa de lectura de obras para niños. La misma está dirigida por el profesor Eduardo Hall, quien tiene la responsabilidad de la tarea antes citada En esta oportunidad, el disparador responde concretamente a la obra de Bertani y su mensaje subliminal.
Dice Carlos María Pinasco, con motivo de la trayectoria del artista: ?Que veinte años no es nada?, pese a que lo diga el tango de Le Pera, presentar dos décadas de labor de un artista de la creatividad de Ernesto Bertani es un desafío fascinante pero nada sencillo. Para  él las dos últimas décadas fueron demoledoramente prolíficas y consagratorias. No dudamos que aún quienes conozcan el artista se han de sorprender?.
Este distinguido maestro de la plástica nacional nació el 3 de febrero de 1949, en Buenos Aires. Desde chico se sintió atraído por el dibujo. Al concluir el servicio militar y abandonar al mismo tiempo la carrera de arquitectura, decidió dedicarse plenamente al arte. Hacia 1975 estudió escultura en el taller de Leonardo Rodríguez y pintura con Víctor Chab y dos años después, realizó sus primeras  exposiciones individuales en las galerías Birger (Buenos Aires) y Van Dyck (Rosario).
Desde siempre, los porteños, hombres y mujeres de Buenos Aires, son el tema principal de sus obras.
En 1979 conoció a su mujer, Mirta D? Andrea, dibujante y escultora, con quien tuvo dos hijos. En la década del 80 comenzó a recibir importantes premios, entre los que se destacan el Primer Premio de Pintura en el Salón Municipal de Artes plásticas de Buenos Aires (1982); Primer Premio de Dibujo en el mismo salón (1983); Premio Casa de las Américas, en la Bienal de La Habana, Cuba, (1984); Gran Premio de Honor de Pintura en el Salón Nacional de Artes Visuales (2002). A partir de 1991 es artista exclusivo de Zurbarán.
?Las braguetas? fue la primera serie pintada sobre casimir, tela que simboliza para el autor al hombre porteño. Opina sobre esta propuesta el crítico Ignacio Gutiérrez Zaldivar: ?Ese traje gris que se transforma en una coraza que esconde los sentimientos, que unifica y a la vez despersonaliza a los individuos? (…).
El casimir, textura que utilizó para los hombres, se vio contrapuesta por la seda y el encaje en el caso de las mujeres, que definen la forma erótica de esos cuerpos voluptuosos, vientres y pechos abultados, metáfora de la fertilidad femenina.
El Mumbat informó que la entrada a la charla es libre y gratuita. La disertación está dirigida a todo público, sin restricción.

 ?Con registro vital?

El próximo sábado se llevará a cabo en el Mumbat la inauguración de la muestra ?Con registro vital?, de Vera Alejandra Rodríguez.
La artista nació en Buenos Aires. Egresó de las escuelas nacionales de Bellas Artes ?Manuel Belgrano?, ?Prilidiano Pueyrredón? y ?Ernesto de La Cárcova?, en la especialidad de grabado. Realizó estudios de grabado en el taller de Alicia Scavino. Algunas de las exposiciones individuales realizadas en el último período son en 2007 Museo de Arte López Claro, Azul; y Museo López Claro, Santa Fe. En 2004, en el Museo Municipal de Artes Plásticas ?Damaso Arce?, Olavarría, y en 2002, en el Centro Cultural San Martín.
Comenta sobre su obra Alicia Escot: ?La obra gráfica de Vera Rodríguez nos invita a explorar un tiempo anterior en el que la imagen comienza a incursionar hacia la palabra escrita.
Nos sitúa en el umbral mismo de un  protolenguaje, desde su forma, que es a la vez una búsqueda  personal en la que va proponiéndonos la ruta, a la manera de mapa interior; evocativo de una presencia que existió, de una marca, una saturación y un diálogo interpersonal, del cual nos participa.   
Generosamente y sin afectaciones, el color gana el plano con fuerza expresiva, y la emoción profundamente humana queda impresa.
Como un aprendizaje, nos hace poner atención sobre ese otro contenido incomprensible de la palabra, así como también de lo no dicho, que han quedado impresos en  estos testimonios rítmicos; y  en cada grafismo, convocada la propia y esa otra? memoria universal asumida, y por lo mismo asimilada de la cual ahora nos comparte. Como un resumen imaginario anhelado, quizás posible, de otra historia de la humanidad; y en la recreación de esta evolución la artista, valiéndose de los elementos plásticos de manera poética, nos compromete en el disfrute de sus imágenes a más de una reflexión, porque en esta transición inventada, intuitivamente trabaja sobre dos grandes ejes, la pasión y la libertad.
Sus metáforas visuales de una angustia existencial, (estetizada  hábilmente pero evocativa de ausencias), se desarrollan hacia una liberación de las formas.
Desde la ?declaración? o ?denuncia? de negaciones de su primera etapa, manifiesta  en el grafismo y la tachadura sobre sí de planos autoritarios que generan por momentos un clima casi opresivo e insistente por pregnancia estructural en el encierro; hacia un camino progresivo de imágenes que van alivianándose y retornándonos a un mundo sutilmente ingrávido y participativo, para desplazarnos, desde el placer, en los vaivenes acuáticos de estas obras que como úteros luminosos nos renuevan y transforman en alegres visitantes de sus formas orgánicas y abiertas en comunicación. El color victoriosamente irrumpe hacia nosotros y convida a participar en actitud de este nuevo estado vital?.
La muestra permanecerá en galería hasta el 30 de noviembre.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario