Inédito trasplante de riñón con donante vivo en un hospital público de Rosario

La historia involucró a un joven de 31 años que se dializaba desde hacía tres años, y a la madre de una de sus mejores amigas, de 53, quien no dudó en ofrecerse como donante cuando se enteró que los parientes más cercanos de la paciente no eran compatibles.
La cirugía -primera de esta característica que se realiza en el ámbito de la provincia de Santa Fe- se llevó a cabo la semana pasada en el Hospital Centenario. Según informó el matutino La Capital, para poder llevarla hacerlo necesitó la autorización de una jueza federal, y ahora el muchacho operado se recupera favorablemente en el hospital.
El titular del Centro Unico de Donación, Ablación y Trasplante de Organos (Cudaio), Guillermo García, explicó que “la ley acepta como donantes a las personas con consanguinidad (lazos sanguíneos, como padres o hermanos) o cónyuges”, pero aclaró que “en este caso lo que se hizo es una excepción contemplada en la legislación, pero debe hacerse a partir de la autorización de un juez”.
De acuerdo con lo informado, la donante -cuya identidad se mantiene en reserva- mantiene una estrecha relación con la familia del joven y se realizó los exámenes de compatibilidad para poder ayudar al muchacho.
“Este es un recurso que se está utilizando en el mundo para contrarrestar la escasez de donantes, pero con esto no alcanza. El donante vivo no relacionado es una excepción”, remarcó García.
Por su parte, el jefe del equipo de trasplante renal del Centenario, Fabio Acosta, señaló que el paciente “evoluciona muy bien”, al tiempo que la mujer que ofreció su órgano “ya fue dada de alta”.
Si bien el joven tiene dos hermanas, ninguna era compatible ya que tienen distinto grupo sanguíneo y, según detalló Acosta, para realizar el trasplante “primero tiene que haber compatibilidad sanguínea y después genética”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario