El Sindicato de Peones de Taxi solicita ser atendido porque el Municipio no está respetando la ordenanza

Mediante un comunicado, el Sindicato de Peones de Taxi le exige al intendente Lunghi que tome cartas en el asunto sobre las denuncias que desde hace un tiempo viene realizando en cuanto a la competencia desleal que ejercen los remises sobre la actividad de transporte público de pasajeros en este caso los taxis.

Según manifiesta la misiva que llegó a los medios “hemos denunciado públicamente y por nota al Municipio que se ocultan las licencias de taxis y que funcionaban en la práctica solo la mitad de las 200 licencias habilitadas”.

Consultado el secretario general del Sipetax Tandil, Luis Larsen, al referirse al tema señaló que “ya hemos reclamado que están la mitad de los coches funcionando en la calle, lo que hace muy difícil que se pueda cubrir el cupo de 55 por ciento de firmas para el aumento de tarifas. La otra problemática es la competencia desleal de los 700 autos que trabajan en los remises contra 100 taxis que estamos funcionando en la calle”.

Aseveró que “pedimos por nota que nos den una explicación, porque nos bajaron de la mesa de diálogo que habíamos conformado cuando nos movilizamos la anterior vez. Por otro lado, le pedimos por nota a Walter Villarruel que nos diera un informe detallado de los choferes registrados en la Municipalidad. La ordenanza establece que cuando se declara un chofer lo deben hacer en la Municipalidad”.

Agregó sobre el informe recibido que “son solo 106 licencias que, según ellos, tienen chofer. Pero también en ese padrón nos entregan sobre las 200 licencias y nos intercalan que serían titulares los que conducen como esposos, hijas, hijos o los hermanos que serían para el sindicato como los dueños de la licencia”.

Larsen aseguró que “nos siguen faltando coches en la calle, entonces estamos pidiendo que las 200 licencias salgan a trabajar. Por otro lado en ese padrón nos informan los choferes y resulta que cuando cotejamos hay muchos que no están en actividad o han sido despedidos. El Municipio no tiene ningún tipo de control sobre esa situación y es lo que le reclamamos que si un patrón baja a un chofer de su auto lo declare”.

Sobre el aumento que recibieron indicó que “lo otorgaron, aunque todavía nos estamos preguntando cómo hicieron. Lástima que la suba del gas anuló el aumento que teníamos”.

Reclamo

Larsen manifestó que “pedimos que el Intendente nos conteste por escrito porque nos bajó de la mesa de negociación que eso todavía nos adeuda, para seguir solucionando los problemas de fondo de la actividad”.

Aseveró que “queremos que nos den soluciones reales, cualquier ciudad turística que se precie de tal el porcentaje son tres taxis un remís. Acá está totalmente invertida la ecuación”.

Remarcó que “el Municipio de Tandil está violando la ordenanza y una ley provincial al habilitar como los habilitó a los remises. La ley provincial de coches remís dice que deben ser vehículos de alta gama y acá no tenemos gran cantidad de esos coches. Además están funcionando con reloj taxímetro que funcionan y trabajan como taxis. Lo que pedimos es que si están funcionando de esa forma, que blanquee la situación e incorpore los taxis”.

Por último dijo que “queremos que se respecte la ordenanza y que los remises tengan una tarifa más elevada que la del taxi. Nos tienen que convocar y solucionar el problema, porque quien está en infracción es el Municipio no el Sindicato”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario