El Rotary Club retoma la campaña para prevenir patologías zoonóticas

En ese marco, recordaron la necesidad de vacunar contra la rabia una vez al año durante toda la vida del animal, de manera gratuita, en la dirección de Bromatología ubicada en Colón y Las Heras.
Entre otras medidas, los rotarios señalaron que los canes no deben deambular libremente sino permanecer dentro su predio, además de mencionar que si se transita con el animal por la vía publica debe ser con correa y acompañado por su dueño, para disminuir el riesgo sanitario que implica una mordedura.
También recordaron que buscan la ?toma de conciencia de la importancia de nuestra mascotas a fin de prevenir enfermedades zoonóticas que afectan tanto al hombre como al animal, tal el caso de la rabia, enfermedad emergente dentro de la provincia de Buenos Aires.
Entre los factores que inciden, la institución dijo que debe tenerse en cuenta que la infección se transmite de un murciélago a perro o gato del perro al hombre, a través de la mordedura.
La gran densidad de perros, alta tasa de reproducción anual y los perros sueltos en la vía pública son factores importantes para una diseminación generalizada de la enfermedad.
Los gatos siguen a los perros en el número de casos de rabia urbana, por lo que también deben vacunarse, señalaron al anunciar oficialmente las tareas que desarrollan junto al organismo municipal.
La rabia es un virus que se encuentra en la saliva del animal y se transmite a través de la mordedura. El mismo ataca al sistema nervioso central con la posterior muerte en el ciento por ciento de los casos tanto para el animal como para el humano.
Ante posibles mordeduras, se recomienda lavar la herida con abundante agua y jabón, concurrir al Hospital o al centro más cercano de salud, y posteriormente se deberá realizar la denuncia del hecho en el área de zoonosis urbana, para exigir al dueño la observación del animal durante diez días, cada 48 horas.
Con la denuncia correspondiente se concurre al centro de vacunación (Hospital de Niños), en el mismo se vacuna a la persona con nueve dosis cuando el animal está desaparecido o muerto. También se recomienda no matar al animal sospechoso, atarlo y alejarlo de personas y otros animales.*

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario