La Asociación de Abogados desea la creación de un departamento judicial

Al celebrarse un nuevo Día del Abogado, integrantes de la Asociación de Abogados de Tandil expusieron sus puntos de vista sobre la profesión en la actualidad y plantearon desafíos a futuro. El mayor anhelo: que algún día se cree un departamento judicial de Tandil, que hoy en día tiene una de las estructuras judiciales más grandes de la provincia.
La asociación, que fue fundada en 1954, hoy cuenta con unos 300 miembros. El presidente de la entidad, Atilio Della Maggiora, explicó que desde su surgimiento, el objetivo principal fue traer organismos judiciales a la ciudad.
“Todos los organismos judiciales hacia el año 1930 empiezan a estar en Azul, pero en los años previos dependíamos de La Plata. La asociación promovió varios congresos a fines de los años ‘60, y principios de los ‘70 donde siempre la conclusión era similar, que era necesario descentralizar el servicio de administración de justicia, crear nuevos organismos judiciales en el interior de la provincia de Buenos Aires”, sostuvo.
No obstante “ese esfuerzo inicialmente se notó en el Gran Buenos Aires, pero hacia los años ‘70 se consigue la creación en nuestra ciudad del primer Juzgado Civil y Comercial a cargo de un juez de conformación jurídica y al año siguiente, o a los dos años, se conformó el Tribunal de Trabajo que empieza a funcionar en el año 1975”.
A fines de 1978 surgió la Oficina de Mandamientos y Notificaciones y en la década del ‘80 el Juzgado Civil y Comercial 2.

Departamento
Judicial Tandil

“Paulatinamente se fueron sumando organismos judiciales, siempre con una labor muy intensa de la asociación hasta llegar a que hoy en día Tandil es la ciudad que tiene más organismos judiciales descentralizados. Esto significa, apartados de la cabecera departamental. Es una de las estructuras judiciales más grandes de la provincia de Buenos Aires”, destacó.
Y remarcó que “la particularidad de nuestra ciudad es que tenemos casi todo lo que tiene un departamento judicial sin serlo, nos faltarían los organismos de segunda instancia, las cámaras de apelaciones y demás”.
A su vez, también luchan por la creación del departamento judicial Tandil. Sin embargo, sostuvo que “hoy se han ido renovando sus objetivos y misiones en función de la necesidad de los tiempos, y las problemáticas quizás no están tan ligadas a esos dos motivos fundacionales sino a lo cambiante que es la profesión”.
Empero, siguen “manteniendo aquellos objetivos fundacionales sin resignar la idea de que haya un departamento judicial, pero al mismo tiempo bregando porque cada día haya más y mejores organismos de justicia en la ciudad”.

Lo que falta

Della Maggiora apuntó a lo que está faltando en la ciudad también. En ese aspecto, se refirió a que “nos están haciendo falta organismos judiciales, por ejemplo, un juzgado correccional más, por lo menos. Hay solamente uno que está de turno todos los días, es un equipo que está sobreexigido”.
Asimismo, consideró que “se necesita fortalecer la oficina pericial, hay necesidad de médicos de policía, médicos con formación legal para expedirse en cuestiones jurídicas como autopsias”.
“Por suerte se creará el nuevo Juzgado de Familia, y un gran problema que tiene el sistema judicial en nuestra ciudad es la descentralización de las instituciones que están desperdigadas en distintos lugares y oficinas. Entonces, tanto para quienes requieren el servicio como para los abogados, nos pasamos deambulando por toda la ciudad”, sostuvo.
En ese marco, enfatizó la necesidad de tener una suerte de ciudad judicial, un edificio que concentre todas las dependencias. Pero manifestó que se trata de “un objetivo de largo aliento, porque siempre que se plantea la respuesta es la misma, que no hay presupuesto para emprender una obra de esas características, pero la necesidad existe”.

Precariedad

Además “los lugares donde funciona la administración de la justicia muchas veces tienen precariedad, no en cuanto al edificio en sí, sino a la falta de capacidad para la prestación de la tarea”.
“Por ejemplo, edificios muy pequeños para el funcionamiento de los juzgados, llenos de expedientes, salas de audiencia tapadas de expedientes, muebles, computadoras viejas y ni siquiera podés desarrollar dignamente una audiencia, hay muchas necesidades en el servicio de administración de justicia”.
“Desde la asociación vamos acompañando reclamos permanentes en pos de mejorar, pero es una tarea titánica, es golpear puertas y eso depende del presupuesto provincial”, manifestó.

El nuevo Código Civil y Comercial

En cuanto a la flamante implementación del nuevo Código Civil y Comercial, Atilio Della Maggiora explicó que lleva “todo un desafío en cuanto a organizar jornadas de capacitación y difusión para estar preparados para esto”.
Por su parte, la abogada María José Tosetto sostuvo que “en los últimos años nuestra profesión sufrió muchos cambios, la implementación de la mediación, el nuevo código, el año que viene empezamos con todas las presentaciones y notificaciones electrónicas, lo cual va a ser un gran cambio para la labor diaria”.
“El nuevo código ha receptado muchas situaciones, sobre todo en materia de familia que estaban surgiendo pero que no tenían una acogida en la ley, esos cambios han sido bienvenidos. pero igual hay que transitarlos”, advirtió.
Dela Maggiora mencionó algunos de los puntos más relevantes de ese código, como la transformación del proceso de divorcio en el derecho de familia, ya que ahora puede hacerse el pedido en forma unilateral, por lo cual ya no es necesario hacerlo en forma conjunta.
En tanto, también destacó aquello que ocurre con los niños y la autonomía y que les otorga el nuevo código a los adolescentes en cuanto a sus decisiones.
“Hace unos días se dio a conocer una sentencia de una chica de 15 años que no quería vivir con la madre, y con el nuevo código es mucho más fácil llegar a una decisión de ese tipo, porque recepta la idea del adolescente al que le reconoce un alto grado de autonomía en las relaciones familiares y los derechos de su propio cuerpo, someterse a tratamientos, operaciones, cirugías estéticas”, indicó.
A su vez, que “ha receptado cambios también va a generar cambios, porque por ejemplo esa situación era impensada”.
Otra situación que planteó Romina Maineri es que si “los padres quieren ir a vivir al exterior y el chico no quiere, debe ser oído, hasta ahora el adolescente siempre estaba representado por el padre en un proceso judicial, ahora puede tener su propio abogado”.
En ese sentido, se creó la figura del abogado del niño ya que “a veces los intereses de los padres no son los mismos que los de los chicos”.
“Hay una serie de normas que van a moldear una nueva organización familiar”, sostuvo Della Maggiora.
La mayor cantidad de consultas, indicaron, apuntan al tema del divorcio, porque mucha gente hacía tiempo que estaba separada y no había podido llevar adelante la acción legal por las demoras o porque una de las partes no estaba de acuerdo.
En tanto, en el derecho comercial, uno de los puntos relevantes es el reconocimiento de las sociedades unipersonales, ya que “hasta ahora siempre tenían que haber al menos dos personas, es importante para la persona que trabaja en forma autónoma”.

“La conflictiva familiar ha crecido mucho”, afirmaron los abogados

La mayor cantidad de casos que se registra hoy en día en torno al derecho tiene que ver con los vínculos familiares.
En ese marco, María José Tosetto afirmó que “la conflictiva familiar ha crecido mucho. De hecho, el Juzgado de Familia, que es un juzgado que tiene poco tiempo, es impresionante la cantidad de causas que tiene”.
“Parece que una de las cosas que más han crecido en nuestra ciudad es lo vinculado al derecho de familia. De hecho, está en proceso de creación un nuevo Juzgado de Familia. Está creado por ley y están concursando los aspirantes a jueces. Lleva un proceso hasta que se pueda poner en funciones, pero ha sido un tema que ha explotado en los últimos tiempos, y sobre todo de la mano de la violencia doméstica, de género y la problemáticas de abuso de menores”, manifestó.
Romina Maineri coincidió en que “el reflejo de la sociedad se ve plasmado en la cantidad de causas que tiene el juzgado de familia en diversas temáticas, cuestiones intra familiares”.
“Hoy en día una persona generalmente atraviesa más de una separación, y arrastra varios hijos, cuotas alimentarias, visitas, y eso genera mucho conflicto, que muchas veces las personas no lo pueden resolver por sí mismas y tienen que recurrir al juzgado”, sostuvo Tosetto.

La mediación

Otro tema importante que surgió en 2012 es el de la mediación, que es un método alternativo de resolver un conflicto.
María José Tosetto explicó que “se le da preponderancia a las partes, a diferencia de un juicio donde un tercero decide. El mediador es un tercero que trata de facilitar el acercamiento entre las partes para que puedan encontrar una resolución al conflicto. Ese acuerdo tiene la misma fuerza que una sentencia”.
En Tandil hay actualmente 30 mediadores. “Al principio generaba temor en la gente pero ahora lo van viendo con otros ojos, a medida que se van resolviendo cosas. Realmente está descomprimiendo el Poder Judicial, porque la mayor parte de los conflictos es por falta de comunicación”, señaló.
Sobre lo que más mediación hay en Tandil es “daños y perjuicios”, que serían los accidentes de tránsito como choques. “Lo que pasa es que cumplen un rol importante las compañías de seguro, si ofrece un arreglo el conflicto se terminó”, sostuvo.
Julieta Vázquez agregó que “si no tenés voluntad de las partes, no es fácil llegar a un acuerdo. El sistema tuvo como finalidad descomprimir el sistema de administración de justicia, lograr que haya soluciones en una instancia previa”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario