Falleció un gran campeón

Armando ?Mando? Ramos, había nacido casi a fines de 1948 en Long Beach. Criado en un hogar donde se cuenta que el padre, un ex boxeador profesional, era un alcohólico que vivía un infierno con su mujer, también se dice que ?Mando?, empezó a beber a la temprana edad de once años. Su padre, llamado Ray, le dio las primeras clases de boxeo junto con su hermano mayor Manuel. A pesar de que al principio al jovencito le costó mucho aprender, la constancia de su padre y el buen conocimiento que poseía de las artes boxísticas formaron un buen prospecto de este joven que al nacer, tenía una anemia tan pronunciada, que los médicos no le dieron mucho tiempo de vida. De chico compartió su infancia entre el restaurante de la abuela, la escuela y el gimnasio. Creció admirando a Sugar Ray Robinson. A pesar de la dedicación que tuvo su padre para enseñarle, los expertos dicen que quien verdaderamente lo pulió y logró ponerlo hasta donde llegó fue Jackie McCoy. Las enseñanzas de Ray las llevó a la calle donde participó en cuanta pelea callejera. Cuentan que en Long Beach se enfrentó con tres hombres en una dura pelea, en la que venció luego de combatir por casi media hora.
Debutó como profesional a los 17 años utilizando un certificado de nacimiento falso. En 1969, a los 18 años le ganó por nocaut técnico en el round once al dominicano Teo Cruz en el Sports Arena de Los Angeles y se convirtió en el campeón más joven de la historia en coronarse en la división de los ligeros. Luego perdió el título con Ismael Laguna y cuando éste lo dejó vacante fue descalificado ante el español Pedro Carrasco al que en la revancha reconquistó el título y luego lo reconfirmó en un tercer combate. Finalmente lo perdió con Chango Carmona.
Jackie se llevaba el 40 % de las bolsas, su padre el 33 y para él quedaba solamente el resto. Mando Ramos nunca pensó que los tiempos pasan y vivió convencido de nada llegaría a necesitar en la vida. Quienes lo vieron pelear aseguran que Mando llegó a tener las cualidades y capacidad de llegar a ser un gran campeón del mundo ya que era muy atlético con un boxeo por demás natural. Despertó a la realidad cuando el dinero comenzó a escasearle y se le prohibía la entrada a los casinos, clubes, bares y restaurantes que anteriormente, cuando era campeón, le ofrecían vida nocturna y alcohol.
Ahogado en alcohol, sexo y drogas, una esposa maravillosa Silvya Van Hecke, lo ayudó no solamente a salir del infierno, sino también en la organización de la fundación B.A.A.D. (algo así como Boxeo luchando contra el alcohol y las drogas) en la que ambos combatieron juntos contra estos flagelos, donando todo su tiempo y amor para la formación de chicos en situación de riesgo. Constantemente concurría a las escuelas realizando programas donde los niños aprendían no sólo a boxear sino también a desarrollarse como mejores ciudadanos. Ramos decía que las Drogas y el Alcohol eran un cáncer que te acababan económicamente y como ser humano. En esta fundación le ayudó gente como Ryan O´Neal, Bobby Chacon, Carlos Palomino, Danny ¨Coloradito¨ Lopez y Edward James Olmos. Armando “Mando” Ramos tiene el honor de haber sido el primer boxeador de origen latino en ser introducido al Salón de la Fama de Los Angeles, California.
Ramos combatió desde 1965 a 1975 dejando un record de 37 victorias ( 23 Ko´s) 11 derrotas y 1 empate. Se enfrentó a gente como: Frankie Crawford, Hiroshi Kobayashi, Carlos Teo Cruz, Yoshiaki Numata, Ismael Laguna , Ultiminio ¨Sugar¨ Ramos, Raúl Rojas, Rubén Navarro, Pedro Carrasco y Chango Carmona entre otros. Fue campeón mundial Ligero de la AMB y el CMB.
Falleció hace pocos días,  el 6 de julio en su residencia de San Pedro, California, a los 60 años, dejando un ejemplo de tenacidad, voluntad y solidaridad. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario