Finalizó una nueva edición de la Feria del Libro, que tuvo mucha gente y pocas ventas

En la víspera llegó a su fin la decimotercera edición de la Feria del Libro de Tandil, que tuvo su epicentro en las instalaciones del Centro Cultural Universitario.

La gente respaldó la nueva presentación aunque, a decir de los organizadores, el gran número de visitantes no tuvo correlato con las ventas. Quizás las respuestas se encuentren en la actual situación económica por la que atraviesa el país.

Pasó una nueva Feria del Libro que dejó distintas sensaciones a quienes con tanto esfuerzo sostienen esta realización. Si bien hubo muchas presentaciones de autores locales, la figura central de la literatura estuvo en la presentación de Eduardo Saccheri, quien no solo disfruta venir con su familia sino que también tiene grandes amigos en la ciudad. Vale destacar la presencia de un reconocido escritor que está atravesando su mejor momento, y que apoya este tipo de realizaciones, ante aquellos que sin demasiada fama solicitan elevadas sumas y estadías en los mejores hoteles buscando simplemente su propio beneficio.

Alicia Laco es una de las personas que mucho hace por la ya tradicional muestra literaria tandilense. Al ser consultada sobre un primer balance de lo realizado indicó que “tenemos cosas para mejorar pero al público salió excelente. Todos nos felicitan por la organización pero quizás en ventas no se vio reflejado de la misma manera. Esto es lo que nosotros sabemos y hemos ido hablando con los distintos expositores. Tampoco ha sido tan malo porque el 70 por ciento de los expositores nos está pidiendo lugares para la Feria del próximo año”.

Sobre si esta realización le había dejado un sabor agridulce sostuvo que “nosotros tenemos muchas editoriales que vienen de Buenos Aires especialmente para la Feria. Por ahí hay algunas que no han vendido nada, desde ese lugar está el sabor agridulce. Son los riesgos que se corren cuando uno concurre a una jornada de este tipo”.

Detrás de escena

El tandilense medio hace mención a que solamente un escritor destacado como Saccheri se había hecho presente y que ya es tiempo de buscar a más escritores que se lleguen hasta la ciudad para presentar sus trabajos.

Lo que pocos saben es lo que Laco dijo con una absoluta sinceridad: “Cuesta mucho económicamente. El que viene de onda lo hace porque es amigo. Eduardo (Saccheri) viene porque es amigo y le gusta Tandil, aparte el martes estuvo en Comodoro Rivadavia. No conozco la cifra, pero viajó porque tiene un cachet”.

En cuanto a otros escritores detalló que “queríamos traer un periodista mediático que hoy está en TN y nos pidió 16 mil pesos más algunas cosas extras”.

También contó que “el ‘Chavo’ Fucks, ese sí lo voy a nombrar, escribió un libro sobre Tevez y nos pidió 25 mil pesos, pasajes en avión y hotel cinco estrellas. No tenemos ese dinero, no tenemos avión y si bien hay excelente hoteles no tenemos de cinco estrellas. La realidad es esa”.

Continuó narrando que “en los últimos años el problema más importante fueron las ferias políticas caso Comodoro Rivadavia, Neuquén, Corrientes, Santiago del Estero, son ferias de mucho presupuesto porque las hacen las gobernaciones. Nosotros trabajamos con 150 mil pesos de presupuesto y ellos trabajan con 3,5 millones de pesos y se dan el gusto de pagarle a los autores para que vayan. Se hace imposible desde el punto de vista económico”.

Punto de vista

Laco fue sincera y no tuvo inconvenientes en decir que “el autor no debe cobrar para venir a presentar su libro”, para luego añadir que “yo no hago negocios con él. Recuerdo cuando hace varios años atrás Víctor Hugo Morales sacó ‘Hablemos de fútbol’, y por intermedio de Alejandro Apo lo invité a Tandil a presentar su libro y en ese momento me pidió 10 mil dólares para venir. No le contesté jamás porque es algo imposible”.

Manifestó que “estuvo Saccheri y vendí 40 libros a 300 pesos, son 12 mil pesos de lo que me queda el 35 por ciento. ¿Cuánto creés que le puedo pagar a Saccheri para venir a Tandil? Esa es la realidad, vino porque es un amigo”.
También señaló que “todos los escritores cobran, y si hacés un repaso en los últimos años no tenemos presencia ni de grandes escritores ni de escritores mediáticos”.

En contraposición estuvieron presentes una amplia gama de autores locales quienes no cobraron nada, como tampoco lo hicieron Silvia Solá, Inés Garland y Fernanda García Lao, quienes estuvieron en esta edición presentando sus trabajos, autores que no tienen ese poder de llegada a la gente. Quienes sí lo tienen no se mueven sin cobrar.

Futuro

La Feria del Libro parece que permanecerá en el futuro en las instalaciones del Centro Cultural Universitario.

Sobre si la próxima edición podría retornar a la Cámara o quedarse en sede universitaria señaló que “a mí me gusta más la Cámara, sucede que acá tenemos muchos más lugares para hacer exposiciones. Con Saccheri había más de 300 personas, que en la Cámara no las hubiéramos podido tener. Creo que mientras la Universidad quiera de acá no nos vamos”.

Para Dipaola, “balance
más que positivo”

Intenso, enérgico, dinámico, así encontramos a Néstor Dipaola, minutos antes de acudir a la presentación de Roy Stahli, quien con música en vivo ofreció a los presentes el trabajo realizado dedicado a Horacio Guarany.

En medio de los visitantes, Dipaola expresó que “es la Feria más grande, no sé si la mejor, eso lo evaluaremos. Pero es la más grande porque es la primera vez que en los mismos horarios tanto viernes, sábado como domingo, se dieron presentaciones en cinco salas simultáneas. Esto es absolutamente inédito creo que para el interior, porque en ciudades como Rosario o Córdoba se dan estos casos”.

Destacó que “el acompañamiento de la gente ha sido extraordinario y hubo una gran respuesta en cada una de las presentaciones que se fueron realizando”.

Afirmó que “para realizar la Feria del Libro siempre digo que se comienza a trabajar en Carnaval, porque en el mes de febrero que es cuando se empieza a trabajar, nos juntamos todos los miércoles de ahí en adelante sin parar”.
Por último indicó que “lleva su tiempo pero el balance es más que positivo”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario