Golpearon a su hijo, les fue a hablar y ahora tienen una bicicletería solidaria

Entre los diferentes casos de inseguridad y violencia que se registran en la ciudad, hay algunas historias que sobresalen por las características propias de los actores involucrados. Es el caso de lo que sucedió con Sergio Nuñez, que el 14 de mayo pasado estaba cenando en su casa cuando le avisaron que a la vuelta de la misma estaba su hijo golpeado y tirado en la calle. El mismo estuvo 4 días internado por los golpes.

En diálogo con El Eco Multimedios, Sergio relató que luego de la agresión a su hijo, trató de averiguar qué había pasado: “Hicimos la denuncia pero no pasó nada. Por eso lo hice público. Nos enteramos luego de que había un grupo de padres que se reunían por el mismo tema y nos planteamos la necesidad de hacer algo antes de ser simple espectadores”.

Nuñez dijo que “fuimos a marchas, estuvimos en charlas, fuimos al Foro de Seguridad pero todo era lo mismo: nos decían ´Vamos a ver qué hacemos´ y en todo el común denominador era bajar la imputabilidad y cambiar las leyes“.

El padre del joven agredido contó entonces que se acercó a 3 de los chicos que habían participado de la agresión al menor y que si bien al principio tuvo resistencia de los mismos empezó a entablar un diálogo por separado con ellos. “Hay que cambiar la manera de pensar de ellos para cambiar su manera de vivir”, subrayó Nuñez y agregó que “les decía que si vos no cambias la forma de pensar la realidad seguramente tu futuro sea complicado. La reacción de los chicos era agachar la cabeza”.

“Cuando hablamos de profesiones, algunos decían panadero, otros peluquero y uno dijo bicicletero. Así surgió esta idea que estamos desarrollando de la bicicletería comunitaria”, puntualizó Nuñez que afirmó que “veníamos hablando ya con el Municipio de lo que se podía hacer y tomó forma el proyecto”.

Los chicos van a recibir un curso de capacitación por un bicicletero. Son 12 chicos que están anotados en el proyecto, hay 3 más que se quiere sumar y hay un montón más que andan dando vuelta cuando se enteraron de qué se trataba“, resaltó.

El emprendimiento es frente al Barrio Procrear, en Pujol al 500. La idea es juntar bicicletas que ya no tengan uso. Llegar a los 30 rodados, desmantelarlos, pintarlos, repararlos, volver a armarlos y en Navidad y Reyes hacer una venta solidaria. Ese dinero recaudado irá para los chicos que forman parte del emprendimiento.

Para colaborar pueden escribir al grupo de Facebook Tandil para los Chicos o llamar al 154369638 4452900

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario