Insólito accidente que pudo haber sido una tragedia

Un automóvil terminó su derrotero en forma abrupta e insólita, cuando circulaba por 9 de Julio al 1500, al quedar sobre la vereda  e incrustado  contra el poste que sostiene el cartel de un comercio, sobre el que quedó literalmente ?apoyado?. Sucedió a media mañana de ayer y el conductor del vehículo habría perdido el control tras realizar una brusca maniobra de esquive. No hubo que lamentar víctimas ni lesionados graves.
Se trata de un Chevrolet Corsa GL, dominio FAK 274, conducido por Marcos Oroná, quien afortunadamente no sufrió lesiones de gravedad aunque sí algunos cortes en su cara y manos. A pesar de haber concurrido la ambulancia del Hospital ?Ramón Santamarina?, el accidentado no quiso ser trasladado a la Guardia, prefiriendo quedarse en el lugar, mientras esperaba que una grúa concurriera al lugar para retirar el vehículo.
Mientras los curiosos no salían de su asombro, el conductor del vehículo se mostraba visiblemente consternado por lo que podía haber ocurrido. Según las versiones que pudieron recogerse en el lugar, Oroná se habría visto obligado a realizar una maniobra de esquive por lo que terminó arriba de la vereda, obstruyendo por completo la entrada de una casa de repuestos ?Iturralde?, ubicada en 9 de Julio 1556, muy concurrido al momento del accidente.
Uno de los vecinos manifestó que ?Oroná estaba impresionado por lo que podía haber sucedido ya que le pasó muy cerca a un chico que circulaba por el lugar?.
Sin embargo, la suerte estuvo de parte de los tandilenses esta vez y sólo hubo que lamentar daños materiales.

 

Los accidentados
de Pinto y Alberdi

No corre peligro la vida de los accidentados en la colisión que ocurriera el viernes por la noche en la esquina de Pinto y Alberdi, y uno de ellos fue dado de alta, según informaron desde el Hospital Municipal ?Ramón Santamarina?.  
Se trata de Claudio Rodríguez, de 21 años, y César Alfredo Paz, de 25, que en una Honda CG, sin patente, embistieron al Renault 9, color gris, que conducía el ciudadano Daniel Testa.
Fuentes policiales informaron que Rodríguez, que conducía el rodado de menor porte, se negó a hacerse el análisis sanguíneo de rutina, por lo que la investigación presume que previo al accidente habría ingerido alcohol.
Por otra parte, Paz continúa alojado en la sala de traumatología del nosocomio local, en tanto que Rodríguez ya recibió el alta médica. *

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario