Jóvenes cumplen con el curso en la industria tecnológica que promueve su inserción laboral

La iniciativa busca fortalecer uno de los aspectos incluidos en el proceso de desarrollo de programas que en la actualidad no cuenta con gran cantidad de representantes, en uno de los sectores con más crecimiento en los últimos años.

El curso, que comenzó en octubre, cerrará los primeros días de enero con una exposición sobre los contenidos incorporados durante los cuatro meses de formación. El encuentro será ante las autoridades del Municipio -estará invitado el intendente Miguel Lunghi-, de la empresa Globant, y de la Cámara de Empresas del Polo Informático de Tandil -Cepit-, promotores del programa.

 

Las bases del curso

 

Minutos antes de comenzar la clase, los estudiantes dialogaron con El Eco de Tandil e intercambiaron puntos de vista respecto al curso, coincidiendo en que representa una “oportunidad laboral” a futuro.

Explicaron que una de las principales aspectos apunta a “comprender los programas”, desde aplicaciones para Facebook hasta programas para proveedores, para avanzar en el testeo, “una de las bases de la programación”.

“Esto nos ayuda a revisar lo que se programa y a buscar los errores. Es un control de calidad”, explicó uno de los jóvenes.

Mientras cursa el último año de secundaria, marcó la importancia de la formación, que brinda “experiencia laboral” pero también abre caminos en la industria y “nos enseña el trabajo en equipo”.

En ese sentido, indicó que “nos dividimos en tres grupos y entre todos nos ayudamos para ir progresando en el aprendizaje de los contenidos”.

 

Modalidad

Por su parte, uno de los docentes a cargo del grupo, Sebastián Siri, se refirió el modo en que se llevan adelante las clases y explicó que tres empresas del sector ubicadas en la ciudad “nos brindaron su software para que los chicos, divididos en tres grupos, lo testearan simulando cómo es el trabajo en una empresa”.

De esta manera, antes de entregar el programa a un eventual cliente, “exigimos al máximo” la aplicación analizada para poder descubrir cuáles son sus errores.

Así, y gracias a ciertas herramientas que brinda el propio software, los jóvenes evalúan la calidad y que cumplan con los requisitos para los cuales fue desarrollado.

El profesional hizo hincapié en los beneficios que genera en el producto final la instancia de testeo de calidad: “No es necesario terminarlo sino que esté funcionando bien”, enfatizó.

Al mismo tiempo destacó la importancia de la capacitación al señalar que es un disparador “para quienes quieran seguir la carrera Ingeniería en Sistemas e incorporar conocimientos en cuatro meses sobre temas básicos”.

Para finalizar, otra de las docentes a cargo, Cecilia Monarca, subrayó que una vez completado el curso, entregarán el currículum de cada uno de los jóvenes a las empresas de la ciudad para que se los tenga en cuenta para futuras pruebas.

Inserción en el mercado laboral

Por su parte, el secretario de Desarrollo Económico Local, Pedro Espondaburu, informó que se trata de la segunda experiencia con chicos seleccionados de la Oficina de Empleo del Municipio, la mayoría de los cuales aún no completó sus estudios secundarios.

El funcionario se mostró muy conformes con la implementación de la propuesta de formación en la industria del software y remarcó que “la idea es que salgan jóvenes preparados para que ocupen la posición de testeo de calidad en el desarrollo de programas para que los tomen las empresas”.

A su turno, el gerente de Globant, empresa líder en la creación de productos de software innovadores para audiencias globales, Mauricio Salvatierra, destacó que se trata uno de los sectores que más crecimiento presenta no sólo a nivel local sino nacional, que es “estable, con mucho trabajo”.

“Existe un déficit de casi 10 mil profesionales” en el mercado argentino de tecnología de la información (IT). Por ello, personas que puedan dedicarse al control de calidad “no necesariamente tiene que tener un profundo conocimiento de la ingeniería del software y se los puede capacitar para trabajar dentro de la industria”.

Para finalizar, y en representación de la Cepit, Javier Pantaleón, expresó su alegría por poder acompañar desde la entidad uno de los proyectos “más lindos”, dado que permite incorporar recursos humanos a la industria en un accionar que redunda en beneficios para los jóvenes, las empresas y la ciudad “por la generación de nuevos puestos de trabajo”.

“Es uno de esos proyectos que nos da orgullo apadrinar y trabajar en conjunto con Globant y el Municipio”, enfatizó el vicepresidente de la cámara.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario