En una violenta pelea, mataron a un hombre en un potrero de La Movediza

El barrio La Movediza se vio alterado anoche cuando un hombre fue asesinado a golpes durante una gresca. Anoche aguardaban para realizar la operación de autopsia. Además, la policía había identificado a un sospechoso, aunque esperaba órdenes de la Justicia para avanzar con la investigación.

El conmocionante hecho de sangre ocurrió cerca de las 22, cuando se inició una violenta gresca en un potrero de fútbol, situado en Paseo de los Niños al 2100. De acuerdo a los datos recogidos en la escena del crimen, se habría iniciado una discusión entre la víctima y uno de los agresores. Instantes después, al menos una persona le habría propinado una tremenda golpiza, que presumiblemente fue el causal de su fallecimiento.
Un llamado telefónico al 101 alertó a la policía de la pelea. Al lugar también llegó una ambulancia que trasladó al hijo del hombre hasta el Hospital, quien resultó con heridas leves en la mortal trifulca. Sin embargo, el joven fue dado de alta momentos después y regresó al potrero para identificar el cadáver de su padre, donde prometió vengarse del victimario.

El procedimiento

Un gran despliegue policial se observó rápidamente en el lugar, situación que despertó la curiosidad de los vecinos que salieron de sus casas, conmocionados por lo sucedido.
Pocos minutos después arribó el personal de la división Policía Científica, que realizó su trabajo tomando muestras y fotos del cuerpo sin vida, además de recolectar posibles pruebas.
Desde el corazón de La Movediza, el fiscal Gustavo Morey dio las primeras directivas y ordenó la investigación.
En tanto, el personal policial recorrió las viviendas aledañas para intentar ubicar testigos que dieran cuenta de lo sucedido en la trágica noche. Esa tarea no resultó sencilla porque muchas de las personas que se encontraban en las puertas de los domicilios linderos eran simplemente vecinos que se asomaron por curiosidad para saber qué estaba aconteciendo.

La investigación

Desde un primer momento, los investigadores determinaron que el cuerpo de la víctima no presentaba ningún tipo de orificio de bala, como tampoco heridas cortantes de ninguna índole. Pero sí tenía rastros de una feroz golpiza, que le habría causado lesiones importantes en la zona del cráneo, lo que le habría provocado la muerte.
Un testigo clave del ataque habría identificado al agresor y describió que le aplicó a la víctima dos certeras trompadas que lo tumbaron y lo condujeron al deceso inmediato.

La identidad

Al iniciar sus tareas, los investigadores no lograron identificar a la víctima ya que no llevaba documentos consigo pero cerca de la medianoche regresó al lugar su hijo y en medio de una crisis nerviosa, reconoció el cuerpo de su padre.
“¿Quién fue? ¿Dónde está el h… de p…? “, clamó sin poder contener el llanto. En tanto, el personal policial intentó calmarlo. “¿Cómo me voy a tranquilizar? Es mi viejo, loco. ¿Si a vos te matan tu viejo te vas a tranquilizar?”, vociferó.
Y acusó que “fue un paraguayo, lo conozco de vista, anda en una moto cross negra. Vive acá a la vuelta. Vamos a buscarlo. Le voy a pegar un tiro”.
Mientras tanto, los efectivos intentaron que el hijo de la víctima los acompañara a la Seccional Segunda a declarar, pero el joven logró evadirlos y salió corriendo hacia una casa ubicada en frente del potrero, donde golpeó la puerta fuertemente y grito: “Salgan h… de p…”. Luego, escapó corriendo por Alvarado.
En medio de la compleja situación, la policía identificó al fallecido como Juan de Dios Correa, de 43 años, quien trabajaba como albañil y vivía en Piccirilli y Los Crisantemos, en La Movediza.

Las pruebas

Durante el procedimiento en la escena del homicidio, personal policial realizó rastrillajes en la zona y de acuerdo a los primeros testimonios obtenidos, intentó localizar al agresor y a posibles cómplices.
Incluso, recogieron algunos elementos que estaban diseminados en el potrero, tal fue el caso de una gorra con vicera color blanca y un pullóver oscuro, hallado muy cerca del cadáver.
Tras las primeras averiguaciones a través del sistema informático, fuentes policiales informaron que Corre tenía un pedido de detención activo en una causa por “Hurto agravado” que tramitaba en los juzgados locales.
La causa quedó caratulada como “Homicidio culposo” y está a cargo del fiscal Gustavo Morey, titular de la UFI 8.

Los vecinos,
alarmados

Anoche, los vecinos de la cuadra donde está ubicado el potrero se mostraron sorprendidos por la noticia y aseguraron que no conocían al fallecido. Sin embargo, algunos relataron que el viernes por la noche habían visto alterado su descanso por una gresca registrada en la cancha de fútbol del barrio.
Minutos después, arribó al predio otro grupo de personas, procedentes de domicilios cercanos, que confirmó que conocía a Juan de Dios Correa, quien vivía en la misma zona donde encontró su trágico final.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario