La Asamblea Ciudadana en Defensa de las Sierras solicitó para este año repensar un ordenamiento territorial democrático

Para esto y ante las problemáticas que crecen día tras día, llevarán a cabo distintas actividades durante el año.

A través de un comunicado, la Asamblea Ciudadana recordó que Tandil reúne un legado extraordinario de la naturaleza tales como las sierras, tierra fértil, manantiales, arroyos, acuífero y biodiversidad; los cuales “se dilapidan” con el crecimiento de las  actividades que lo degradan o destruyen.

Durante el último año, se encargaron de resaltar sólo algunos de los hechos más evidentes los cuales fueron la causa principal de esta destrucción tales como la multiplicación de construcciones sobre los faldeos serranos; la intensificación de la extracción en las canteras existentes o el vertido de desechos cloacales e industriales al Langueyú. Por otro lado observaron la inexplicable demora de años en completar los planes de manejo de la zona serrana correspondientes al plan de ordenamiento territorial  y la ley de paisaje protegido, los cuales carece aún de lo atinente a cuencas hídricas y ordenamiento territorial.

Por último, advirtieron sobre la tolerancia a la construcción de hecho en zonas indebidas; el  permiso de hacer algo contra la norma a cambio de un pago; la falta de transparencia en la situación de tenencia de terrenos que deberían ser fiscales y la promoción del propio estado de infraestructura sobre las Sierras.

 

Importantes consecuencias

 

Frente a estos hechos, la Asamblea advirtió que se constituyen amenazas al principal patrimonio tandilense, a la calidad ambiental y a la salud pública, ya que hacen más vulnerable la ciudad a inundaciones debido a cambios en la escorrentía superficial y a la contaminación del agua por afectación de las principales zonas de recargas. 

Además en el comunicado manifestaron que contribuye a la fragmentación y a la desigualdad en tanto para que “unos pocos se den el gusto de vivir sobre las sierras”, se externalizan sobre la ciudad y el conjunto de la población los costos y daños generados por el uso inadecuado del territorio.

Así es que indicaron que construir sobre las sierras no sólo avanza sobre el patrimonio natural y afecta al ambiente sino que además obliga a los ciudadanos a solventar un mayor esfuerzo para llevar los servicios, cuidar caminos, evitar y controlar los incendios en zonas que naturalmente se incendian, y a la larga, a hacerse cargo de los impactos en las cuencas hídricas. Por lo tanto esta forma de administrar el territorio “beneficia a un pequeño grupo ligado a esos negocios a cambio de enormes perjuicios actuales y futuros que recaerán sobre la naturaleza y el conjunto de la población”.

Además “el deficiente manejo ambiental compromete no sólo a las sierras sino que, entre otros problemas, cabe mencionar la construcción desmedida sin tener en cuenta la disponibilidad de servicios; la falta de una política de generación de terrenos en zonas apropiadas; la pésima gestión del saneamiento con la falta de prevención de la contaminación en las áreas de recarga; la sobrecarga de la capacidad instalada en la red de cloacas; el tratamiento inadecuado y el  frecuente vertido de líquidos cloacales por parte del propio Municipio a las aguas del Langueyú; y la impermeabilización de grandes áreas”, se señaló.

 

Metas para el 2015

 

Por todo esto es que desde la Asamblea Ciudadana en defensa de las Sierras de Tandil manifestaron que las metas para este y los próximos años, necesitan enmarcarse en una visión de Tandil que contemple su presente y su futuro. Así es que manifestaron la necesidad para el 2015 de parar definitivamente las construcciones sobre las Sierras.

Advirtieron que urge transformar la gestión que promueve el negocio inmobiliario y la apropiación elitista del territorio y repensar un ordenamiento territorial democrático, que preserve el patrimonio natural y cultural tandilense y que ofrezca condiciones dignas a todos sus habitantes.  “Para que Tandil no deje de ser Tandil y no pierda  sus aspectos más positivos”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario