Independiente le ganó a Huracán y sueña con un lugar en la Copa Libertadores

Independiente venía de perder el invicto en su estadio ?Libertadores de América? con la derrota frente a Banfield, líder del certamen, 2 a 1.
Huracán, en tanto, cayó en el clásico barrial ante San Lorenzo por 2 a 0 y eso no solo profundizó su crisis futbolística, sino que a la vez derivó en la renuncia del técico Angel Cappa, que presenció el partido desde la platea del estadio del ?Rojo?. Ahora, Héctor Jesús Martínez ocupa provisoriamente el cargo de entrenador del ?Globo?.
Independiente, dirigido por Américo Rubén Gallego, se paró en el terreno de juego con cuatro en el fondo y un mediocampo con Walter Busse por la derecha, Walter Acevedo de volante central e Ignacio Piatti desplazándose por el sector izquierdo junto a Patricio Rodríguez, en tanto Martín Gómez y Darío Gandín fueron los delanteros.
Huracán, por su parte, también jugó con línea de cuatro, pero con cinco mediocampistas y un solo atacante, Federico Laurito.
A pesar de que el equipo local tuvo las mejores situaciones de gol durante la primera etapa, el ?Globo? fue fiel a su estilo y en base a los toques también se aproximó con posibilidades hasta el arco del ?rojo?. Así, sendos remates de Laurito y Patricio Toranzo pasaron cerca de la valla defendida por Adrián Gabbarini, quien a los 33 minutos tapó un cabezazo de Mario Bolatti y a los 4º? le ganó un ?mano a mano ?a Laurito
Asimismo, el arquero de Huracán volvió a poner de relieve sus virtudes. En efecto, Gastón Monzón controló sendos tiros de Darío Gandín y Martín Gómez. Gandín, además, desperdició dos chances de gol a los 25 minutos del período inicial.
El gol de Leonel Galeano, con un cabezazo ni bien comenzó el segundo tiempo, le dio otra fisonomía al partido, ya que el ?Globo? adelantó sus líneas en procura de la igualdad y el ?Rojo? dispuso de espacios para contraatacar e intentar ampliar la diferencia. Enseguida, un derechazo de Busse pasó cerca de la valla visitante.
Con el cambio de Luciano Nieto por Gonzalo García, el ?Negro? Martínez, pretendió darle mayor poder ofensivo a Huracán, aunque más tarde sacó al delantero Federico Laurito y dispuso el ingreso del juvenil Guillermo Rosses, un volante ofensivo.
Se replegó el equipo del ?Tolo? Gallego, mientras el ?Globo? buscó sin éxito el tanto que le hubiese significado el empate.
A los 28 minutos, el árbitro Pitana interrumpió brevemente el encuentro por los cánticos discriminatorios que proferían los hinchas del ?Rojo?. Al mismo tiempo, a través de los altavoces se advirtió al público que de insistir con las ofensas el juego iba a suspenderse de manera definitiva.
Cerca del final apareció el goleador Gandín para ponerle su rúbrica al partido luego de una lucida maniobra.
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario