El oportuno llamado a la policía frustró ayer un intento de asalto por la mañana, en Tacuarí al 100

Un asalto a mano armada se vio frustrado ayer por la mañana a raíz del aviso formulado al servicio de emergencias policiales (101) por un trabajador que advirtió la situación delictiva.
El atraco ocurrió antes de las 10 en la vivienda ubicada en Tacuarí 71 y fue perpetrado por un grupo de delincuentes que se movilizaba en una camioneta Chevrolet S 10, color gris, rodado en el que quedaron dos personas mientras que sus cómplices llevaban adelante el delito.
El asalto se inició cuando fue reducido uno de los albañiles que estaba trabajando con una mezcladora en la vereda, con el portón del chalet abierto para el ingreso del material.
De acuerdo a lo indicado por diversas fuentes, los delincuentes se dieron a la fuga al escuchar las sirenas de los patrulleros que se dirigían hacia el lugar.
Pese al posterior operativo cerrojo instrumentado por la policía, no se pudo dar con los asaltantes, los cuales no serían de Tandil.
La policía inició una causa penal caratulada como ?Tentativa de robo calificado por el uso de arma de fuego?, caso del que resultó víctima Alfonso Giménez (23).

?Me agarraron
del cuello y
me apuntaron?

Marcos Cepeda era el albañil que estaba trabajando con una hormigonera en la calle cuando fue sorprendido por dos de los integrantes de la banda.
?Estaba trabajando lo más bien cuando aparecieron dos sujetos que me agarraron del cuello y me apuntaron. Me mandaron para la cocina, donde estaba el chico (el hijo de los dueños de casa)?, dijo el joven inicialmente a Multimedios El Eco.
Agregó que ?me dijeron: ´Dame la plata´. Había una camioneta esperándolo y cuando estaban adentro les mandaron un mensaje y se fueron?.
Cepeda agregó que los delincuentes que ingresaron a la casa eran dos, en tanto que otros dos quedaron en el interior de la camioneta en la que se desplazaban.
?Estaban medio encapuchados, pero yo estaba nervioso, por lo que no pude ver nada?, dijo cuando se le pidieron características de los asaltantes.
Un dato llamativo es que ?al igual que el asalto ocurrido hace dos semanas en el barrio Falucho- reclaman por valores que habría en una supuesta caja fuerte.
?El chico no se los quiso dar y se fueron sin llevarse nada?, dijo Cepeda.

?Un mal momento?

El albañil definió lo vivido como ?un mal momento que a cualquiera le puede pasar?.
Añadió que no vio la camioneta, pero sí el arma, la cual era ?de caño largo?.
Sobre los asaltantes, dijo que ?estaban tranquilos y se nota que no eran de acá, porque estaban a cara descubierta?.
Si bien Tacuarí es una calle muy transitada, ?no había nadie en ese momento y tardó un poquito la policía?, acotó.
Cepeda estaba trabajando en la construcción de una pared, junto a dos compañeros, y la obra había comenzado el lunes.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario