En tres meses se presentará a la Provincia el plan de integración del Dispensario al sistema de salud

Sobre la base de una propuesta realizada oportunamente, el Municipio avanza en la redacción final del proyecto que prevé la incorporación del Servicio de Neumotisiología (Dispensario) y del Centro Provincial de las Adicciones (CPA) al Sistema Integrado de Salud Pública.

En concreto se trata de una iniciativa para la promoción y prevención de enfermedades crónicas no transmisibles, que se presentará en el transcurso de los próximos 90 días ante el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires para su aprobación final.

“Creemos que va a ser muy positivo para la población”, destacó el presidente del Sistema Integrado de Salud Pública, Ente Descentralizado, Vito Mezzina, sobre el esquema planteado en esta etapa.

Días atrás, en el marco de una visita a Tandil, la titular de la dependencia bonaerense, Zulma Ortiz, rubricó junto al intendente Miguel Lunghi los convenios a partir de los cuales ambas entidades se coordinarán con el sistema público de salud.

Esa instancia abrió el escenario para comenzar a trabajar formalmente en el desarrollo de la propuesta que dará el marco de funcionamiento de ambos espacios en forma ordenada, optimizando los recursos y unificando la atención de los pacientes mediante la historia clínica digital.

Así, se avanzaría en uno de los objetivos trazados por el jefe comunal, que apunta a que en el Dispensario, además de brindar los servicios ya conocidos, se pueda desarrollar un centro integral de diagnóstico y prevención de todas las enfermedades, ya que dispone de personal capacitado y aparatología.

Un proyecto común

En diálogo con El Eco de Tandil, Mezzina trazó los principales lineamientos planteados en el proyecto, que será el resultado del acuerdo alcanzado con la Provincia, a la vez que confirmó que la integración fue propuesta por el Municipio y que se tomará como ejemplo para ir produciendo situaciones similares en otros municipios. “Así se acordó en la reunión del Consejo Regional de Salud que se efectuó cuando estuvo la ministra en Tandil”, contextualizó el funcionario.

A propósito de la importancia de sumar estos espacios, Mezzina remarcó que tiene por objetivo evitar replicar “todo lo que se está haciendo en un lado en el otro”, es decir, trabajar en forma mancomunada a través de un solo efector, que es el sistema público de salud, “para que todos tengamos un proyecto en común”.

“La idea es la integración no solo desde el punto de vista físico y de recursos humanos sino a través de lo que nosotros tenemos muy bien desarrollado, que es la historia clínica unificada, como para que compartamos todos los datos y los pacientes incorporados a un sistema único, digitalizado, de información”, definió.

Transición
paulatina

En primer lugar, insistió en que en tres meses se producirá una “integración paulatina” entre el Servicio de Neumotisiología y el Sistema Integrado de Salud, siempre “manteniendo la independencia” en cuanto a lo económico dado que seguirá perteneciendo en materia de recursos al Gobierno bonaerense.

El espacio estará proyectado para la atención de enfermedades como diabetes, hipertensión, de tipo metabólicas, tabaquismo, respiratorias, que requieren prevención, y está fundamentalmente dirigido a las personas de entre 40 y 60 años que son aquellas que tienen mayor prevalencia en este tipo de padecimientos.

Mezzina estimó que “seguramente habrá algún tipo de cambio en cuanto a la funcionalidad y a la tipología de los pacientes que van a ser atendidos sin descartar los pacientes que se están atendiendo actualmente en el Dispensario”.

“La transición será paulatina”, subrayó y remarcó que “habrá que ir evaluando funcionalmente la actividad de los diferentes profesionales, tanto de los que podamos aportar nosotros como los que pueda aportar la Provincia de Buenos Aires”.

Un programa
“interesante”

A propósito de los profesionales que se desempeñan en la institución ubicada en avenida España 101, en la esquina de Alberdi, el funcionario local adelantó que “tenemos el bosquejo de lo que será el proyecto en sí pero hay que ir incorporando a los profesionales”, por lo que avanzarán en conversaciones “con todas las personas que van a estar involucradas”.

En tanto, los recursos humanos son los que provee la Provincia por un lado, y el Sistema Integrado de Salud por otro. En ese sentido, con la conjunción de todo el personal de salud “creo que el programa puede ser interesante”.

También aseguró que aún no está definido si habrá movimiento de profesionales para optimizar recursos, pero remarcó que “en realidad no se tendrían que producir grandes movimientos”.

Justamente el proyecto avanza en algo que “nos está faltando en el sistema de salud y por el cual los profesionales tanto de nuestro sistema como de provincia pueden formar parte de ese proyecto”, explicó. u

El CPA, al Centro de
Día de Salud Mental

En tanto, el Centro Provincial de Adicciones (CPA) también está incluido en el proyecto y en este caso el nivel de avance es mayor en función de un trabajo iniciado en forma conjunta hace ya algunos meses.

“Los equipos de salud mental ya están trabajando en esto y creo que la integración será más rápida”, consideró Mezzina sobre la adaptación de la dependencia que quedó a cargo del doctor José García, quien además es el pastor responsable del Centro Cristiano La Roca.

Entre los fundamentos expuso que el área de adicciones funcionaba en forma separada y la idea es relacionarlo también con el Sistema Integrado de Salud.

Así, desde el punto de vista físico paulatinamente irá incorporándose al Centro de Día, dejando libre el inmueble que actualmente ocupa en Roca y 25 de Mayo, perteneciente al Municipio.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario