En un encuentro trabado, Boca empató con Arsenal, que encontró el gol de tiro libre

Boca, que fue el dominador en gran partido del cotejo, jugado en el estadio de Arsenal, volvió a dilapidar chances, no supo mantener la ventaja obtenida, pese a que controló el juego, y permitió la reacción de su rival que llegó a la igualdad merced a otro tiro libre que le fue convertido a Abbondanzieri.
El golpe anímico que significó el empate de Arsenal, cuando quedaban 25 minutos para finalizar el cotejo, no le permitió a Boca reponerse y así sólo sumó un punto que de nada le sirve de cara al futuro.
En el primer tiempo, Boca debió soportar el asedio de Arsenal, sobre todo en los primeros quince minutos, cuando el equipo dirigido por Jorge Burruchaga lo presionó y creó un par de situaciones de gol.
A los 3 minutos, Franco Jara eludió a David Achucarro, y tiro fuerte pero su envío fue desviado por Roberto Abbondanzieri, y tres minutos después, fue Sergio Sena, quién se metió por el sector derecho, remató violento y la pelota- tras tocar en las manos del arquero xeneize- pegó en el travesaño.
Siguió presionando el conjunto local, pero bastó que a los 16 minutos, Hugo Ibarra, en una proyección por la derecha exigiera a Cristian Campestrini para que Arsenal comenzara a decaer en su juego.
A partir de allí, Boca comenzó a crear una y otra vez situaciones de gol, pues a los 22 minutos Federico Insúa, con un cabezazo, tras un centro de Krupoviesa, volvió a inquietar a la defensa local.
Y un minuto después, Cristian Chávez, también de cabeza, creó peligro, hasta que a los 27 minutos Nicolás Gaitan elaboró un buena jugada por la derecha, fue eludiendo rivales y cedió un pase corto a Gary Medel, quién con un violento derecho venció a Campestrini.
A partir de allí, Boca dominó a voluntad y en el segundo tiempo logró mantener esa actitud a tal punto que fue Gastón Sauro el que estuvo a punto de convertir cuando a los 2 minutos tiro por arriba del travesaño desde inmejorable posición.
Boca, con el correr de los minutos, se fue replegando, permitió a Arsenal que adelantara sus líneas, y fue así que Galván, a los 13 minutos, tiró apenas desviado desde inmejorable posición.
A partir de allí, el partido se fue trabado, con un Arsenal que atacó poco, pero cuando llegó fue con un tiro libre mortal para las aspiraciones xeneizes.
Es que el juvenil Gastón Sauro cometió una falta a metros del área grande, el tiro libre lo tomó Cristian Alvarez quién con un disparo perfecto venció al débil Abbondanzieri.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario