Están avanzadas las obras de cloacas en la vereda par de Rosalía de Castro al 1200

Durante la semana pasada, y con la interrupción por los feriados, comenzó la obra de extensión de la red de cloacas en la vereda par de Rosalía de Castro al 1200. El proyecto se financia con el Fondo de Obras Sanitarias y era uno de los tramos que estaba previsto para ser ejecutado en 2015.

A partir de un pedido de informes que presentó el Bloque de Concejales del Frente para la Victoria-PJ y que fue reflejado por este Diario, se inició la ejecución de esa cuadra que había sido adjudicada a la empresa Angel Andrés Andolfatti. En tanto, en estos días el mismo contratista arrancará con los trabajos en Magallanes al 400, donde está previsto que pasen las cloacas por el cruce de las vías.

Los vecinos de la vereda par de Rosalía de Castro al 1200 celebraron el inicio de la obra que esperan hace 8 años. Una vez que la empresa culmine las tareas y la Dirección de Obras Sanitarias certifique la finalización, los frentistas podrán iniciar los trámites para conectarse, aunque deberán acondicionar sus viviendas para acceder a la red.

El reclamo

La inquietud de los concejales de la oposición se generó a partir de los reclamos de los vecinos.

Ya en noviembre de 2014, este Diario había visitado Rosalía de Castro entre Piedrabuena y Primera Junta, ante la demanda de los frentistas de la vereda impar que reclamaban -a través de una nota entregada a la Secretaría de Obras Públicas- acceder al servicio de cloacas. Ya contaban con el certificado de factibilidad técnica de la Dirección de Obras Sanitarias para avanzar con el servicio, pero no tenían posibilidades de pagar el costo del proyecto.

A pesar de que el tramo había sido licitado, adjudicado y anunciado por la Dirección de Comunicación a través de gacetillas de prensa como uno de los incluidos en el FOS, la ejecución no comenzaba.

En tanto, se cumplieron 8 años desde que la comisión vecinal había iniciado las gestiones para acceder a las cloacas, que hace más de una década pasan por la acera de enfrente.

La solicitud del servicio estuvo directamente ligada a la calidad de vida de todos los habitantes de la cuadra que padecen porque los pozos rebalsan y las aguas servidas quedan estancadas sobre la calle, provocando mal olor y peligro de contaminación.

Ahora se espera que todos los frentistas puedan costear las obras dentro de sus domicilios para acceder a la red y terminar con esta antigua problemática

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario