Intiman a la oficina de Anses en María Ignacia a que en un plazo de 48 horas restituya el inmueble

Una disputa de larga data entre propietario y locatario podría desencadenar en el traslado de la oficina que Anses tiene en la localidad de María Ignacia a otra dependencia.

El litigio casi comenzó con el mismo funcionamiento de la sede que fue inaugurada en el anterior gobierno nacional, profundizándose en la actualidad por diferencias de criterios entre los encargados del organismo nacional. El propietario del inmueble, cansando -según lo manifestado en la carta documento enviada- de los incumplimientos le cerró el baño que usan de la vivienda particular, manifestando que Anses pague lo que adeuda y mude su atención a otro sector del pueblo.

El conflicto viene desde que el kirchnerismo estaba en el poder, y obedece específicamente al contrato de alquiler y las condiciones que posee la propiedad. Para graficar la situación, la dependencia donde trabajan seis personas (tres mujeres y tres hombres) es un amplio local que no posee baño, por lo que se utiliza el sanitario que se encuentra en la propiedad privada ubicada en la parte posterior del terreno.

Anses le pidió al propietario del lugar, José María Pérez, que hiciera las mejoras requeridas como la de un baño y un ingreso independiente. Según lo averiguado por este Diario, en principio hubo un compromiso por parte de Pérez de realizar la obra pero finalmente esta no se concretó.

Esta situación desencadenó en que no fuera actualizado el valor de 1.900 pesos que se abona por el alquiler, y que la relación entre ambas partes se tensara por demás. La discusión se centró en el pedido de una actualización del precio pagado por el alquiler por parte de Pérez y el pedido de reformas edilicias por parte de la Anses para luego poder reacomodar el precio.

Desalojo

El dueño ya había expresado el pedido de desalojo, formulado en otra carta documento, lo que generó que los 1.900 pesos que se abonaban mensualmente dejaran de efectivizarse dado que Anses, al entrar en litigio, automáticamente deja de pagar.

La no renovación del contrato era un hecho, por lo que debían mudarse a otro sitio. Sin embargo la gestión anterior estiró los tiempos, llegó diciembre y con el cambio de gobierno entregó la oficina a la nueva conducción política nacional.

Al asumir Mariano Pereyra Iraola hubo una comunicación interna diciendo que en aproximadamente quince días la sede de Anses en María Ignacia pasaría a funcionar en la delegación, algo que ya estaba acordado.
Nada de lo prometió pasó en este año de conducción de Cambiemos, y quienes debían resolver esta situación ante el pedido formal del propietario no lo han realizado, por lo que provocaron que Pérez se cansara de esperar.

Carta documento

José María Pérez mandó una carta documento con fecha 2 de febrero de 2017 dirigida a Anses con domicilio en avenida Córdoba 720, 5to. piso de la ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde prohíbe el ingreso a la casa para la utilización del baño y exige la entrega de la propiedad.

La carta a la que El Eco de Tandil tuvo acceso expresa textualmente lo siguiente: “Me dirijo a ustedes con relación a la ocupación que está realizando ese Organismo del local de mi propiedad sito en calle Mitre 547 de la localidad de María Ignacia (Vela). En relación con ello informo que a partir del día de la fecha se prohíbe el ingreso de toda persona afectada a la repartición al resto de la propiedad privada. Sin perjuicio de ello hago propicia la oportunidad para reiterar que ante el vencimiento del contrato procedan en el plazo de 48 horas a la restitución del inmueble. En el mismo plazo deberán abonar la suma estimada de $ 5.000 mensuales por el uso ilegítimo que están realizando y ello hasta la restitución del inmueble. Por último hago reserva de reclamar por el monto abonado desde 2013 ($ 1.900) desde el mes de enero de 2013, el cual nunca fue actualizado. Todo ello bajo apercibimiento de iniciar las acciones legales correspondientes. Quedan ustedes debidamente notificados”.

La misiva enviada por Correo Argentino llegará en la jornada de hoy al lugar detallado o más tardar el venidero lunes. De todas formas y por las comunicaciones internas mantenidas, en Buenos Aires y en Tandil están al tanto del reclamo formulado, aunque por estas horas se desconoce lo que se realizará.

Sin respuestas de los jefes,
preocupación de los empleados

La información que se conoció a media mañana de ayer no arrojó respuestas concretas en lo inmediato por parte de los superiores y generó preocupación entre los trabajadores que no saben qué harán hoy o a más tardar el lunes. Cumplir un turno de trabajo sabiendo que no hay un baño para utilizar asusta a los empleados y más teniendo en cuenta que el tema de mudarse de lugar se conoce desde mucho tiempo, aunque no se le prestó la debida atención.

Además de estar todos los principales funcionarios al tanto de lo que acontece en María Ignacia, también se le dio aviso al gremio que nuclea a los trabajadores para saber qué deben hacer ante una situación como la que se presentó.

Quizás en el transcurso de este viernes se pueda conocer si el personal será derivado a otro lugar; si negociarán con Pérez para que habilite el baño por un determinado plazo; si actualizarán el importe de alquiler para mostrar buena voluntad en la negociación o si el dueño del local se plantará y mantendrá lo expresado en la carta documento para de una vez por todas dejar de alquilarle a la Anses. Sin un sanitario disponible, una dependencia pública no puede trabajar y en caso de una mudanza conseguir el lugar adecuado llevará unos días, por lo que nadie conoce si suspenderán o no las actividades que se desarrollan normalmente.

Atención

La oficina de Anses en María Ignacia atiende diariamente alrededor de 35 personas, además de ser punto de contacto en Gardey, Fulton, Azucena y Estación López. A esta tarea se le agrega que hace más de tres años que se realiza el contacto con la gente de Pami, oficiando de correo para los 400 afiliados que hay en la localidad.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario