El Museo Fuerte Independencia celebró su medio siglo de vida al cuidado de la historia

La velada estuvo encabezada por el presidente del Muhifit, Oscar Granato, quien estuvo acompañado por los integrantes de la comisión directiva, socios, colaboradores, integrantes y descendientes del grupo de vecinos que fundó la institución tradicionalista Fuerte Independencia, que años después se convirtió en museo.
También se sumó el intendente Miguel Lunghi, el presidente del Concejo Deliberante, Juan Pablo Frolik, autoridades de las Fuerzas Armadas, entre otros.
El punto de encuentro fue la sala Ricardo Ballent, que se montó en honor a quien presidió la institución en sus comienzos. Allí se reunió una importante cantidad de invitados que siguió de cerca las actividades programadas.
El evento comenzó minutos después de las 19.30 con las palabras del titular del Museo Fuerte Independencia, Oscar Granato.
Luego de los discursos formales, las autoridades del museo, junto al Intendente y otros invitados, se dirigieron hacia el Patio del Ombú para realizar el descubrimiento de las placas recordatorias por el aniversario.
De regreso a la sala, el cuerpo de baile de la Peña El Cielito deleitó a los presentes con un baile tradicional, que precedió a la inauguración oficial de la remodelada sala Islas Malvinas.
En su interior se descubrió otra placa en alusión a la finalización de las obras en el lugar, que fue visitado por las personas presentes.
 
“Un orgullo 
para Tandil”
 
En el inicio de su alocución, el abogado mencionó los acontecimientos que marcaron la década del ’60, época en que se gestó la institución. En definitiva, una sociedad “con otra lógica e ideales”.
En ese clima, recordó que surgió en Tandil un grupo de “locos lindos” liderado por Ricardo Ballent y entre los que también estaban Carlos Allende, Pedro Staneck, que decidió “llenar dos habitaciones de la casona adquirida como sede social de la institución tradicionalista Fuerte Independencia con objetos tradicionales, antiguos, del campo y la ciudad, para iniciar un pequeño museo”.
Con los años, y frente al cúmulo de objetos de gran valor histórico, estos precursores se vieron en la obligación de ampliarse hacia  el museo “y fuera lo que es hoy, un orgullo para Tandil”, reseñó.
En un apartado especial, Oscar Granato recordó a cada uno de los integrantes de ese grupo de emprendedores, algunos de los cuales se dieron cita ayer para celebrar los 50 años de su fundación.
“El culto de la tradición fue su norte, interpretado por ellos como el culto a los antepasados. Exaltaban nuestras tradiciones bajo el sentimiento que sin tradición no hay historia”, enfatizó.
Medio siglo después, un nuevo grupo tiene “el honor de dirigir los destinos de esta casa”, valoró Granato.
Y agregó que quienes administran hoy la entidad de 4 de Abril 845 eligieron como lema para los próximos 50 años el de “mirar fundando una nueva mirada”.
Acto seguido mencionó las personalidades que formaron parte del museo y presentó con elogios a cada uno de los miembros de la actual comisión directiva.
Para el cierre, tuvo palabras de agradecimiento para todos lo que de alguna manera u otra colaboraron con el Museo Fuerte Independencia. “Gracias a todos por estar con nosotros y permitirnos seguir con esta obra”, cerró Oscar Granato.
 
Un lugar donde 
“late la historia”
 
En sus palabras, el Intendente destacó el rol de la institución, la cual definió como “la casa de la historia de la ciudad”, donde también la palabra “historia y memoria, que sin dudas son sinónimos, se emparentan estrechamente con un término que lo resume todo: amistad”. Por eso, en definitiva lo que se celebró ayer en un cálido encuentro fueron “50 años de amistad”.
Luego, mencionó: “Los cimientos de esta casa se colocaron en un lejano 1963, quizás sin que los fundadores llegaran a imaginar que de esos años hay en estas salas pequeñas reliquias del pago chico”.
Recordó que la entidad nació precisamente en el lugar donde actualmente funciona, sobre la calle 4 de Abril al 800, y valoró que “decir Tandil y Museo Histórico es hablar de una misma cosa”.
“Aquí late la historia, un sentimiento por la identidad local y una poderosa pasión por lo nuestro”, apreció el jefe comunal, que aseguró que allí también “laten y respiran las glorias de la Patria”, al referirse a la reapertura de la sala Islas Malvinas, alcanzada gracias al “tesón” de las autoridades y la “filantropía de tantos vecinos”.
Expresó que en ese lugar están “los sueños de nuestros padres, abuelos y bisabuelos inmigrantes”, en las más de 10 mil piezas que forman parte de un “Tandil en sepia que está más vivo que nunca”.
“Entre estas paredes la historia no es una abstracción que se murió, que guarda la forma de lo inerte. Por el contrario, la historia se reinventa cada día porque ha tenido al menos dos generaciones de dirigentes que le inyectaron al museo la novedad de lo nuevo”, recalcó.
Sobre el cierre de su discurso, renovó su compromiso de continuar con las gestiones para atender las necesidades que requiera la institución “profundamente insertada en los afectos de la comunidad”.
Por último, el Intendente evocó la “gigantesca figura que para este museo representó aquel gran presidente que fue don Ricardo ‘Tito’ Ballent” y lo recordó en el día en que se celebraron los 50 años de vida de la casa que cobija “a todos los tandilenses”. u
 
 
 
***NOTA SECUNDARIA***
 
La sala Islas Malvinas
 
La inauguración de las obras de remodelación edilicia de la sala Islas Malvinas representa otro de los logros alcanzados gracias a la tenacidad e impulso de la comisión directiva y el aporte de socios, colaboradores y el Municipio.
El 17 de noviembre de 2011 el espacio debió ser clausurado debido a la existencia de una serie de falencias que afectaban el material incluido en el lugar.
El año pasado, a poco de cumplirse los 30 años de la Guerra del Atlántico Sur, se pusieron en marcha una serie de actividades para reunir los fondos necesarios para avanzar en el proyecto de refacción de la sala.
Entre las acciones, se implementó la campaña SOS Malvinas, que fue declarada de interés municipal.
Posteriormente, la comisión directiva del museo recibió un subsidio de 25 mil pesos por parte del Municipio que permitió concluir con las tareas.
Ayer, al celebrarse los 50 años, la institución coronó los festejos con la presentación de una moderna sala que resguardará el material reunido sobre las Islas Malvinas. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario