Ignacio Alvarez Castillo y ?el mejor año de mi carrera?

Haber anotado 21 goles en la reciente temporada de la Serie B del fútbol italiano le permitió al lapridense Ignacio Alvarez Castillo ser pretendido por distintos clubes de la Serie A para la 2008/09, además de convertirse en el jugador de Pisa con más conquistas en una misma campaña.
Napoli es uno de los conjuntos de la élite del ?Calcio? que pretenden hacerse de los servicios del delantero que en esta ciudad militara en Ferrocarril Sud e Independiente.
Respecto a los otros interesados, ?Nacho? prefiere no brindar mayores precisiones, en virtud de no entorpecer eventuales negociaciones.
Sobre su brillante año en Pisa, el mejor de su carrera según su propia óptica, y la posibilidad de acceder a la Serie A, Alvarez Castillo dialogó con El Eco de Tandil:

 

 

-¿Qué conclusiones sacó tras su exitosa temporada?
-Ha sido importante, porque hacer tantos goles en esta categoría es para valorar. Anotar tanto te da la posibilidad de seguir progresando, por lo que creo que ha sido el mejor año de mi carrera.
-¿El hecho de que su equipo no haya podido ascender ?mancha? su campaña?
-Ocurre que cuando empezó el torneo el objetivo no era ascender, por el equipo que se había armado. Pero trabajamos mucho, fuimos jugando bien y se dio que nos convertimos en una de las revelaciones del campeonato y en uno de los equipos que mejor jugaron al fútbol. Fue por eso que durante buena parte del torneo estuvimos en los primeros puestos. Después tuvimos mucha mala suerte con la lesión de varios jugadores importantes. No teníamos reemplazos a la altura de los que salían, entonces nuestro nivel cayó. Llegamos al play off y perdimos con Lecce, que después ascendió. Fue una amargura porque con el equipo completo podríamos haber logrado el ascenso.
-¿Qué factores se dieron para que usted considere a ésta como su mejor temporada?
-Varios, el hecho de que ya tenía un año de experiencia en la categoría. Además, me tocaron compañeros que son buenas personas y jugadores, un entrenador que me ayudó y una forma de jugar que tuvo el equipo que también contribuyó para que me vaya bien. Se juntaron varias cosas positivas.
-¿En Pisa cumplió la misma función que en el resto de su carrera?
-Sí, jugué de centrodelantero, siendo el más cercano de mi equipo al arco rival. Pero me ha tocado estar en equipos que jugaban con atacantes por afuera y ninguno por el medio. Creo que es importante que el jugador pueda adaptarse a cualquier sistema.
Este año en Pisa jugamos con un módulo muy ofensivo, un 4-2-4. Sólo uno de los delanteros se retrasaba por momentos, pero en cada pelota detenida en contra nos quedábamos tres arriba.
-¿Ese sistema no genera que a menudo los delanteros choquen a raíz de la falta de espacios?
-No, si el equipo está bien esquematizado no te chocás nunca. Es cuestión de saber moverse y coordinar los movimientos.
-¿Llegó a sentir que el equipo jugaba para usted en algún momento?
-No, creo que lo hacía para los cuatro delanteros. Yo fui quien más goles marcó por ser el más cercano al arco rival. Pero de los otros tres delanteros, dos hicieron diez goles.
-¿Tiene compañeros argentinos en el equipo?
-Sí, Gabriel Raimondi (ex Atlanta), de Olavarría, que es el capitán del equipo; y Luciano Zavagno (ex Unión de Santa Fe).
-¿En qué facetas de juego se potenció respecto a su paso por el fútbol de Tandil?
-Cuando llegás a Italia te encontrás con un fútbol muy táctico, en el cual tenés que ser muy ordenado y obediente. Eso te hace ir mejorando, además competir en niveles superiores te permite evolucionar.

 

La chance de la Serie A

-¿Le quita el sueño alcanzar la Serie A? ¿O antes que en un equipo colista de esa división prefiere pelear cosas importantes en la B?
-Jugar en la A, más allá del equipo que sea, me permitiría ser parte de uno de los campeonatos más importantes del mundo. Más allá de que te toque pelear abajo o en mitad de tabla, estás en una categoría superior, algo que tiene otro gusto.
-¿Dónde radican las diferencias entre una categoría y otra?
-Los equipos de la A llevan mucha más gente, te encontrás con 40 ó 50 mil personas en la cancha, cuando en la B se trata de 25 ó 20 mil. Además, estar en la élite representa enfrentar a jugadores del primer nivel mundial.
-¿Su edad le puede jugar en contra a la hora de pensar en una transferencia?
-Yo no hago tanto hincapié en los años que tengo, sino en cómo me siento. De pronto se ha instalado algo que ocurre en Argentina, donde si un jugador a los 22 años no alcanzó la primera ya no sirve. Ocurre que en este país se apunta más a negociar al jugador que a obtener un resultado, en Italia es distinto.
-En caso de que no se dé su arribo a la Serie A. ¿Se siente cómodo en Pisa?
-Sí, con el año que tuve me he podido ganar el cariño de la gente. Es una ciudad muy linda, con mucha cultura y turística durante todo el año.
-¿Se cree capacitado para estar en la élite italiana?
-Sí, sino directamente no evaluaría las ofertas. Sé que es difícil, me voy a encontrar con enormes jugadores. Pero no es que voy a tener miedo, si me toca jugar allí buscaré las armas para hacerlo de la mejor forma posible.
-Una de las ofertas que tiene es la de Napoli, que no es de los principales de Italia, pero sí puede tener aspiraciones considerables.
-Ocurre que es un equipo que empezará antes su temporada porque disputará la Copa Intertoto (clasificatoria para la Copa UEFA), lo que podría desgastarlo. También, además de la liga, tendrá que jugar la Copa Italia. Necesitaría un plantel muy grande, porque en la liga necesitás estar bien para dar pelea porque es muy competitiva.
-¿Le gustaría jugar en algún equipo en especial?
-No, de chico uno siempre piensa alguno en particular, pero actualmente mi idea pasa por hacer las cosas bien y poder alcanzar alguna transferencia importante.
-¿Y respecto a algún torneo tiene preferencias?
-Hoy pienso jugar en la Serie A, pero creo que un jugador de fútbol se puede sentir realizado cuando juega la Liga de Campeones, que para mí es el torneo más importante, inclusive por encima del Mundial. Me refiero a la parte de definición del certamen, no a las fases preliminares.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario