Inauguró una muestra de esculturas y grabados que se vincula con las raíces de nuestra historia

La temática de la muestra está vinculada a la naturaleza, y en el caso de Del Pino, sujeta a la problemática de las piedras y nuestras sierras. Para ello, incluyó en la exposición un video sobre las voladuras que le facilitó Beto Gauna y que contrasta con registros de los picapedreros trabajando a mano.
Por su parte, Hoffmann presenta algunas xilografías y aguas fuertes que tienen que ver con la historia que viene hilando hace tiempo, de trabajar con la imagen propia de América: ?Los personajes siguen volando, nadando, van y vienen? y tienen que ver con la tierra, con construirse desde la historia.

Convicciones y propuesta

Del Pino enseña piedras y objetos, algunos de ellos respetan lo que fueron originalmente, ya que sólo tienen una intervención pequeña. En otros casos, son piezas que por sí mismas contienen un relato, que están más intervenidas o accionadas como material. Para el artista, ?la idea es no alterar el origen del objeto, porque la piedra sigue siendo piedra?. Además, afirma que ?si bien no soy activista, siempre estoy con ellos y esto es reforzar desde nuestro lugar lo que está sucediendo. Hay una diferencia entre la piedra elaborada y aquella destruida, que es lamentable?, dijo del Pino y agregó que ?nuestra intención no es sólo picar la piedra. Si se pretende que Tandil sea turística y esté bien, hay que saber cuidar?.

Armado espacial
Cuentan los artistas que tuvieron que quitar algunas piezas que habían pensado colocar porque recargaban mucho el espacio. Tal es el caso de un arado de tracción a sangre.
En el Museo de Bellas Artes se encontraron con un caudal de objetos que requerían ocupar bastante espacio y por eso completan cuatro salas.
Mariana Hoffmann afirmó que al subir las obras y ubicarlas en las salas, aparecieron en toda plenitud y que están invitando a realizar una visita silenciosa, donde se pueda experimentar cada pieza en su totalidad. ?La muestra tiene espacios largos que son interesantes para reflexionar y contemplar?, y agregó que ?el descanso para transitar el museo hace bien?. Eduardo Rodríguez del Pino compartió la idea y advirtió que ?es bueno quedarse, mirar, describir y leer cada obra?.
Asimismo, los artistas reconocieron que les cuesta disciplinarse para hacer una muestra, pero que como son docentes tratan de reunirse y mostrar lo que quieren hacer. En este sentido, ya tienen planificado realizar algunas clases con sus alumnos de IPAT en las salas, como  una manera de estimular y aproximar al arte.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario