Expectativa por los recursos que girará la Provincia para obras y seguridad

La aprobación del Presupuesto provincial incluyó un endeudamiento de 60 mil millones de pesos para obras públicas, el pago de obligaciones y el equilibrio en las cuentas públicas y la inclusión de una partida especial de 10 mil millones de pesos para repartir entre los 135 municipios bonaerenses. Si bien se desconoce el modo en que se distribuirán esos fondos, se supo que el 70 por ciento estará destinado a infraestructura y un 30 por ciento a seguridad.

Aunque aún no se encuentra definido el monto exacto ni la modalidad en que llegará, el cálculo sobre lo que podría recibir la ciudad ronda en los 110 millones de pesos, si se toma el cuenta el mismo índice que se utiliza para obtener los recursos que se giran por coparticipación.

En efecto se destinarían algo más de 76 millones de pesos para inversión en obra pública y alrededor de 32 millones de pesos en seguridad. De todos modos la comuna deberá aguardar, entonces, los decretos reglamentarios que emanen del Poder Ejecutivo bonaerense para cumplir con ellos.

“Es un gran paso, muy importante para reactivar la provincia”, definió el secretario de Economía, Daniel Binando.

 

El mecanismo

 

En diálogo con El Eco de Tandil el funcionario repasó los alcances del mecanismo y compartió las expectativas por conocer el modo en que se hará efectivo el envío de recursos.

En primer lugar explicó el sistema tomará en consideración en Coeficiente Unico de Distribución (CUD), el mismo que se utiliza para la coparticipación, que para el caso de Tandil es aproximadamente de 1.09, número que se mantiene en forma provisoria ya que aún no se conoció el definitivo para el actual ejercicio.

Con ese dato el cálculo ronda los 110 millones de pesos que ingresarían a las arcas comunales de acuerdo al esquema establecido por la administración bonaerense.

En ese marco se recibirían alrededor de 76 millones de pesos para infraestructura y cerca de 32 millones de pesos para seguridad.

De todos modos Binando fue cauto y señaló que deberán aguardar por la reglamentación para conocer más detalles sobre la modalidad implementada por el gobierno de María Eugenia Vidal, cómo se rendirán esos fondos y de qué modo llegarán.

“La Provincia tiene que empezar a pedir los préstamos y a medida que los va consiguiendo el 11 por ciento se distribuirá hacia los municipios”, analizó y en base a ello evitó calcular plazos para el cumplimiento de lo aprobado por la Legislatura.

En lo que respecta a seguridad en el presupuesto quedó el compromiso para que la mitad del envío se cumpla a mediados de año, mientras la segunda parte hacia diciembre.

Binando aseguró que aún no hay certezas sobre el modo en que se cumplirá con los envíos y resaltó que el Ejecutivo provincial deberá reglamentarlo oportunamente.

 

Destino específico

 

En cuanto al destino que se le darán a esos fondos el funcionario sostuvo que el Municipio cuenta con una serie de proyectos de infraestructura, muchos de los cuales se encuentran incluidos en el presupuesto para el corriente ejercicio.

Por eso consideró beneficioso poder financiar con estos recursos esas iniciativas para que lo presupuestado “quede libre disponibilidad  para otros gastos operativos”.

Ratificó que “no hay nada de libre disponibilidad” en lo establecido por la Provincia, ya que a los gastos se les asignó un destino específico (infraestructura o seguridad).

En ese sentido, y desde su perspectiva, el secretario de Economía consideró “correcto” que se privilegien esos dos aspectos, que también responden a una teoría económica que indica que “la inversión en obra pública reactiva la actividad”.

“Hay que privilegiar la gestión de gobierno seria y me parece bien lo que planteó la Provincia para que sea parte para infraestructura y parte para seguridad”, defendió.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario