El paro de docentes universitarios

Señor Director:
¿Alguien sabe que en la ciudad de Tandil existe una Universidad Nacional? ¿Alguien está enterado de que en esta Universidad los alumnos no podemos rendir exámenes finales como consecuencia de la medida de fuerza adoptada por los docentes en su exigencia por el blanqueo de las sumas en negro?
Nadie dice que sus reclamos no sean válidos, pero es una medida demasiado extrema de la que nadie se va a enterar, solo nosotros los alumnos que estamos siendo perjudicados.
La mayoría de los que estudiamos en esta universidad somos de afuera. Como la cursada terminó, muchos regresamos a nuestras ciudades con la idea de volver a Tandil para rendir los exámenes finales. Algunos hasta tenemos que pedir un día en el trabajo para asistir a la mesa de examen…y ¿qué pasa cuando llegamos a rendir? ¡Nadie aparece a tomarnos un examen porque están de paro!
Pero esto no es todo…. muchos nos contactamos con los profesores para preguntarles si adherirían o no al paro, con el objeto de ahorrarnos el pasaje y el tiempo, en los mejores de los casos, recibimos respuestas vagas, en otros casos no recibimos ninguna respuesta.
Frente a esto, los alumnos nos preguntamos: ¿Alguien sabe que todo esto está ocurriendo? Por supuesto que no!!!!! . El gremio de docentes de la Universidad Nacional del Centro de Tandil, ha adoptado una medida que fue propuesta desde la Conadu Histórica, siendo la nuestra una de las pocas universidades que han acatado a semejante medida. ¿Acaso no ven la realidad? ¿No se dan cuenta que nadie, mas que los alumnos perjudicados, va a enterarse sobre la medida?
Lo que más bronca da, es que no les importa si viajamos hasta Tandil solo para rendir y nadie nos toma. No les importa si pedimos un día en el trabajo y nadie nos toma. No les importa si nos atrasamos con los exámenes porque nos suspenden las mesas. No les importa tomar una medida que nadie va a saber que se tomó. No se molestan siquiera en avisarnos que van a adherir a la medida, de forma de perjudicarnos un poco menos. En fin, no les importa.
Por último quiero agregar algo: ¿Qué clase de medida es si, en vez de tomar los exámenes, se quedan en sus casas tomando mate? ¿Acaso de esa forma alguien se va a enterar de algo? ¿No hay otras formas de defender su reclamo (que creemos justo)?
¡A ver si de una vez por todas dejamos de pensar en cada uno, miramos al de al lado y tomamos medidas conjuntas!
Es su derecho hacer paro, y es nuestro derecho rendir los exámenes!
Habiendo dicho esto, quiero destacar que algunos profesores, aún estando afiliados al gremio, usan su sentido común y se oponen a esta medida.
El objeto de esta carta, es informar a la sociedad a cerca de una problemática que quizás no involucre a algunos directamente, pero que en definitiva tiene que ver con la educación, y por lo tanto nos compete a todos. Por otra parte, queremos que por un momento puedan tomar nuestro lugar y vean lo que se siente.

MME

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario