Hiperactivo, Lunghi llamó a secretarios tras la votación y cree en la recuperación radical

Un fuerte mensaje a las filas del radicalismo tandilense envió ayer el intendente Miguel Lunghi, tras haber seguido durante la madrugada del jueves el rechazo de las retenciones móviles en el Senado, con el voto del presidente de esa cámara y vicepresidente de la Nación, el radical K Julio Cobos.
Lunghi siguió el debate por televisión y tras la ajustada definición comenzó a llamar a sus funcionarios, aunque no todos atendieron su celular, lo que desató parte de las humoradas con las que desayunó por la mañana a los colaboradores que lo acompañaron en la recepción del informe del Colegio de Agrimensores, que será elevado a la Provincia para la definición de sierras protegidas (ver página 7).
?Con mucha emoción lo seguí por la televisión?, les comentó Lunghi en su despacho a varios periodistas, visiblemente más cómodo con la resolución del Senado. Es más, tal fue la atención que prestó a la pantalla chica que antes de abrir la conferencia les había dicho a sus funcionarios que sólo se había dormido con la intervención de la senadora Hilda ?Chiche? Duhalde (PJ), aunque aclaró: ?Me dijeron que estuvo bien?.
Algo de eso ha logrado el ex presidente de la Nación y hoy titular del Partido Justicialista, Néstor Kirchner, con la tensión de la cuerda en el extenso conflicto: que un radical de cuna del interior ?como se define- se sienta cerca de los argumentos de una dama manzanera del profundo conurbano bonaerense.
Como sea, ayer Lunghi salió a plantarse al sentirse fortalecido con el posicionamiento que tomó desde el principio de la guerra gaucha. ?Fui uno de los primeros intendentes que salió a decir lo que pensaba y que pidió que el Gobierno debía volver al 10 de marzo (antes de las retenciones móviles), para buscar con consenso una ley que fuera previsible?.
Además, indicó que desde que comenzó la discusión sólo se mostró de acuerdo ?con las retenciones, pero en un nivel que permitan más producción, por eso siempre acompañé el reclamo y salió así?, se jactó.
?Estaba visto que era una ley que ni en Diputados tenía una posición muy mayoritaria, estaba saliendo como una legislación muy ajustada que sólo generaba más división entre los argentinos?.
De todos modos, reivindicó que el trance entre el kirchnerismo y los productores agropecuarios ?sirvió para tratar de debatir de una vez el federalismo, la coparticipación y otros temas postergados?.
Sobre el tratamiento parlamentario que volteó la resolución 125, indicó que ?finalmente permitió un debate abierto y transparente, por lo que la gente que lo estaba pidiendo lo tiene que valorar ahora?.
Sobre el panorama que ahora afronta el gobierno de Cristina Fernández, señaló que debería ?trabajar con humildad por una sola plaza (en referencia a los actos paralelos)?. E insistió: ?Creo en la política de retenciones, pero que permitan producir y exportar más cuando el mundo se lo está pidiendo a la Argentina?.
También se despachó contra los argumentos K en defensa de la ley que cayó: ?Las compensaciones llegaban a octubre, no evaluaba bien  a pequeños y medianos productores con distintos rindes y tenía como 17 modificaciones. Primero era solución para la mesa de los argentinos, después para escuelas y caminos rurales, y luego para la deuda externa?, arremetió sobre los pasos de la Casa Rosada en los últimos meses.

El gen radical

?Algún gen radical le queda?, bromeó el jefe comunal, antes de comenzar una conferencia en la que también se refirió a lo que interpretó como un fracaso rotundo de la Concertación Plural que supieron sellar intendentes y gobernadores del radicalismo, luego expulsados de la UCR como le sucedió al vicepresidente Julio Cobos.
Tras reiterar ?la necesidad de que los gobiernos mantengan un diálogo permanente?, Lunghi puntualizó el rol del ex gobernador mendocino que terminó definiendo el destino de la resolución presidencial.
?Cobos hace un mes que se venía manifestándose así, no sé si sorprendió, porque ya se había reunido con gobernadores que estaban en contra, también con intendentes del interior, y hasta con el cardenal Jorge Bergoglio?, recordó, en referencia al distanciamiento entre los que integraron la fórmula del FPV.
?En su lugar (por el Gobierno de CK) yo hubiera dialogado con otra estrategia, porque quedó claro que la Presidenta y el vicepresidente en ambos casos trabajaron de manera individual?.
Sobre la posibilidad de que Cobos se aleje de la vicepresidencia tras el desplante a la política oficial, Lunghi aseveró que ?tiene que seguir, porque de las crisis siempre se sale para adelante. Yo nunca estuve en la Concertación Plural ni fui un Radical K, siempre estuve en la Lista 3 (de la UCR histórica). Si se tiene que ir o no, es algo que tendrían que decidir entre Kirchner y Cobos que fueron los que armaron esa concertación que está visto fracasó, porque buscaba un rédito electoral y ni siquiera tenía un programa de gobierno?.
Antes de su contacto con la prensa en su despacho, un funcionario de peso le había sugerido a Lunghi: ?No te bandees?. Unos 15 minutos después, el jefe comunal había dicho lo que creía debía decir, ante un escenario abierto a las contiendas electorales de 2009 y 2011.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario