Fueron asistidas 67 personas por heridas durante los festejos por el Año Nuevo

La cifra, por el momento representa una disminución del orden del 13 por ciento con respecto a la cantidad de heridos registrada el año pasado a la misma fecha.
En el Hospital de Quemados se asistió a 24 personas, entre ellas 16 menores, durante los festejos de Año Nuevo, una cifra que representa menos de la mitad a la alcanzada en la Navidad cuando fueron atendidas 53 por el mismo motivo en ese nosocomio.
El caso de mayo gravedad es el de un joven de 18 años que “sufrió la amputación de una falange de una mano”, según a directora del nosocomio, Miryam Miño.
“Es una lesión local que para él es severa. Pero, por cómo nos cuenta que explotó, salió bastante bien porque fue sólo una falange”, indicó a la prensa la profesional.
Miño sostuvo la recomendación del establecimiento que dirige, relacionada a evitar el uso de pirotecnia, para seguir reduciendo el número de heridos.
No obstante, reconoció la diferencia entre la pirotecnia legal y la ilegal, en torno a su peligrosidad.
“Esta vez tenemos el caso de dos niños que tenían en el bolsillo la pirotécnica e implosionó sola. Uno sabe por eso que son ilegales. No les dañó los genitales, pero sí la ingle”, explicó en ese sentido.
Miño aclaró que la cantidad de heridos se puede incrementar en el curso del día cuando sean asistidas, en su gran mayoría personas, que recibieron lesiones de carácter leve por el uso de pirotecnia.
En tanto, un total de 43 personas fueron asistidas en los hospitales Santa Lucía y Lagleyze de Buenos Aires por heridas oculares durante los festejos de Año Nuevo, debido al destape de corchos y la pirotecnia.
En el Santa Lucía representa una reducción del 33 por ciento con respecto a la registrada el año pasado, indicó la jefa de guardia de ese hospital, Nancy Sichetti.
La profesional señaló que cuatro de los heridos quedaron internados por haber recibido heridas que “comprometen el globo ocular”.
En esos cuatro casos se incluye a tres niños que fueron derivados al Hospital Pediátrico Garrahan, además de un hombre de 51 años que quedó internado en el Santa Lucía.
Mientras la mayoría de los asistidos sufrieron heridas de pirotecnia y “corchazos”, también existía el caso de un joven que fue mordido por un perro doméstico, asustado por los ruidos de los primeros minutos del año.
En tanto, en el Hospital Lagleyze, se registraron 22 lesionados por causas similares, entre ellos cinco menores de edad.
Los médicos del centro asistencial del barrio de La Paternal indicaron que veinte de los heridos sufrieron heridas por pirotecnia y otros dos por “corchazos”.
Indicaron además que se produjo un aumento en la cantidad de heridos por pirotecnia y una reducción en las lesiones por el destape de botellas espumantes.
Los casos más graves son los de un adolescente de 15 años y un joven de 18, que sufrieron estallido de globo ocular.
En tanto, un joven de 20 años oriundo de la localidad de San Martín, debió ser intervenido quirúrgicamente por haber recibido un cuerpo extraño en el ojo.
El accidente se produjo cuando un niño de once años levantó un artículo de pirotecnia usado y sin mecha, y lo volvió a encender. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario