En medio del conflicto, el Ejecutivo ratificó que Aleaciones Simón no cuenta con la habilitación

En respuesta, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico Local, Pedro Espondaburu, certificó que no se completó el trámite de habilitación correspondiente e instó a la partes a encauzar el proceso administrativo para poder reabrir sus puertas.

El funcionario contestó a los planteos realizados por el secretario general de la UOM, Carlos Romano, quien deslizó la falta de controles y marcó como un caso “atípico” el permiso para conectar la planta al tendido de energía eléctrica, y dijo que la falta de contacto con los empresarios demoró el proceso.

Más allá de la complejidad del caso, que se ajusta a los inconvenientes por la situación de los obreros cesanteados y de la existencia de varias razones sociales del empleador, Espondaburu llamó a “buscar soluciones entre todos y que la situación se regularice lo más rápido posible”.

Cabe recordar que los delegados del sindicato junto a los trabajadores mantienen una protesta frente al acceso al Parque Industrial, tras haber fracasado las audiencias ante la delegación local del Ministerio de Trabajo de la Provincia.

 

Sin avances

 

En diálogo con El Eco de Tandil el funcionario primero aclaró que el proceso de titularidad de la planta se inició a partir de una transacción entre privados, en la cual un empresario local vendió a una firma de otra ciudad con sede en Burzaco, un predio y un galpón ubicados en el Area Industrial.

Ahora bien, en cuanto al proceso administrativo que se inició en la dependencia Espondaburu citó que se acercó una persona en representación de los nuevos titulares “pidiendo las condiciones para habilitarse”, las cuales se les entregaron en forma detallada.

Justificó que el proceso no prosperó debido a que “esa persona falleció”, y dado que el propietario no habita en la ciudad “no teníamos cómo ubicarlo”.

De acuerdo al planteo, posteriormente se desató el conflicto a partir del despido de los trabajadores, que iniciaron medidas de protesta en busca de respuestas.

Así, en la primera jornada de movilización frente a la fábrica ubicada en el kilómetro 173 de la Ruta 226, Espondaburu se apersonó en el lugar y dialogó con los ocho obreros despedidos, a quienes “les conseguimos las asistencias municipales correspondientes”, a través de la Secretaría de Desarrollo Social.

 

El trámite

 

Al parecer el episodio permitió establecer un contacto con otros dos representantes de la empresa, uno de ellos identificado por los empleados como Daniel Darío Jursza. “Vinieron en dos oportunidades y les reiteramos que tenían que cumplimentar una serie de documentación para la habilitación y están en ese proceso”, contextualizó el secretario.

En definitiva los empresarios son quienes deben incorporar al expediente la información restante para concluir la actuación administrativa iniciada.

“Tiene iniciado el trámite pero todavía no ha cumplimentado la información necesaria”, ratificó, y dijo que, con el contacto establecido, los integrantes del área insisten para que presente toda la documentación.

En cuanto a los controles, el secretario de Desarrollo Económico Local aseguró que previamente a que se desate el reclamo “hacíamos recorridos por la planta y la veíamos cerrada, sin movimiento”.

 

Los controles y la conexión de luz

Entre las críticas esgrimidas, el dirigente de la UOM aseguró que existe una “falta de control” y apuntó como responsables a la Municipalidad o al consorcio del Parque Industrial, los cuales deberían llevar “una estadística y control de quién se radica en la zona”.

En defensa, Espondaburu le reclamó a la organización, bajo ese mismo análisis, “cómo pasó todo ese tiempo con los empleados en negro”. Más allá de ello fundamentó que “todos tenemos el mismo problema, que al no vivir el titular en la ciudad se complica tener alguien con quien interactuar”.

También respondió a los reclamos por los permisos que permitieron establecer la conexión al servicio de energía eléctrica sin la correspondiente habitación para que la planta pudiera funcionar. En ese sentido separó el rol del Municipio al señalar que “seguramente han hecho el trámite directamente en la Usina porque no pasó por nosotros”.

“Habrán cumplimentado ciertos requisitos formales y por eso tendrían la energía eléctrica”, resaltó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario